Mata los “¿Y si…?”

Un deporte, una pasión, un trabajo, una ambición, una persona… Todos tenemos algo en nuestra vida sin lo que no podríamos vivir. Aquello que ha merecido la pena dedicarle horas de esfuerzo y gotas de sudor, porque sabíamos que la recompensa era tan grande que nos haría llegar hasta el infinito.

Hay una frase muy conocida que dice “La vida no se mide por las veces que respiras, si no por los momentos que te dejan sin aliento”. Pero llega un día que, sin darte cuenta, te quedas sin aquello que te quitaba el aliento. Y sientes como si un agujero negro te  invadiera por dentro. Te preguntas dónde se fue aquella ilusión, aquello que te ponía la piel de gallina minuto tras minuto, que te hacía seguir corriendo contra viento y marea. Pero te has encontrado esa piedra en tu camino, tan grande que no te deja ver que quizá las vistas desde el otro lado son espectaculares. Y se te olvida que depende sólo de ti, que eres tú quien decide dejarla atrás… Porque siempre vale la pena volverlo a  intentar.

Es inevitable sentir impotencia, y preguntarse por qué tus piernas no tienen más energía para seguir adelante. Lo deseas: deseas mirar en aquella dirección pero te sientes pequeño en un mundo demasiado grande. Y llega ese momento en el que crees que es más fácil dejar de correr. Sentarte y ver el mundo pasar por delante de ti.

¿Y si hubiera continuado hasta el final? Y si lo hubiera intentado una vez más, ¿qué habría pasado? Y si no me hubiera rendido, ¿dónde estaría hoy? ¿Y si…? ¿Y si…? ¿Estamos seguros que queremos despertarnos cada mañana con estas preguntas? La vida es una y aunque esté llena de piedras enormes tú decides si escalarlas y llegar al otro lado. Porque todos pensamos que necesitamos un héroe en nuestras vidas, pero recuerda que tú eres tu propio héroe. Y sólo tú podrás matar esos monstruos llamados “¿Y si…?” y escalar todas las montañas posibles.

Mata los ¿Y si…? ¡Conviértete en tu propio héroe!

bevalue

Marta Santiago Machado

Linkedin Marta 

Motivación en 10 pasos

¿Sigues esperando que la motivación llegue a tu vida para apuntarte al gimnasio, hacer esa carrera, empezar ese proyecto que siempre quisiste hacer o para hacer lo que quiera que sea?

¿Cuántas cosas dejaste de hacer en tu vida porque no estabas suficientemente motivado en ese momento?

En este artículo quiero hablar de motivación, del concepto que popularmente se tiene de ella y de qué es en realidad, con el fin de que se convierta en una herramienta que podemos utilizar y no en algo que nos impide avanzar.

Popularmente la motivación se conoce como esa misteriosa fuerza interna que nos dirige y nos mantiene encaminados hacia un determinado objetivo. Sin embargo el concepto fuerza interna no ayuda mucho a saber exactamente qué factores la componen y qué podemos hacer para trabajarla.

Así que lo primero que debemos hacer definirla en términos algo más concretos.

¿Qué es la motivación?


“La motivación es la capacidad es la capacidad de organizarse en dirección a un objetivo final y anticipar las consecuencias positivas de lograrlo.”

Estar motivado no es algo fácil, sino que por el contrario requiere un esfuerzo y un aprendizaje en el que la persona cumple un papel activo.

Siento decirte que si esperas a que la motivación llegue a ti por inspiración divina para ponerte a hacer determinadas cosas, lo más probable es que no llegue nunca.

Al contrario de lo que muchas veces pensamos la motivación no precede a la acción si no que es posterior a ella.
La motivación no nace. Se hace. 
¿Qué quiero decir con esto? Me refiero a que no tenemos que esperar a estar motivados para hacer cosas sino que por el contrario tenemos que vencer la pereza y hacer cosas aunque no nos apetezca lo más mínimo para posteriormente lograr estar motivados.

Refuerzo inmediato vs Refuerzo a largo plazo

Los refuerzos inmediatos pesan mucho más sobre nuestra conducta que los refuerzos diferidos en el tiempo. Por eso no es difícil perder la motivación a mitad de camino cuando nuestro objetivo no va a tener una recompensa inmediata.

Pongamos el ejemplo de hacer una dieta o dejar de fumar. El refuerzo de estar más delgados y más saludables es un refuerzo diferido que compite con la gratificación inmediata de comer algo rico o fumarse un cigarrillo. Además comerse un bollo o fumarse un cigarro tampoco tienen consecuencias negativas inmediatas. Si cada vez que alguien comiera algo que no debe engordara visiblemente unos gramos nadie comería dulces, o si cada vez que alguien fumara un cigarro viera sus pulmones ennegrecer nadie fumaría.

Debido a esto, una parte principal de la motivación se basa en tener un buen autocontrol. Cuando habló de auto control me refiero a la capacidad de demorar recompensas, si sabemos controlarnos y ser capaces de elegir un refuerzo diferido frente a uno inmediato tenemos ya mucho ganado

Tal y como he dicho anteriormente la motivación no nace se hace. No nacemos motivados ni desmotivados, aprendemos a estarlo.

¿Cómo aprender a estar motivado?

  1. El primer paso para estar motivado es tener claro que quieres y por qué lo quieres. Si te convencen tus propias razones tendrás una disposición más positiva para pasar a la acción.

Si no te convencen tus propias razones, siempre puedes buscar razones que te convenzan. (Por ejemplo: puede que no te convenza estudiar un temario de matemáticas que no te interesa lo más mínimo solo porque a tu profesor le apetezca ponerte un examen, pero seguramente si te convenza estudiar ese examen para aprobar la carrera y poder trabajar de lo que te gusta. Ese examen ha pasado de ser un fin en sí mismo a convertirse en un medio para un fin).

  1. Divide tu objetivo final en pequeños objetivos, concreta los pasos que tienes que dar para lograr cada uno de estos sub-objetivos y concreta cuando y como los vas dar.
    queijo
    De esta manera aunque encuentres problemas en el camino tendrás un mapa definido que te va servir de guía para que no te pierdas. Si tu objetivo es montar una empresa primero tienes que tener un plan de empresa que te indique los pasos a seguir ¿no? Pues por decirlo de alguna manera cualquiera que sea tu objetivo también necesita su propio “plan de empresa”
  2. Prémiate por cada sub-objetivo que logres.No hace falta que te des un premio grande y caro, pero si un pequeño homenaje. Has logrado un su objetivo, estás en el camino correcto para lograr aquello que querías y esto merece ser premiado. Puedes darte un masaje, ir a la peluquería, permitirte un pedazo de tarta de chocolate, comprarte ese juego que tanto te gusta, hacer una escapada, en definitiva cualquier cosa que te apetezca.Te puede parecer una tontería pero premiar los pequeños logros es una de las mejores estrategias para aumentar la motivación y para hacer más probable que esos sub-objetivos se sigan cumpliendo.
  3. Anticipa las consecuencias positivas de lograr tu objetivo final.
    Cierra los ojos e imagínate como te sentirás cuando hayas logrado tu objetivo. Imagina qué ya lo has conseguido, qué has tenido éxito y disfruta de las sensaciones y emociones positivas que te aporta. Hacer esto una o dos veces al día tan solo te robará unos 5 minutos de tu tiempo y te ayudara bastante a que no se esfume tu motivación a mitad de camino.
  4. Se mas fuerte que tu pereza. gatinho preguicosinho

La pereza es el principal enemigo de la motivación, si nos dejamos llevar por ella estamos perdidos. Lograr objetivos cuesta trabajo, y para qué negarlo, trabajar de pereza. Así que cuando detectes el monstruo de la pereza intentando boicotear tus objetivos declarante más fuerte que él y ponte manos a la obra.

  1. Convierte la consecución de tus objetivos en hábitos diarios.Si quieres adelgazar no se trata de que te pegues una paliza de 2 horas diarias en el gimnasio y a la semana acabes harto y no vuelvas más sino que incorpores progresivamente una rutina de ejercicio diario. Puedes empezar con 10 minutos al día (si no has hecho ejercicio en tu vida) e ir aumentándolo progresivamente.Si quieres aprobar una oposición tampoco te recomiendo estudiar 12 horas al día durante el último mes, si no establecer un hábito de estudio de 4 horas diarias durante tres meses (o los que sean necesarios).
  2. No te marques demasiados objetivos a la vez.Es complicado que dejes de fumar, pierdas peso, te prepares una maratón y trabajes en tu proyecto de empresa a la vez. Si lo logras pasarías a la categoría de súper héroe, pero lo más probable es que si intentas hacer esto a los dos días te colapses y abandones todos los objetivos. Así que es mejor marcarse objetivos es de uno en uno, y a medida que los vayas logrando o vayas automatizando hábitos encaminados a lograrlos, vayas estableciendo más objetivos.
  3. Márcate objetivos realistas a la altura de tus posibilidades
    jhh

    Me refiero a que querer ser futbolista a los 35 o plantearse como objetivo ser la persona más rica del mundo es bastante complicado de lograr y seguramente tu motivación no dure mucho tiempo en pie.
  4. Entiende los problemas como parte del camino.Escribe una lista con todas las dificultades que creas que existe la posibilidad de que te encuentres y si aparecen salúdalas con un “ya te esperaba” y piensa una solución. Hay objetivos mucho más fáciles de lograr que otros, pero lo más común es que durante el camino siempre aparezca alguna dificultad.Las dificultades y los errores, después de la pereza, es el segundo enemigo más potente de la motivación, por lo qué es importante saber detectarlas y no dejar que ganen la batalla.
  5. Duerme bien y come de manera adecuada.

buda tranquilao

Es más fácil mantenernos motivados si nos encontramos bien físicamente. Por lo cual dormir entre 6 y 9 horas al día y una alimentación adecuada también son factores importantes.

Y por ultimo y lo más importante, ¡Aplica todas estas pautas! Deja de procrastinar y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Es posible aprender a estar motivado, pero si simplemente lees todas estas pautas y no las aplicas siento decirte que no va a cambiar nada.

El mejor momento para empezar a hacer aquello que realmente quieres es el momento presente así que. ¿A qué estas esperando?

Esperó que te haya gustado el artículo y que te ayude a aumentar tu motivación y a lograr tus objetivos. Te animo a visitar mi blog www.psicorumbo.com y a suscribirte desde este enlace www.psicorumbo.com/suscribete si quieres conseguir un audio de relajación guiada y el eBook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida”.

 

 

María Gilabert Hernando

¡Viaja sin fronteras!

El poder de la mente es tan grande que no podemos imaginarlo (todavía queda mucho por descubrir) pero lo que sí sabemos es que puedes tener la vida que quieras tener ¡Eres tú el responsable de construir tu vida cada día!

Hoy he visto unos vídeos de Albert Casals que quiero compartir con todos vosotros ya que son un claro ejemplo de que las barreras mentales nos las ponemos nosotros mismos (muchas veces sin ser conscientes). ¡Tú mismo te marcas las fronteras de la vida que quieres tener! ¡Puedes hacer todo lo que te propongas!

¡FLUYE! ¡VIVE! ¡AMA! ¡LA VIDA ES DIVERTIDA SI TÚ QUIERES!

Imagen

Albert Casals, no puede caminar desde los 8 años a causa de una dura leucemia. Sin embargo, ha elegido ser feliz y realizar todo lo que le llena de felicidad tantas veces como puede viendo siempre el lado bueno de sus experiencias. Con 22 años ha conocido más de 50 países y vivido miles de experiencias. Albert sabe el valor que tiene la vida y sabe que hay que aprovecharla así que… ¡Albert, vive! Su afán de superación le lleva a conseguir todos sus sueños pudiendo superar cualquier intento de limitación física o mental. Su fortaleza, su inquietud, su alegría, su entusiasmo, su optimismo, su actitud ante la vida, entre muchas otras cosas, hacen que sea un ejemplo para todas aquellas personas que elegimos ser felices.

Os dejo el vídeo de Albert Casals en el programa Buenafuente:

1ª PARTE: http://www.youtube.com/watch?v=fatAqXSAy_8

2ª PARTE: http://www.youtube.com/watch?v=BR0bWKE01A8

Después de leer y ver los vídeos de “VIAJA SIN FRONTERAS” recomiendo leer:

– “NO OLVIDES AL NIÑO QUE HAY EN TI!”: http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/07/22/no-olvides-al-nino-que-hay-en-ti/

– “SI EL MAÑANA NUNCA LLEGA…”: http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/05/16/si-el-manana-nunca-llega/

– “DESEAR LO QUE DEBES HACER Y DISFRUTARLO”: http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/03/10/desear-lo-que-debes-hacer-y-disfrutarlo/

 

María Gilabert Hernando

¡Levántate y empieza a brillar!

 

¿Te suena la palabra “reeduca”? ¿Pues sabéis qué? Los adultos también podemos reeducarnos y sería genial que aprendiéramos a hacerlo.  ¡Reeduca tu cuerpo y reeduca tu mente! Piensa que has sido educado de una forma u otra, que esa forma te gustará más o te gustará menos… pero debes saber que tú puedes “reeducarte” en función de quién quieras ser, de los objetivos que te marques y de lo que quieras hacer con tu vida.

Hace unos meses, poco antes de crear psicología feliz, decidí cambiar mis hábitos alimentarios.  Toda la vida había tenido malos hábitos en la alimentación (había comido sin horarios y alimentos no adecuados como bollería, pizzas, fritos…) ¡Un desastre, lo sé! El por qué lo sé yo y lo entiendo pero ahora no es relevante, el hecho es que soy consciente, ya entiendo muchas cosas que antes no entendía, puedo cambiarlo y… ¡quiero cambiarlo!

Cambiar un hábito no es fácil, cuando nuestro cuerpo y nuestra mente están acostumbrados a actuar y pensar de una forma lo automatizan y ese hábito, con la repetición y el tiempo, va cogiendo una fuerza increíble hasta el punto que aunque conscientemente quieras cambiarlo… ¡cuesta mucho! ¡pero nunca te aferres a la palabra difícil para creer que es imposible, pues no son sinónimos! Así que me dije a mí misma… ¡María, a por ello! Di el primer paso, me conciencié del cambio que quería realizar y me empecé a visitar con una dietista, empecé a cuidarme, a ponerme horarios de comida y a introducir alimentos sanos en mi dieta, poco a poco no sólo voy consiguiendo todo lo que me propongo sino que eso me ha llevado a que vaya descubriendo una nueva afición para mí que os la explicaré en el próximo post, ¡La cocina de Psicología Feliz! 🙂

Imagen

Comer como lo hacía antes era lo que conocía, era lo que había vivido hasta ahora, era hacia donde tendían de forma automática mi cuerpo y mi mente… era mi “zona de confort” (vídeo 1).  Para producir el cambio que quiero pongo medios, voy a una dietista (necesitaba inicialmente buenos conocimientos sobre alimentación), me hago horarios, rutinas, me esfuerzo, me equivoco, me caigo y me levanto… ¡una y otra vez! Reconozco que me está costando mucho esfuerzo “reeducarme” pero, insisto, ¡difícil no es imposible! Poco a poco voy avanzando, me equivoco muchas veces pero lo más importante es que… ¡siempre me vuelvo a levantar con mucha fuerza y con mis objetivos claros! ¡Sé que mi vida será lo que yo quiera que sea! ¡Así que vuelvo y vuelvo a dirigirme hacia donde yo quiero! ¿Quizá te parece raro que hasta ahora no lo haya sabido hacer? ¿Qué no me haya sabido alimentar como es debido? ¿Que no hubiera probado hasta los 27 años, por ejemplo, un pimiento? ¡Puede ser! ¿Y qué más da lo que sea normal y lo que sea raro para el mundo? ¡Cada uno lleva su ritmo y cada uno tiene su vida! ¡Tú haz tus cambios, los cambios que quieras hacer en tu vida los has de decidir hacer tú, saber tú y entender tú, nadie más! Puedes cambiar hábitos, ideas, creencias, esquemas, conceptos, conductas… Los cambios que yo quiero hacer en mi vida, me los propongo y voy a por ellos, por raros que parezcan en el mundo, le encajen o no a la gente, les parezca que es pronto, que es tarde o que es raro, son cambios que yo quiero en mi vida así que voy a por ellos y pienso… “antes de juzgar mi vida o mi carácter, ponte en mis zapatos, recorre el camino que he recorrido, vive mis penas, mis dudas, mis carcajadas. Recorre los años que he recorrido y tropieza allí donde tropecé y levántate así como yo lo he hecho. Cada cual tiene su propia historia y entonces ahí podrás juzgarme”

¿Y tú? ¿qué cambios quieres hacer? ¿quién quieres ser? ¿qué quieres hacer con tu vida? ¡Piénsalo y dirígete hacia donde quieres!

En una ocasión, escuché a un conferenciante explicar cómo “reeducaba” a un caballo semental. Esta persona tenía varios terrenos con caballos donde estaban separados los sementales de las yeguas. Cada mañana montaba al semental más rebelde y lo llevaba a la zona donde estaban las yeguas… el semental se alteraba, se alborotaba, se alocaba, se iba de forma impulsiva e imperante hacia las yeguas… pero el conferenciante/jinete le decía… ¡Sooo! Le detenía, le paraba una y otra vez… las veces que hiciera falta hasta que el caballo le hiciera caso. Y así consiguió el objetivo que él quería: que no fuera hacia las yeguas.

Pues lo mismo sucede con tu cuerpo y con tu mente… tiende a lo que conoce, a lo que está programado de forma inconsciente, tiende a su “zona de confort”… ¡pero puedes reprogramarlo por difícil que parezca! El consciente sería el jinete y el inconsciente el semental ¡puedes hacer consciente tu inconsciente y dirigir tu vida hacia donde te marques! Puedes descubrir todo lo que quieras fuera de esa “zona de confort” a la que te has acostumbrado a vivir y decidir en qué “zonas” quieres quedarte y dónde y cómo quieres construir tu vida!

¡Levántate y empieza a brillar! ¡Descubre lo mucho que deslumbras!

¡La felicidad no se encuentra, se construye cada día!

Imagen

RECURSOS:

Aquí te dejo una serie de recursos para que puedas empezar a realizar esos cambios que quieres, ¡aprovéchalos!:

1-      Video “Zona de confort”: http://www.youtube.com/watch?v=oXoQicrQctw

2-   Os recomiendo leer el post que escribí de: “¿QUIERES SER FELIZ? SI QUIERES… ¡PUEDES!” Para entender a través de ejemplos prácticos cómo tendemos a ir hacia nuestra “zona de confort” sin darnos cuenta: http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/02/10/quieres-ser-feliz-si-quieres-puedes/

3-    Un recurso que a mí me ayuda mucho a seguir adelante y no “estancarme” cuando me “caigo” es leer el post que escribí de “LAS PIEDRAS DEL CAMINO…”: http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/04/18/las-piedras-del-camino/

4-    Para quienes quieran conocer más recursos y entender la base genética, neurológica y  biológica de la mente, les recomiendo la lectura del post  de: “¡EXISTE UNA VIDA MEJOR Y TÚ TAMBIÉN PUEDES TENERLA!” http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/06/05/existe-una-vida-mejor-y-tu-tambien-puedes-tenerla/

5-    Os dejo el vídeo de la corredora Heather Dorniden. Cuando lo vi en una conferencia no pude parar de llorar, me sentí muy identificada con ella  ya que es lo que cada día he hecho y sigo haciendo con mi mente… ¡reconducirla, reeducarla! Me equivoco y me vuelvo a equivocar, pues mi cabeza cada mañana tiende a ir hacia donde tiene el “hábito” de ir, me levanto tras cada caída, una y otra vez, la dirijo y la reconduzco las veces que haga falta hacia donde yo quiero, no hacia dónde va ella solita de forma inconsciente y automática. ¡Porque sé que existe una vida mejor y yo estoy yendo a por ella! ¡tú también puedes! ¡Puedes decidir qué quieres pensar, qué quieres creer, qué quieres sentir y qué quieres hacer con tu vida!

Este vídeo muestra muy claramente que si te caes… ¡te levantas! ¡cada segundo importa, cada momento es nuevo! ¡vuelves a intentarlo, y vuelves, y vuelves! ¡si estás vivo es que aún no es el final! ¡cada momento es una nueva oportunidad!

http://www.youtube.com/watch?v=NsOBaV_93yQ&list=HL1370517271

6-    Finalmente os dejo una canción que me ha acompañado toda la vida, caída tras caída, levantándome día a día… ¡una y otra vez! ¡y así llevo mi cara… pintada color esperanza! “Color Esperanza”, Diego Torres http://www.youtube.com/watch?v=na8oYEo0-yU

María Gilabert Hernando

¡Psicología Feliz en La Vanguardia!

Han pasado sólo 2 meses desde que escribí un artículo agradeciendo todo vuestro apoyo (http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/04/30/gracias-a-la-vida-y-gracias-a-todos-y-a-cada-uno-de-vosotros/) y aquí estoy, volviendo a hacerlo y no me canso de ello porque las gracias a la vida y a todo lo bueno que sucede hay que darlas, si se puede, cada día, a cada persona y a cada cosa que sucede.

Por desgracia, en la vida nos acostumbramos a lo bueno y a lo malo… ¡ERROR! Lo malo debes detectarlo y ver cómo cambiarlo y lo bueno… ¡valorarlo cada día, apreciarlo, disfrutarlo y agradecerlo!

En esta ocasión agradezco especialmente:

– La publicación de mi blog en LA VANGUARDIA:   http://www.lavanguardia.com/participacion/tengo-un-blog/20130626/54376957447/psicologia-feliz-blog.html

– La entrevista que me hicieron en WhatWeThink: http://wwthink.com/maria-gilabert-hernando-si-te-haces-amigo-de-ti-mismo-nunca-estaras-solo/

– El continuo aumento de seguidores en diferentes redes sociales

– Las más de 18.500 visitas en el blog

– Los e-mails que recibo activamente bridándome apoyo, como por ejemplo el de José Luis Guerrero, Director Financiero y de RRHH en Laboratorios Gebro Pharma, ofreciéndose para que cuente con él para lo que necesite o el e-mail de Rocío Cerezo, creadora del blog http://elmonodeharlow.blogspot.com, manifestándome su identificación conmigo y su inquietud y entusiasmo por transmitir felicidad. ¡Así da gusto y dan ganas de seguir trabajando en la misma línea!

¡Gracias por hacerme sentir que no estoy sola, que hay más personas que de verdad quieren transmitir felicidad a pesar de las críticas o de lo poco creíble que a algunas personas les pueda resultar!

Y recordad siempre que… ¡el hecho de que recibas ayuda no significa que hayas fracasado sino que tienes la fortuna de no estar solo! 🙂 Así que…

¡Déjate querer, déjate ayudar y da gracias! ¡Sé feliz y disfruta de la felicidad! 🙂

 Imagen

Os dejo esta canción de “GRACIAS” del Canto del Loco que me encanta de la cual me quedo con…

“Hacer daño era trampa, regalar cariño no era competitivo y de escribir mil cartas… ¿todo lo hemos perdido?” Lo llevo dentro, vive conmigo. Mi problema era tarea, el amor felicidad. Nada se quedaba dentro yo sabía perdonar. Siempre disfrutando el tiempo siempre siendo de verdad. Aquellas ilusiones…”

¿Pues sabéis qué? ¡Que todo eso lo lleváis dentro, todo eso vive con vosotros aunque quizá esté escondido…! Lo tiene todo ser humano, unos más escondido otros menos… ¡pero está ahí! Sí que es cierto que hay muchas “barreras mentales, esquemas previos, egos…” y mil y un conceptos más que hay que trabajar y entender para llegar a sentirlo pero eso es lo que a través de Psicología Feliz quiero ir transmitiendo.

¡Recuperemos a ese niño que todos llevamos dentro!

http://www.youtube.com/watch?v=KznCQn1Eguw

María Gilabert Hernando

¡Las velas al viento!

 

La vela y los deportes son un interesantísimo ejemplo de lo que sucede en la vida y a partir de los que, si observamos con atención, podemos aprender muchísimo.

Para poneros en situación, sigo de cerca el barco PIX1 (categoría Platu25) y esta temporada va a participar en las regatas del circuito nacional e internacional que se celebran en el territorio nacional (Trofeo la Reina, Copa del Rey, Mundial, etc.)

A través de un ejemplo que observé en el entreno de este fin de semana pasado quiero explicaros algo que sucede día a día en nuestras cabezas, en nuestras empresas, en nuestras familias, en nuestros equipos deportivos y en todos los entornos que nos podamos imaginar.  El hecho de actuar de forma incorrecta en situaciones como la que describiré y “dispersarnos” hace que perdamos partidos, que disminuyan las ventas, que perdamos empleados, rompamos relaciones, perdamos oportunidades, suframos sin necesidad, etc. Sin embargo, si aprendemos a centrarnos en el instante, a unir fuerzas y a actuar de la mejor forma posible emprenderemos el camino hacia la satisfacción personal y hacia el éxito.

En el entreno del pasado domingo, 9 de junio, las condiciones meteorológicas no estaban muy claras, la incertidumbre reinaba en el cielo (cabe decir que es el tiempo que se presenta en Cataluña últimamente… no sabemos si ponernos el biquini o el abrigo). Tan pronto como salía el sol, éste desaparecía. De repente llovía y de repente se iban las nubes y los rayos del sol invadían el mar. No obstante, todo había sido organizado para que el entreno se llevara a cabo, además, un fotógrafo había sido contratado para realizar una serie de trabajos durante este entreno. Al ver que, a pesar de que las condiciones fueran difíciles, no arriesgaban la vida la tripulación decidió salir al mar a realizar su entreno.

Se enfrentaron al mar con un fuerte viento (de más de 20 nudos) que cambiaba repentinamente de dirección y de intensidad sin previo aviso. La salida del puerto fue complicada, el viento sopló hacia un lado, luego, repentinamente cambió de dirección y fue hacia otro… el patrón tuvo que tener la mente fría y clara, dar órdenes directas a su tripulación y saber reaccionar ante situaciones de incertidumbre, ante estímulos imprevistos, actuar bajo tensión y riesgo de la mejor forma posible, la claridad mental y la atención eran imprescindibles. El puerto era estrecho, casi se chocan con los barcos que estaban amarrados, pero uniendo fuerzas consiguieron girar y esquivarlos, pudieron controlar el barco. Una vez creían que todo estaba controlado y que ya salían del puerto… la fuerza del viento volvió a sorprenderles nuevamente sin previo aviso y parecía de nuevo que podía con ellos… ¡el barco dio una vuelta sobre sí mismo! ¡parecía que iban a chocar contra el muelle! pues aún no habían conseguido salir totalmente del puerto pero en el último instante, siguiendo las órdenes del patrón, volvieron a conseguir controlar el barco y finalmente… ¡salieron al mar pudiendo cumplir sus objetivos a pesar de los obstáculos que se encontraron! ¡Lo consiguieron a pesar de las circunstancias meteorológicas! Y aunque es cierto que los momentos más difíciles fueron la entrada y la salida del muelle, debo decir que eso no fue todo, pues el entreno fue largo y se tuvieron que ir adaptando, momento a momento, a las circunstancias meteorológicas, totalmente variantes, a las que tuvieron que enfrentarse en cada instante.

Pues así es la vida, debemos ajustar las velas al viento y adaptarnos a las circunstancias, al mercado, al entorno y a la realidad que nos toque vivir. No puedes esperar a que haga sol, a que haga calor… a que venga viento… o a que vengan las condiciones que mejor te vayan, tampoco puedes hacer que el puerto tenga las medidas que tú quieres ni que se adapte al recorrido que tu vas a hacer… pues las cosas son como son y podrás hacer y decidir hasta un punto… lo que puedas hacer… ¡hazlo! y lo que no… ¡acéptalo y gestiónalo lo mejor que puedas! ¡lucha por tus objetivos! El entorno es cambiante y debemos adaptarnos a él y cuanto antes lo aceptemos y lo aprendamos a gestionar, antes empezaremos a disfrutar, a ser felices y a alcanzar el éxito.

En una regata (carrera entre embarcaciones), no sólo debes adaptarte a las condiciones  meteorológicas sino que además debes ir observando a los contrincantes, observar el ángulo de sus velas para ver qué viento cogen y qué posición tienen y decidir si te interesa coger también su camino o si te supondría más tiempo y esfuerzo esa decisión que el beneficio que te podría dar, has de tomar decisiones y llevarlas a cabo en el instante, no hay tiempo para pensar en tus penas… en lamentarse por el pasado o por el error que has cometido hace 5 minutos… debes actuar de nuevo ¡YA! ¡Déjate de historias! ¡Debes estar aquí y ahora! ¡Cada pequeño detalle es importantísimo, puede ser crucial! Tampoco puedes pensar… ¡yo soy más listo que “este” o que “el otro”, soy más guapo, más bueno, más… ¡más nada! ¡no importa eso ahora! ¡no se está evaluando nada de eso! ¡cada uno tiene que hacer un papel concreto en una situación concreta! ¡tú tienes una posición concreta y un papel muy importante en el barco, debes saber cuál es tu lugar y desempeñar tu rol (función) para conseguir que el barco navegue de la mejor forma posible! ¡Sois un equipo! Y, además, identificando tu papel y centrándote en desempeñarlo de la mejor forma posible podrás realizarlo mucho mejor y disfrutar de las sensaciones que te proporciona la naturaleza, del riesgo, de la superación, del aprendizaje de cada experiencia, de cada sensación…

Es muy importante que en todo barco exista un capitán, que marque los objetivos de forma clara, directa, concisa y sin contradicciones de otros, que tenga una visión clara, estratégica, que sepa tomar decisiones, asumir responsabilidades, gestionar el equipo y que éste crea y confíe en él. El papel de cada uno de los integrantes del equipo es importantísimo y deben saberlo, no es una competición entre ellos, pues cada uno debe saber cuál es su rol y la importancia de éste. No es más importante el papel del líder, pues sin cada uno de los tripulantes, el barco no iría a ninguna parte. Cada uno tiene un papel clave y es importante que sean conscientes de que la coordinación es básica y que realmente es el conjunto lo que saca el barco adelante, no cada uno de ellos por separado.

Ganar las regatas está muy bien, pero si consiguen ser la mejor versión de sí mismos… ¡habrán conseguido ganar su partida! Recuerda… ¡Gana tu partida, gana tu vida! http://psicologiafeliz.wordpress.com/2013/03/17/gana-tu-partida-gana-tu-vida/

La vela es como la vida misma… ¡es cuestión de liderar de forma estratégica e inteligente! ¡es cuestión de unir fuerzas! Y sobretodo… ¡Es cuestión de instantes! Así que…

¡Atención! ¡ajusta las velas al viento que venga en vez de esperar a que venga el viento que quieres y gana tu partida, gana tu vida!

En referencia a la tripulación del barco PIX1 debo decir que… ¡Gran equipo! ¡Dan lo mejor de ellos! Cada vez más sincronizados entre ellos, pensando y actuando de forma autónoma para asegurar que todo se ejecuta de forma fluida y perfecta!  ¡Muchas gracias a todos por vuestra implicación! ¡Se nota vuestra pasión por la vela! Gracias Aleix, Agustí, Miquel, Nuria, Arianna y a los que, a pesar de que probablemente no participaréis en las regatas, habéis venido algunas veces a los entrenos para que el barco pudiera salir adelante, Silvia, Alba, Lara, Maria, etc.

María Gilabert Hernando

Imagen

Os dejo un video del 40 trofeo de vela Conde de Godó que se celebró en Barcelona hace dos semanas para que os podáis visualizar cada vez que tengáis que afrontar la incertidumbre de la vida, sea cual sea vuestra situación: http://www.trofeocondegodo.com/es/galeria/videos/2013/3

 

María Gilabert Hernando