7 hábitos para la felicidad según la Ciencia

¿Alguna vez sientes que siempre está luchando por algo, como acabar un proyecto, que llegue tal o cual evento… sin acabar de disfrutar en el momento en que llega? A menudo nos centramos en mantener la felicidad orientados hacia objetivos. Pensamos que lograremos la alegría después de completar algo, en lugar de encontrarla en el viaje en sí. Esta mentalidad no suele ser exitosa en situaciones de la vida real, según Emma Seppala, profesora e investigadora de la Universidad de Stanford. 

7 hábitos para la felicidad según la Ciencia

Sigue leyendo para conocer las siete formas respaldadas por la ciencia de Seppala para redescubrir la alegría y crecer aún más exitosamente.

1. Vive en cada momento

No te estreses pensando en las cosas que tienes que hacer más adelante. Simplemente concéntrate en lo que estás haciendo en cada momento: trabajar, pasear, ducharte, conversar…  Esto ayuda a ser más efectivos y también a abordar con más inteligencia, serenidad y felicidad los problemas, conflictos y dificultades.

2. Practica la resiliencia

Los momentos más espantosos no son cuando estamos abrumados o estresados, sino cuando estamos mal y no conseguimos recuperarnos de ese estado. Enseña a tu cerebro a recuperarse lo más rápido posible de situaciones extenuantes.

3. Trátate bien

¿Cómo tratas a tus amigos, compañeros de trabajo, conciudadanos? También tú tienes que tratarte bien a ti mismo. La forma en que tratamos a nuestros propios cuerpos refleja cómo queremos que otros nos vean. En cuanto a nuestros propios fracasos o defectos, podemos aplicar compasión en lugar de ira, y es más probable que nos recuperemos antes de los problemas.

4. Administra tu energía

Somos capaces de gestionar el dinero y el tiempo, pero a veces olvidamos que nuestra energía también necesita ser administrada. No nos preocupemos tanto por cosas que finalmente no importarán a largo plazo. En su lugar, mejor mantener los pensamientos solo para las cosas más importantes. Perder nuestra energía mental en personas o pensamientos sin importancia o incluso dañinos para nuestro bienestar no vale la pena. Después faltan energías para nuestras metas y sueños, en pro de nuestra felicidad.

5. Sal a la aventura fuera de tu zona de confort

Jugar con seguridad es más fácil, pero no es la mejor manera de crecer. Se supone que nuestro cerebro debe desarrollar nuevas habilidades, así es como uno aprende a adaptarse y como evoluciona. No hay forma de aprender si no se desaprende, si no se prueban cosas nuevas. Fuera de la zona de confort hay evolución, crecimiento y felicidad.

6. No hagas nada

Hay veces en que es positivo no hacer nada en concreto, no estar siempre obsesionados por avanzar. Nada en exceso es bueno, por eso vale la pena saber descansar, desconectar, disfrutar de pequeños placeres cotidianos, aprender a entretenerse, dejar la mente en blanco, meditar…

7. Muestra empatía hacia los demás

Validar las opiniones y sentimientos de los demás te permite establecer conexiones valiosas. No subestimes el poder de la empatía ni de la simpatía. Permite generar lazos de confianza entre personas y también en el ámbito profesional. Como resultado, repercute en la felicidad personal, en la satisfacción y en el sentimiento de pertenencia.

¿Quieres ser más feliz? Escribe qué te gustaría conseguir y te enviaremos información.

¿Dónde está el amor?

He descubierto que mi esencia siempre está conmigo, me caigo y me levanto tantas veces como deseo arriesgar, como deseo vivir, crecer y sentir.  He descubierto que tengo el poder de levantarme cada día y construir aquello que sueño, sueño mi vida y vivo mi sueño mientras camino en la dirección elegida. He aprendido que las emociones son pasajeras, que ellas no soy yo, que después de la tormenta siempre llega la calma y que ahí estoy yo, tras la tormenta, junto a la calma, serena y llena de paz, pura luz, pura vida, pura María.

533624_10153043275140302_1064679287_n-1

He aprendido a no esconderme en tus ilusiones ni a cegarme con tus palabras, a no responsabilizarte de mi ceguera sino a abrir los ojos y coger las riendas de mi vida, yo decido qué creer y qué sentir, porque soy yo el valor de mi vida, no tú, el valor está en mí, no en ti. El amor no está fuera sino que lo llevo conmigo y puedo amar tantas veces como quiera y tantos momentos como existan. He aprendido que yo seré quién quiera ser, que ahí arriba hay alguien que me ama y me cuida y que ese alguien no está sólo allá arriba, sino que está en mí, está en ti y está en todas partes, pues es amor, y el amor está en la mirada de quién sabe verlo, quién sabe creer en lo increíble y ver lo invisible, sentir la magia de vivir, el don de existir y apreciar cada caricia que le regala este maravilloso mundo.

11050869_10155407588675302_1505899825209743586_n

He aprendido que la marea existe, que hay olas que surfear, que a veces subes y a veces bajas, que lo único constante en esta vida es el cambio y que junto a su constante inconstancia crezco, y al crecer siento, siento que tengo sentido, que mi vida sin sentido se resentiría y que ese sentido que tiene mi vida es el que yo siento, el que yo quiero, el que yo elijo, el que yo construyo.

14

He aprendido a construirme y reconstruirme, tantas veces como sea necesario, tantas veces como quiera. He aprendido que la aprobación de los demás está de más, pues si yo me apruebo no hay prueba que deban validar. Que es mejor estar sola que mal acompañada y que la soledad no es lo mismo que la solitud, pues puedo estar sola rodeada de gente si no sé estar en mí, en cambio con la solitud por muy sola que parezca estar nunca sentiré soledad, pues estaré siempre conmigo.

216668_10151313852916021_1269177608_n

He aprendido a no culpar a los demás de mis emociones negativas, de mi rabia o mi dolor, sino a responsabilizarme, a ser consecuente y a tomar medidas, a saber cuando y cuanto arriesgo, a aprender de los errores, a abrir los ojos y enfrentar el miedo de frente, pues cuando le doy la cara se desvanece como si un hielo se evaporara al darle la luz del sol. He aprendido que la paciencia es la madre de la ciencia, pues todo llega, todo pasa y todo cambia, y lo único que existe es este momento, el pasado y el futuro sólo están en mi mente. A creer en mí y que, tanto si creo que puedo como si creo que no puedo, tendré razón, pues yo construyo mi realidad.

1234048_10153148437175302_417653583_n - copia

Sé que la creatividad es potencialidad y puedo crear y creer en lo que yo quiera.

He aprendido a estar sin ti porque he aprendido a estar conmigo, así que sí, ya no te necesito… si estamos juntos no será porque nos necesitemos sino porque nos queremos y juntos… ¡sumemos!

11150943_10153222043224158_7522091593300435330_n

 

El día de mi muerte

Cuando yo no esté… ¡estaré!

Quiero que recordéis mi sonrisa, mi profunda mirada, mis carcajadas, el valor de mis abrazos, mis caricias, mi ilusión, mi motivación, superación, soporte, sensibilidad, compasión, comprensión, capacidad de creación… quiero que me recordéis a mí, el valor que fui en vida, esa vida que me regalaron sin pedirla y aprendí a agradecer cada día. Quiero que queden los proyectos que construyo día a día, que continúen, que sigan vivos cuando yo no esté. La energía no tiene inicio ni final, se transforma. Cuando yo no esté, seré esa energía transformada que brillará en mis proyectos, seré luz, seré brillo, seré la luz de tu camino. Cuando yo no esté… mirarás las estrellas y sabrás que estoy y que he estado siempre. Cuando yo no esté, sentirás que fui un instrumento del universo, una herramienta de él, simplemente me dejé llevar, me dejé guiar por él, fui energía que pasó en un momento de la historia y se transformó en otro tipo de energía, cada vez mejor, cada vez mayor. Pasa el tiempo para nosotros y el universo sigue ahí, con la energía sin crearse ni destruirse, simplemente, transformándose. Ella está, siempre.

Para que cuando yo no esté me recuerdes y sientas como quiero, tengo que vivir, pensar, sentir, decidir y actuar HOY. VIVIR hoy, ahora. Hoy estás vivo, si mañana no estoy… estaré en esa luz porque HOY me dejaré la piel para que esa energía construya un mañana sin mí.

¿por qué temer a la muerte si es parte natural de la existencia? ¡Acéptalo y aprovecha tu vida!

IMG_20130814_163352

María Gilabert Hernando

¿Psiquiatra, psicólogo o coach?

Muchas personas a veces quieren desarrollar ciertas habilidades o quizá quieren desarrollar su potencial o quizá tienen cierto malestar, algo de ansiedad, insomnio, tristeza, desmotivación, inseguridades, etc. En muchos casos que buscan ayuda, me encuentro que no saben si es mejor acudir a un psiquiatra, a un psicólogo o a un coach ya que no saben bien en qué se diferencian y, por lo tanto, no saben cuál de ellos podría ayudarle mejor en cada situación en su caso en particular. Para aclarar algunas dudas al respecto he realizado este post. El post se divide en 3 partes dado que contiene bastante información:

1- Qué es la Psicología y qué es coaching

2- Cuándo ir a un psiquiatra, a un psicólogo y/o a un coach

3- Estudios necesarios para trabajar como psiquiatra, como psicólogo y como coach

4- Tabla resúmen con las principales diferencias entre un psiquiatra, un psicólogo y un coach.

10346382_10152408047078427_6219925336914046093_n

1- ¿QUÉ ES PSICOLOGÍA Y QUÉ ES COACHING?

¿QUÉ ES PSICOLOGÍA?

La Psicología es la ciencia que estudia los procesos mentales, emociones y conductas del ser humano analizando una serie de síntomas y definiendo como “x” patología (enfermedad) el cumplimiento de ciertos síntomas durante cierto período de tiempo. Una vez identificada una (o varias) patología/s, se ha demostrado que existen diferentes terapias útiles y eficaces para tratarla/s y mejorar la calidad de vida de la persona.
La psicología, a pesar de poner el foco en los síntomas y poder diagnosticar una (o varias) patología/s, va avanzando y cada vez más, (sobretodo la psicología positiva) presta atención al potencial de la persona, no tanto en los problemas.
El Psicólogo es un experto que diagnostica a partir de una serie de síntomas. Una vez realizado el diagnóstico sigue la terapia más adecuada para la patología detectada y la persona en particular, se centra en el estudio y la solución de los problemas a través de diferentes métodos terapéuticos.

¿QUE ES COACHING?

El Coaching es una metodología basada en la realización de preguntas poderosas por parte del coach en el momento y lugar adecuado, de la manera precisa, a partir de la información (verbal y no verbal) obtenida, para que llegues a tu interior de manera óptima y consigas desarrollar tus talentos, las respuestas están dentro de ti. A través de esta metodología desarrollarás profesional y personalmente tu máximo potencial y conseguirás una profunda transformación, generando cambios de perspectiva y aumentando tu compromiso y responsabilidad llevándote a la concienciación, decisión y acción, lo que conlleva mejores resultados en los objetivos que te propongas.
Es un proceso creativo y estimulante que facilita el aprendizaje y promueve cambios cognitivos, emocionales y conductuales. Pasas de ser víctima a ser protagonista para liderar tu vida, tomando decisiones y llevando a cabo acciones que dejan atrás el “intentar” y dan la bienvenida al “hacer” gracias a esa fuerza que llevas dentro y todavía está por descubrir.
Un coach no aconseja, no te dice su opinión, no te hace de mentor ni de consultor (incluye conocimientos de varias áreas pero no es ninguna de ellas) sino que te acompaña en tu proceso de cambio realizando preguntas estimulantes que te ayudarán a encontrar los recursos que tienes dentro para que desarrolles tu potencial, él no te dirá las respuestas a esas preguntas porque en ese caso no tendría el mismo efecto en ti. Va de presente a futuro. El coach sacará tu potencial para que definas y consigas tus propios objetivos obteniendo los resultados que buscas. Puede ser que escuches diferentes tipos de coaching (coaching life, executive, deportivo, etc.), lo que varía entre un tipo de coaching y otro son el tipo de objetivos, serán de una área u otra, y para llegar a esos objetivos, será más fácil recorrer un camino u otro dependiendo del área (y objetivo) en cuestión.
El concepto de coaching está bastante distorsionado hoy en día, se utiliza la palabra “coaching” con mucha facilidad hoy en día porque muchos creen que “vende”, pero algo no vende si no es real, toda mentira acaba cayendo por su propio peso, la honestidad y la coherencia son claves para el éxito. Si tú aconsejas (en cualquier área, personal, financiera, marketing, legal…), si le dices lo que debería o no debería hacer a tu cliente en base a tus conocimientos… ¡eso no es coaching puro! Puedes llamarle asesoría, mentoring, incluso consultoría.. pero no coaching puro.

2- ¿CUÁNDO IR A UN PSIQUIATRA, A UN PSICÓLOGO O A UN COACH?

– Un psiquiatra puede medicar y realizar terapia psicológica.
– Un psicólogo puede realizar terapia psicológica. No puede medicar.
– Un coach puede guiar, pero no aconsejar. No puede medicar.

Si los síntomas que tienes te impiden realizar con normalidad tu vida cotidiana, es recomendable ir a un psicólogo o psiquiatra (si los síntomas son muy intensos probablemente te recomendarán ir a un psiquiatra para que te pueda recetar medicación, al menos inicialmente hasta que obtengas resultados estables a través de la terapia psicológica). Puede que éstos te recomienden adicionalmente ir a un coach para potenciar otros aspectos. No obstante, si tu vida cotidiana la puedes desarrollar con normalidad y quieres desarrollar tu potencial, entonces la mejor opción es ir a un coach.

Generalmente, si son profesionales éticos con valores, se referenciarán entre ellos. Si un psicólogo ve que un psiquiatra te puede ayudar, te lo dirá, si un coach ve que un psicólogo te puede ayudar, te lo dirá, etc. El hecho de ir al psiquiatra te lo puede recomendar un psicólogo mismo o viceversa (el psiquiatra, si te receta medicación y no te hace él mismo terapia psicológica, probablemente te recomiende complementar sus sesiones con un tratamiento psicológico con algún psicólogo). La medicación suele ser para disminuir la intensidad algunos síntomas que impiden avanzar con la terapia psicológica, pero el cambio real y duradero se realizará a través de la terapia, con tiempo y trabajo.

¿Cuándo ir a un psiquiatra?
Cuando tienes síntomas que te impiden realizar tu vida cotidiana con normalidad (por ejemplo, sientes que a veces no puedes levantarte de la cama debido a una intensa tristeza que te invade, sientes que no puedes disfrutar debido a un alto nivel de ansiedad o pensamientos obsesivos y eso quizá te lleva ciertos conflictos sociales, ha fallecido un familiar hace un tiempo y estás anclado todavía en el dolor de la pérdida, insmonio, falta de autocontrol que conlleva consecuencias, etc.). El psiquiatra valorará y decidirá si es necesaria medicación para controlar la intensidad de los síntomas.

 

984175_10152571320003427_2742984228486821187_n

¿Cuándo ir a un psicólogo?
Un tratamiento psiquiátrico suele ir acompañado de un proceso de terapia psicológica, puede que esta terapia te la haga el mismo psiquiatra o puede ser que te la haga otra persona (un psicólogo). Por lo tanto, a un psicólogo irás en los mismos casos a los que vayas a un psiquiatra (cuando los síntomas que tengas te impidan realizar tu vida cotidiana con normalidad) pero teniendo en cuenta que el psicólogo no podrá medicarte, en caso de necesitar medicación para controlar los síntomas, deberás acudir siempre a un psiquiatra.

1972310_10152717625083427_7109193348157786747_n

¿Cuándo ir a un coach?
Cuando tu vida cotidiana la puedes desarrollar con normalidad y quieres desarrollar tu potencial. Para buscar el propósito de tu vida, misión y visión personal y/o profesional, si sientes que no tienes claro a qué dedicarte, si quieres desarrollar habilidades, gestionar cambios, desarrollar tu potencial, tener paz, tranquilidad, optimizar el tiempo y tus recursos, reducir el estrés, más autoestima y seguridad, mejorar tu comunicación, gestionar conflictos, descubrir lo mejor de ti, aumentar la motivación, establecer un plan de acción, aumentar el éxito y el bienestar.

10363809_10152638157028427_7175075542291515094_n

El trabajo de un psiquiatra, un psicólogo y un coach son complementarios.

Cada vez hay más psiquiatras y psicólogos que utilizan técnicas de coaching, y los coaches se nutren de conocimientos de Psicología, pero no es lo mismo la Psicología que el Coaching. Sea la que sea la opción que decidas para tu caso en partiular, asegúrate que “conectas” con los profesionales con los que tratas, que te ayuden a conseguir los resultados que buscas y que tengan VALORES.

En BEVALUE utilizamos el coaching desde un enfoque integral  en el que englobamos parte de varias disciplinas como son la psicología, consultoría, PNL (Programación neurolingüística), meditación, técnicas de negociación, entre otras. Todo ello te ayuda a tomar conciencia de cómo actúas, piensas y sientes y es, al ser consciente, cuando tienes la opción de cambiar, ese es el momento en el que puedes decidir si liderar tu propia vida y dirigir el rumbo de ésta. Tratando temas como tus valores, creencias, roles y propósitos podrás tomar decisiones estratégicas en tu vida y llevar a cabo acciones específicas que te provoquen increíbles cambios, tanto en tu interior como en tu entorno.

No es ni mejor ni peor la psicología o el coaching, podréis leer y escuchar todo tipo de opiniones, dependerá de muchos factores subjetivos de la persona que os lo explique. El hecho es que tú debes coger lo que a ti te vaya bien y punto, ve a por lo que tú quieres, coge lo que a ti te sirva. A otros les servirá la meditación, el yoga, el mind-funless, PNL, una mezcla de todo o ninguna de estas cosas… vive tu vida y sé feliz, ¡hoy estás vivo!

Eres valor… ¡descúbrelo, descúbrete! ¡Deja de sobrevivir y empieza a vivir!

Piensa, siente, decide y actúa… ¡lidera tu vida!

14199_4788887649909_1386112658_n

3- FORMACIÓN REQUERIDA PARA EJERCER EN CADA GRUPO DE LOS PROFESIONALES MENCIONADOS:

Psiquiatra: Grado (licenciatura) en medicina + especialidad en psiquiatría= Mínimo de 10 años de estudio

Psicólogo: Grado (licenciatura) en Psicología + Master= Mínimo 5 años de estudio. Posteriormente se suelen cursar más posgrados y/o Masters para especializarse en: segmentos de población (adultos, adolescentes o niños), tipos de trastorno (trastorno límite de la personalidad, trastornos alimentarios, etc.) y de corrientes psicológicas (cognitiva, psicoanalítica, conductual, humanista, gestalt, etc.).
Coach: Actualmente no está muy regulado, todavía nos queda camino. La formación de la mayoría de personas que se hacen llamar “coaches” puede ser desde un curso de unas horas, hasta un curso- Master de 2 años. A fecha de hoy, 17 de octubre de 2014, hay algunos organismos, como la ICF (International Coach Federation) u otros que lo intentan regular poniendo una serie de requisitos para poder ejercer bajo su marca y hay centros que forman muy bien para que ejerzas como un excelente coach como son OlaCoach, Augere y otros.

4- TABLA RESÚMEN CON LAS DIFERENCIAS ENTRE PSICOLOGÍA Y COACHING (el psiquiatra puede realizar lo mismo que un psicólogo y, además, puede medicar)

PSICOLOGÍACOACHING
Puede aconsejarNo puede aconsejar
Puede analizar el pasado (dependerá de la corriente psicológica)Va de presente a futuro
No tiene por qué trabajar con objetivosTrabaja con objetivos
No tiene por qué pasar del pensamiento a la acciónPasa del pensamiento a la acción
Enfocado a la detección de los síntomas negativos y a realizar terapias que los disminuyan para mejorar la calidad de vida de las personasEnfocado a soluciones y desarrollo del potencial
Depende de la corriente psicológica utiliza una metodología u otra:Psicoanálisis: Análisis del pasado para entender el presente (hacer consciente lo inconsciente, buena metodología pero requiere mucho tiempo y los humanos lo tenemos limitado)

Cognitivo: Foco en el pensamiento (al cambiar el pensamiento, cambian las emociones y la conducta)

Conductual: Foco en la conducta (al cambiar la conducta, cambian los pensamientos y las emociones)

Etc.

La metodología se basa en la realización de preguntas poderosas tratando pensamiento, emoción y conducta así como valores, creencias, roles… para despertar conciencia y que así la persona “tome las riendas de su vida” pasando a la decisión y acción, obteniendo los resultados que busca
No tienen por qué haber compromisos en cada sesión ni ser mediblesCompromiso del coach con el cliente en cada sesión, acciones concretas y medibles

Os dejo un link donde podréis leer la experiencia personal tras una sesión de coaching de Rocío Cerezo, estudiante de Psicología  que asistió a una sesión de “Coaching” para ver en qué consistía esta metodología y ver qué diferencias tiene con la psicología. (Indicar que su experiencia personal ha sido en Alemania, Munich):

http://elmonodeharlow.blogspot.com/2014/11/coaching.html

María Gilabert Hernando

¿Por qué se ha ido Robin Williams?

El club de los poetas muertos, Señora Doubtfire, Jumanji, Peter Pan…

Robin Williams, nos deja a todos muy buenos recuerdos pero él decide irse voluntariamente… ¿por qué?

Hasta pronto, Robin.

Nos quedamos con lo vivido, gracias por tantos buenos momentos que nos has dado a muchos. Te recordaremos siempre.

Robbin W

El suicidio es un tema bastante “tabú” hoy día pero el índice de suicidio es demasiado alto para que no trate el tema de forma clara. En mi opinión, hay que coger el “toro por los cuernos” y parar esto, desnudar el alma y nuestras emociones, entender que somos humanos, no escondernos detrás de fachadas, ¡todo ser humano sufre y no tenemos por qué escondernos! Sufrir es humano y aceptarlo es clave para avanzar y vivir!

Este es un hecho más que demuestra que la felicidad no la encontrarás en el dinero, ni en la belleza, ni en la fama… sino que está en el camino, dentro de ti, contigo.

amor

Todo ser humano quiere ser amado y comprendido. Aunque a veces no te entiendas, empieza comprendiendo y aceptando a los demás tal y como son, con sus defectos y virtudes, y empezarás a sentir aceptación y amor hacia ti por parte de los demás y de ti mismo.

Algunos datos: No me gusta NADA poner estas cifras pero veo necesario que se sepa que existe esta problemática y hay que ir a la raíz del problema: “El suicidio figura entre las 20 causas de defunción más importantes a todas las edades a nivel mundial. Cada año se suicida casi un millón de personas, lo que supone una tasa de mortalidad global de 16 por cada 100 mil habitantes o una muerte cada 40 segundos, de acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud. En los últimos 45 años las tasas de suicidio han aumentado en 60% a nivel mundial. El suicidio es una de las tres primeras causas de defunción entre las personas de 15 a 44 años en algunos países, y la segunda causa en el grupo de 10 a 24 años”
Os dejo un vídeo donde ponen ejemplos de algunos suicidios de famosos:

Ese es uno de los principales motivos por los cuales decidí crear Psicología Feliz, porque quiero hacer consciente a las personas de que vale la pena vivir, que lo sientan y que vivan, TODO SER HUMANO HA NACIDO PARA VIVIR, ¡ERES PURA VIDA! ¡PURA ENERGÍA! Sé que transmitir esto no es un camino fácil para mí, no es un post o podcast ni una entrevista si no que hay muchos temas a tratar… es un camino que me llevará toda la vida, pero mi vida trata de eso, de aportar mi pequeño granito de arena. ¿Cuál es el tuyo? ¡Descúbrelo y no te vayas sin aportarlo!

HAY VIDA MÁS ALLÁ DE LA SUPERVIVENCIA… ¡DESCÚBRELA! ¡DESCÚBRETE!

¡Dale sentido a tu vida, encuentra tu propósito, aprende a gestionar tus emociones y tu carácter, acepta que el sufrimiento es parte de la vida y es temporal, haz felices a otras personas, entiende que no estás solo y no sufres sólo tú! ¡Todavía te queda mucho por hacer!

A todas aquellas personas que se han suicidado, les mando un mensaje allá donde estén:

Ojalá hubieras aguantado un poquito más, pues en un ratito se te hubiera pasado esa sensación de vacío, ese ahogo, esa intranquilidad e impaciencia, esa desesperación… y hubieras ahorrado el dolor provocado a las personas que has dejado en la tierra y hoy siguen llorando tu marcha. Ahora ya es tarde para ti pero todavía estamos a tiempo para hacérselo entender a todas aquellas personas que están vivas y sufren. ¡Que se queden con nosotros, que entiendan que el sufrimiento es sólo una parte de la vida y que todo llega, todo pasa y todo cambia! ¡Espérate un ratito y verás como todo pasa! ¡Con el tiempo, esfuerzo y aprendiendo a escucharte a ti mismo, encontrarás tu propósito y vivirás feliz caminando en esa dirección, en la de tu elección!

María Gilabert Hernando

Os dejo un post que escribí hace tiempo pero refleja muy bien cómo todos nos encontramos con estas situaciones difíciles, unos más veces y otros menos, unos con más intensidad y otros con menos, pero todos las pasamos y seguimos hacia delante:

“LAS PIEDRAS DEL CAMINO”

María Gilabert Hernando

 

 

 

 

 

¿Eres amor?

 

Abuelita, aún sin saber quién soy ya que hace 11 años que sufres alzheimer, me has vuelto a mostrar una vez más que no es tan importante quién crea ser como quién realmente soy. No es tan importante de dónde vengo sino dónde estoy, qué hago, qué siento y qué transmito ahora. 

Sólo tú, tan auténtica, divertida, única y especial, sabes mostrar el valor de cada segundo, sabes hacerme apreciar cada instante de vida. No necesito que sepas quién soy, sólo estando cerca de ti siento que me amas porque  tú eres amor.

“Chiquitita sabes muy bien que las penas vienen y van y desaparecen, otra vez vas a bailar y serás feliz como flores que florecen”

María Gilabert Hernando