¿Psiquiatra, psicólogo o coach?

Muchas personas a veces quieren desarrollar ciertas habilidades o quizá quieren desarrollar su potencial o quizá tienen cierto malestar, algo de ansiedad, insomnio, tristeza, desmotivación, inseguridades, etc. En muchos casos que buscan ayuda, me encuentro que no saben si es mejor acudir a un psiquiatra, a un psicólogo o a un coach ya que no saben bien en qué se diferencian y, por lo tanto, no saben cuál de ellos podría ayudarle mejor en cada situación en su caso en particular. Para aclarar algunas dudas al respecto he realizado este post. El post se divide en 3 partes dado que contiene bastante información:

1- Qué es la Psicología y qué es coaching

2- Cuándo ir a un psiquiatra, a un psicólogo y/o a un coach

3- Estudios necesarios para trabajar como psiquiatra, como psicólogo y como coach

4- Tabla resúmen con las principales diferencias entre un psiquiatra, un psicólogo y un coach.

10346382_10152408047078427_6219925336914046093_n

1- ¿QUÉ ES PSICOLOGÍA Y QUÉ ES COACHING?

¿QUÉ ES PSICOLOGÍA?

La Psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales, emociones y conductas del ser humano analizando una serie de síntomas y definiendo como “x” patología (enfermedad) el cumplimiento de ciertos síntomas durante cierto período de tiempo. Una vez identificada una (o varias) patología/s, se ha demostrado que existen diferentes terapias útiles y eficaces para tratarla/s y mejorar la calidad de vida de la persona.
La psicología, a pesar de poner el foco en los síntomas y poder diagnosticar una (o varias) patología/s, va avanzando y cada vez más, (sobretodo la psicología positiva) presta atención al potencial de la persona, no tanto en los problemas.
El Psicólogo es un experto que diagnostica a partir de una serie de síntomas. Una vez realizado el diagnóstico sigue la terapia más adecuada para la patología detectada y la persona en particular, se centra en el estudio y la solución de los problemas a través de diferentes métodos terapéuticos.

¿QUE ES COACHING?

El Coaching es una metodología basada en la realización de preguntas poderosas por parte del coach en el momento y lugar adecuado, de la manera precisa, a partir de la información (verbal y no verbal) obtenida, para que llegues a tu interior de manera óptima y consigas desarrollar tus talentos, las respuestas están dentro de ti. A través de esta metodología desarrollarás profesional y personalmente tu máximo potencial y conseguirás una profunda transformación, generando cambios de perspectiva y aumentando tu compromiso y responsabilidad llevándote a la concienciación, decisión y acción, lo que conlleva mejores resultados en los objetivos que te propongas.
Es un proceso creativo y estimulante que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales. Pasas de ser víctima a ser protagonista para liderar tu vida, tomando decisiones y llevando a cabo acciones que dejan atrás el “intentar” y dan la bienvenida al “hacer” gracias a esa fuerza que llevas dentro y todavía está por descubrir.
Un coach no aconseja, no te dice su opinión, no te hace de mentor ni de consultor (incluye conocimientos de varias áreas pero no es ninguna de ellas) sino que te acompaña en tu proceso de cambio realizando preguntas estimulantes que te ayudarán a encontrar los recursos que tienes dentro para que desarrolles tu potencial, él no te dirá las respuestas a esas preguntas porque en ese caso no tendría el mismo efecto en ti. Va de presente a futuro. El coach sacará tu potencial para que definas y consigas tus propios objetivos obteniendo los resultados que buscas. Puede ser que escuches diferentes tipos de coaching (coaching life, executive, deportivo, etc.), lo que varía entre un tipo de coaching y otro son el tipo de objetivos, serán de una área u otra, y para llegar a esos objetivos, será más fácil recorrer un camino u otro dependiendo del área (y objetivo) en cuestión.
El concepto de coaching está bastante distorsionado hoy en día, se utiliza la palabra “coaching” con mucha facilidad hoy en día porque muchos creen que “vende”, pero algo no vende si no es real, toda mentira acaba cayendo por su propio peso, la honestidad y la coherencia son claves para el éxito. Si tú aconsejas (en cualquier área, personal, financiera, marketing, legal…), si le dices lo que debería o no debería hacer a tu cliente en base a tus conocimientos… ¡eso no es coaching puro! Puedes llamarle asesoría, mentoring, incluso consultoría.. pero no coaching puro.

2- ¿CUÁNDO IR A UN PSIQUIATRA, A UN PSICÓLOGO O A UN COACH?

– Un psiquiatra puede medicar y realizar terapia psicológica.
– Un psicólogo puede realizar terapia psicológica. No puede medicar.
– Un coach puede guiar, pero no aconsejar. No puede medicar.

Si los síntomas que tienes te impiden realizar con normalidad tu vida cotidiana, es recomendable ir a un psicólogo o psiquiatra (si los síntomas son muy intensos probablemente te recomendarán ir a un psiquiatra para que te pueda recetar medicación, al menos inicialmente hasta que obtengas resultados estables a través de la terapia psicológica). Puede que éstos te recomienden adicionalmente ir a un coach para potenciar otros aspectos. No obstante, si tu vida cotidiana la puedes desarrollar con normalidad y quieres desarrollar tu potencial, entonces la mejor opción es ir a un coach.

Generalmente, si son profesionales éticos con valores, se referenciarán entre ellos. Si un psicólogo ve que un psiquiatra te puede ayudar, te lo dirá, si un coach ve que un psicólogo te puede ayudar, te lo dirá, etc. El hecho de ir al psiquiatra te lo puede recomendar un psicólogo mismo o viceversa (el psiquiatra, si te receta medicación y no te hace él mismo terapia psicológica, probablemente te recomiende complementar sus sesiones con un tratamiento psicológico con algún psicólogo). La medicación suele ser para disminuir la intensidad algunos síntomas que impiden avanzar con la terapia psicológica, pero el cambio real y duradero se realizará a través de la terapia, con tiempo y trabajo.

¿Cuándo ir a un psiquiatra?
Cuando tienes síntomas que te impiden realizar tu vida cotidiana con normalidad (por ejemplo, sientes que a veces no puedes levantarte de la cama debido a una intensa tristeza que te invade, sientes que no puedes disfrutar debido a un alto nivel de ansiedad o pensamientos obsesivos y eso quizá te lleva ciertos conflictos sociales, ha fallecido un familiar hace un tiempo y estás anclado todavía en el dolor de la pérdida, insmonio, falta de autocontrol que conlleva consecuencias, etc.). El psiquiatra valorará y decidirá si es necesaria medicación para controlar la intensidad de los síntomas.

 

984175_10152571320003427_2742984228486821187_n

¿Cuándo ir a un psicólogo?
Un tratamiento psiquiátrico suele ir acompañado de un proceso de terapia psicológica, puede que esta terapia te la haga el mismo psiquiatra o puede ser que te la haga otra persona (un psicólogo). Por lo tanto, a un psicólogo irás en los mismos casos a los que vayas a un psiquiatra (cuando los síntomas que tengas te impidan realizar tu vida cotidiana con normalidad) pero teniendo en cuenta que el psicólogo no podrá medicarte, en caso de necesitar medicación para controlar los síntomas, deberás acudir siempre a un psiquiatra.

1972310_10152717625083427_7109193348157786747_n

¿Cuándo ir a un coach?
Cuando tu vida cotidiana la puedes desarrollar con normalidad y quieres desarrollar tu potencial. Para buscar el propósito de tu vida, misión y visión personal y/o profesional, si sientes que no tienes claro a qué dedicarte, si quieres desarrollar habilidades, gestionar cambios, desarrollar tu potencial, tener paz, tranquilidad, optimizar el tiempo y tus recursos, reducir el estrés, más autoestima y seguridad, mejorar tu comunicación, gestionar conflictos, descubrir lo mejor de ti, aumentar la motivación, establecer un plan de acción, aumentar el éxito y el bienestar.

10363809_10152638157028427_7175075542291515094_n

El trabajo de un psiquiatra, un psicólogo y un coach son complementarios.

Cada vez hay más psiquiatras y psicólogos que utilizan técnicas de coaching, y los coaches se nutren de conocimientos de Psicología, pero no es lo mismo la Psicología que el Coaching. Sea la que sea la opción que decidas para tu caso en partiular, asegúrate que “conectas” con los profesionales con los que tratas, que te ayuden a conseguir los resultados que buscas y que tengan VALORES.

En BEVALUE utilizamos el coaching desde un enfoque integral  en el que englobamos parte de varias disciplinas como son la psicología, consultoría, PNL (Programación neurolingüística), meditación, técnicas de negociación, entre otras. Todo ello te ayuda a tomar conciencia de cómo actúas, piensas y sientes y es, al ser consciente, cuando tienes la opción de cambiar, ese es el momento en el que puedes decidir si liderar tu propia vida y dirigir el rumbo de ésta. Tratando temas como tus valores, creencias, roles y propósitos podrás tomar decisiones estratégicas en tu vida y llevar a cabo acciones específicas que te provoquen increíbles cambios, tanto en tu interior como en tu entorno.

No es ni mejor ni peor la psicología o el coaching, podréis leer y escuchar todo tipo de opiniones, dependerá de muchos factores subjetivos de la persona que os lo explique. El hecho es que tú debes coger lo que a ti te vaya bien y punto, ve a por lo que tú quieres, coge lo que a ti te sirva. A otros les servirá la meditación, el yoga, el mind-funless, PNL, una mezcla de todo o ninguna de estas cosas… vive tu vida y sé feliz, ¡hoy estás vivo!

Eres valor… ¡descúbrelo, descúbrete! ¡Deja de sobrevivir y empieza a vivir!

Piensa, siente, decide y actúa… ¡lidera tu vida!

14199_4788887649909_1386112658_n

3- FORMACIÓN REQUERIDA PARA EJERCER EN CADA GRUPO DE LOS PROFESIONALES MENCIONADOS:

Psiquiatra: Grado (licenciatura) en medicina + especialidad en psiquiatría= Mínimo de 10 años de estudio

Psicólogo: Grado (licenciatura) en Psicología + Master= Mínimo 5 años de estudio. Posteriormente se suelen cursar más posgrados y/o Masters para especializarse en: segmentos de población (adultos, adolescentes o niños), tipos de trastorno (trastorno límite de la personalidad, trastornos alimentarios, etc.) y de corrientes psicológicas (cognitiva, psicoanalítica, conductual, humanista, gestalt, etc.).
Coach: Actualmente no está muy regulado, todavía nos queda camino. La formación de la mayoría de personas que se hacen llamar “coaches” puede ser desde un curso de unas horas, hasta un curso- Master de 2 años. A fecha de hoy, 17 de octubre de 2014, hay algunos organismos, como la ICF (International Coach Federation) u otros que lo intentan regular poniendo una serie de requisitos para poder ejercer bajo su marca y hay centros que forman muy bien para que ejerzas como un excelente coach como son OlaCoach, Augere y otros.

4- TABLA RESÚMEN CON LAS DIFERENCIAS ENTRE PSICOLOGÍA Y COACHING (el psiquiatra puede realizar lo mismo que un psicólogo y, además, puede medicar)

PSICOLOGÍACOACHING
Puede aconsejarNo puede aconsejar
Puede analizar el pasado (dependerá de la corriente psicológica)Va de presente a futuro
No tiene por qué trabajar con objetivosTrabaja con objetivos
No tiene por qué pasar del pensamiento a la acciónPasa del pensamiento a la acción
Enfocado a la detección de los síntomas negativos y a realizar terapias que los disminuyan para mejorar la calidad de vida de las personasEnfocado a soluciones y desarrollo del potencial
Depende de la corriente psicológica utiliza una metodología u otra:Psicoanálisis: Análisis del pasado para entender el presente (hacer consciente lo inconsciente, buena metodología pero requiere mucho tiempo y los humanos lo tenemos limitado)

Cognitivo: Foco en el pensamiento (al cambiar el pensamiento, cambian las emociones y la conducta)

Conductual: Foco en la conducta (al cambiar la conducta, cambian los pensamientos y las emociones)

Etc.

La metodología se basa en la realización de preguntas poderosas tratando pensamiento, emoción y conducta así como valores, creencias, roles… para despertar conciencia y que así la persona “tome las riendas de su vida” pasando a la decisión y acción, obteniendo los resultados que busca
No tienen por qué haber compromisos en cada sesión ni ser mediblesCompromiso del coach con el cliente en cada sesión, acciones concretas y medibles

Os dejo un link donde podréis leer la experiencia personal tras una sesión de coaching de Rocío Cerezo, estudiante de Psicología  que asistió a una sesión de “Coaching” para ver en qué consistía esta metodología y ver qué diferencias tiene con la psicología. (Indicar que su experiencia personal ha sido en Alemania, Munich):

http://elmonodeharlow.blogspot.com/2014/11/coaching.html

María Gilabert Hernando

8 comentarios sobre “¿Psiquiatra, psicólogo o coach?

  1. Interesante post María!

    Por aportar reflexiones sobre un tema que está candente a día de hoy, que alimenta el debate lo cual nos permite dar luz donde no la hay y seguir aprendiendo.

    Sin embargo, es una lástima que viniendo de ti, formada en Psicología y en una rama que no tiene nada que ver con la clínica, hayas reducido toda la Psicología y su campo de acción a la psicología clínica y la psicoterapia. Sobre todo porque además de incompleta y simplista, es una visión ampliamente difundida entre la sociedad y que por sesgada ayuda a mantener unos estereotipos sobre la profesión, que poco le aportan: “el psicólogo solo vale para tratar trastornos emocionales”. Para una aclaración, solo hay que visitar la web de la APA, Asociación de Psicología Americana, la mayor sociedad científica del mundo, con 58 divisones que reflejan distitos campos de la Psicología, y entre los cuales solo 9 ó 10 tienen caracter clínico o psicoterapeútico.

    Ciertamente la Psicología es ciencia, mientras que coaching solo es método, es decir herramientas (que por cierto muchas, herramientas y teorías, provienen de distintos campos de la Psicología).

    Herramientas que distintos profesionales de esta, incluidos los de RRHH (también los psicoterapeutas y clínicos, los psicólogos educativos, deportivos, mediadores, counselors, de familia, psicología del problem-solving, etc.), utilizan en su hacer.

    Asimismo, la visión que ayudas a mantener sobre la actualidad de la psicología clínica o psicoterapeútica que no de la PSICOLOGIA, es más el reflejo de décadas pasadas que no de la realidad actual como bien sabemos los que también trabajamos en este ámbito. Ya que la impronta de las corrientes humanistas primero, pasando por las conitivo-conductuales y constructivistas después, han llevado la práctica psicoterapeútica a un nivel de eficacia y eficiencia que nunca antes hubo. Y esto sobre todo porque las teorías y metodologías se han depurado tanto (desde la investigación y evidencias aportadas) que a día de hoy, la gran mayoría de abordajes psicoterapeuticos exitosos se basan precisamente en lo que no señalas, y por tanto parece que no existe o no importa. A saber:
    – Los enfoques más utilizados y exitosos están centrados en el presente, y hacia el futuro (ejemplos? la prevención de recaidas, psicología del cambio, establecimiento de metas en el desarrollo personal, pautas guiadas de aproximación sucesiva, cualquier procedimiento de condicionamiento, técnicas de visualización o progresión, etc)

    – Los enfoques más utilizados y exitosos se fundamentan en objetivos, incluso existe un modelo (cuyas herramientas se usan masivamente en coaching) centrado en soluciones, De shazer). Por cierto este tiene ya unas décadas.

    – Los enfoques más utilizados y exitosos tienen su foco, en la persona y su entorno. Y van del pensamiento a la emoción y por supuesto la acción o conducta, sin dejar de lado el sistema en el que se desenvuelve la persona.

    – ¿No tiene porqué haber compromisos en cada sesión ni ser medibles? Uff!!. Pero si la escuela conductual y luego la cognitiva, han hecho de la medición un arte, con sus innumerables, test, registros, inventarios, analisis funcionales que muestran una linea base de la que se parte y se trabaja para superar. Y se establece un contrato llamado conductual (escrito o verbal) donde se esbozan los objetivos y aportaciones de las distintas partes, la metodología y sesiones a emplear…

    En fin, creo que es un error separar el coaching de la psicología como si fuesen cuestiones distintas, cuando lo cierto es que uno se alimenta de la otra y su práctica (el coahing) es realizada de forma masiva por los profesionales de distintos ámbitos de la Psicología.

    Si me inclino por diferenciar al coach del coach con formación psicológica, como garante esta última de una mayor perspectiva sobre el ser humano y su psicología, más allá de que luego uno sea habilidoso o torpe trabajando.

    Gracias por la atención.

    • psicologiafeliz dice:

      ¡Buenos días Bruno!

      Estoy totalmente de acuerdo en que es una visión muy reducida de lo que es la Psicología (la Psicología es cierto que abarca muchas más áreas que la clínica). En el artículo me he centrado en enfocar las principales diferencias entre la Psicología y el Coaching (muchas cosas las tienen en común, como algunos de los matices que mencionas y me he limitado a nombrar sólo las diferencias, y aún así ha quedado un artículo bastante largo…). Resumir 3 disciplinas en un artículo es complejo, es cierto que faltan muchos detalles.

      No obstante, te animo a que escribas un artículo para Psicología Feliz explicando los matices que comentas dentro de la Psicología para dar una visión más real y amplia de nuestra ciencia, me parecen matices muy interesantes y ciertos los que explicas en tu comentario y sería muy interesante que la gente también lo supiera! 🙂 ¿Qué te parece? Juntos, ¡sumamos!

      ¡Muchísimas gracias! ¡Feliz viernes!

  2. El visitante dice:

    Ha fascinado el cuadro comparativo se percibe la diferencia entre cada rama. Especifica con claridad el propósito de ambas para una evaluación interesante.

    En coaching puede ser útil en complemento para un estilo de vida apto para algunos, saludos y buen día.

  3. Hola!! Después de leer este post, no he podido resistirme a escribir un comentario. Creo, como psicóloga, que haces una descripción bastante reducida y simple sobre la psicología aunque entiendo que al escribir un post, es necesario ser breve (a mi también me pasa…).

    Sin poner en duda tus conocimientos, me gustaría aportar dos matices:
    En la práctica psicológica sí se trabaja con objetivos, llamados normalmente objetivos terapéuticos, por los cuales la terapia y el paciente avanzan.También existe un compromiso, más bien implícito (aunque puede ser escrito), pero existente ya que el paciente está comprometido a mejorar y colaborar en su propio proceso de cambio.

    Por otro lado, la psicología en general no tiene como única finalidad identificar los síntomas negativos (y cuando es así siempre se enfoca la terapia hacia la búsqueda de soluciones y la gradual mejora del paciente), sino que también se ocupa de otros aspectos positivos como el desarrollo personal.

    Me gustaría decir también que no es posible, desde mi punto de vista, comparar objetivamente la psicología con el coaching, puesto que la primera es una ciencia y la segunda una metodología.

    Si no me equivoco, en el primer comentario ya se han tratado estos temas así que siento que se vuelvan a repetir, pero creo que algunos aspectos que expones no son del todo correctos ni acordes con la práctica psicológica actual.

    Aprovecho para invitaros a visitar mi blog sobre Psicología 🙂
    No me entretengo más un saludo y ¡feliz lunes!

    • psicologiafeliz dice:

      Buenos días!!

      Muchas gracias por tus aportaciones, son totalmente ciertas y estoy de acuerdo contigo. En este post simplemente he querido, de la manera más simple, sencilla y directa que he sabido, diferenciar “palabras” que me encuentro que habitualmente confunden a las personas: coach, psicólogo y psiquiatra, pues la gente escucha las palabras y no entran tan al detalle como los que estamos en el área o las personas que ya han pasado por algún profesional del áreas. Bajo mi punto de vista, he considerado importante marcar unas principales diferencias, evidentemente, podríamos escribir muchísimos libros sobre cada una de las 3 áreas y subdividirlas en muchas subáreas (ya está hecho y se seguirá haciendo, pues afortunadamente, vamos evolucionando)

      Muchísimas gracias por tu comentario, como te he comentado, estoy totalmente de acuerdo. La psicología ha avanzado mucho! 🙂 Gracias por compartir también tu blog, es muy interesante! 🙂

      Un abrazo y feliz sábado!

  4. Germán Peralta dice:

    Buenos días, A los comentarios de los psicólogos anteriores me sumo y agrego una diferencia que me parece FUNDAMENTAL: un psiquiatra NO puede ejercer la psicoterapia, salvo que haya cursado los 5 años correspondientes a la licenciatura. Yo diría que es prácticamente imposible que un psiquiatra haga psicoterapia sin ser psicólogo y que no cometa iatrogenia. En la práctica creen poder hacerlo y creen que lo hacen y de hecho suelen hacer un gran daño a los pacientes que en su estado de vulnerabilidad no pueden discernir un campo de otro.
    Otra cosa que no me parece acertada es el tema del “consejo”. Una buena psicoterapia busca ya sea mediante el insight de los psicoanalistas, ya sea mediante el darse cuenta de los gestálticos o bien mediante señalamientos y técnicas específicas, ayudar al paciente en su proceso. Pero de ahi a llamar intervenciones espcíficas como “consejos” me parece un poco light. Hay muchos psicólogos que se sientan cómodamente en su rol y hacen iatrogenia con sus consejos, pero eso no es psicología.
    Las intervenciones corporales del coaching, si bien se están popularizando cada vez más, tampoco son demasiado confiables y hay que tener cuidado. He recibido a más de un paciente desbordado por una “silla vacía” realizada en una sesión de coaching. Para realizar una silla vacía gestáltica se requieren 8 años de estudio de los cuales 3 por lo menos deben ser vivenciales.
    Concuerdo en que la temática si bien busca esclarecer, aporta más confusión que lineas claras, por supuesto para favorecer un trabajo serio y responsable.
    Gracias

    • psicologiafeliz dice:

      ¡Muchas gracias por tus aportaciones! ¡Entre todos seguro que hacemos más acertado el post y reunimos más conocimientos! Como ves, hay diferentes fuentes de información y puntos de vista pero, en mi opinión, juntos… ¡sumamos! 🙂 ¡Un abrazo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *