HappyTool 4: 6-3-6-3 – herramientas de felicidad

Técnica de relajación 6 – 3 – 6 – 3.

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Venimos con más “Happytools” este miércoles de final de mes. La herramienta de hoy es de relajación y os ayudará a conseguir calmar los nervios en situaciones complejas y poder, así, controlar los impulsos negativos y ser más eficaces, además aumentará vuestra concentración y podréis enfocaros mejor en aquello que queráis conseguir eliminando el ruido externo que muchas veces te impide conseguir tus objetivos.

La técnica que os traemos se llama 6 – 3 – 6 – 3. Con ella lograrás aumentar tu presencia, tu autocontrol y disponer de una atención plena en cada momento de tu vida; reduciendo, a su vez, el estrés y la ansiedad.

¿Cómo se lleva a cabo? Siguiendo los siguientes pasos:

  • PASO 1: Inspirar 6 segundos.
  • PASO 2: Parar 3 segundos, como su hicieras apnea.
  • PASO 3: Expirar 6 segundos.
  • PASO 4: Parar 3 segundos, como su hicieras apnea.

Estos pasos puedes repetirlos tantas veces como creas necesario hasta que te sientas más tranquilo. Lo anterior te permitirá tener plena atención en tu conciencia corporal, en lugar de en la situación externa que genera tu emoción.

De este modo, oxigenas tu sangre, regulas tus pulsaciones y das paso a que tu pensamiento cambie y se relaje el cuerpo y viceversa, se relaje el cuerpo a medida que cambia tu pensamiento.

¡Recuerda! ¿Cómo se respira bien?. Para lograr una buena respiración, se debe inspirar hinchando la parte inferior del vientre y, por lo contrario, al expirar esa misma zona se deshincha.

¡Saca lo mejor de ti y decide hacia dónde quieres dirigir tu vida!

¡Feliz día!

Link Youtube

La buena suerte

LA BUENA SUERTE, Alex Rovira, 2004 

El happybook de este junio, mes lleno de nuevos proyectos e ilusiones, no podía ser otro que “La buena suerte” de Alex Rovira. La suerte siempre ha sido un tema que ha generado controversia… ¿se tiene o se busca?, ¿por qué yo no tengo tanta suerte?, ¿qué debo hacer para que la suerte me sonría?, ¿existe la suerte?.

El autor, a través de una entrañable fábula, desarrolla en su libro los tipos de suerte existentes y las claves para acercarte a tu suerte. Cita que se conocen dos tipos de suerte: la que juega el azar, totalmente incontrolable y poco común, y la suerte que se obtiene de la suma de hechos positivos a lo largo de la vida de una persona.

Por ello, de la mano de Nott y Sid, protagonistas de la fábula de Rovira, como lector vas a sentir y comprender que la vida es una camino lleno de dificultades en tanto que uno decida actuar o no frente a ellas. Ambos personajes, simbolizando “los malos hábitos” y “los buenos hábitos” respectivamente, te enseñaran a afrontar tus realidades.

Tras la lectura de este bestseller vas a comprender que “solamente se obtienen cosas nuevas cuando se hacen cosas nuevas”. Es decir, por muchas complicaciones que te surjan y se te pongan delante, la clave está en la actitud con la que afrontes cada situación. Siempre que estés dispuesto a buscar soluciones de forma activa y sin estancarte en los pensamientos negativos automáticos que generan desánimo, tendrás más probabilidades de acercarte a la “suerte” de que las cosas te acaben saliendo bien.

Tú te construyes tu propia suerte, y es que tal y como se plasma en el libro a través de Sid, la vida te devuelve lo que das, y hay veces que solo hace falta estar receptivo a información, ideas y consejos ajenos; pues pueden ser esos inputs los que acaben siendo la clave para el desarrollo de tu solución. Si compartes, siempre ganas más. Ganas más a nivel individual, pues te acabas sintiendo vivo, generoso y positivo, y ganas también a nivel colectivo pues no solo se te reconoce el esfuerzo sino que también hará que otros cuenten contigo en un caso a la inversa donde tú seas quien aporte la solución.

En definitiva, a veces vivimos obsesionados con una realidad que nos ciega y no nos permite ver más allá. Una realidad que creemos inamovible e incuestionable, pero a veces únicamente es un punto de partida para que cada uno desarrolle sus propias acciones desde su perspectiva. Victimizar es fácil, y post-poner las acciones también; sin embargo, esa no es la actitud que te dotará de perspectiva global y que te permitirá ver con claridad tus múltiples opciones.

Actúa ahora, actúa como tu sientas y pregunta cómo actuarían otros. Cuando pienses que ya está todo hecho, vuelve a cuestionártelo todo hasta encontrar el detalle que pueda faltar. Al final, son la perseverancia y la esperanza las que determinan tu suerte. Una suerte que puede durar eternamente porque nace de uno mismo.

Disfruta de su lectura y comparte con nosotros tu opinión.

Juntos… ¡sumamos!

SÍ, eres capaz de decir NO

¿Cuándo fue la última vez que dijiste “si” cuando realmente querías decir “no”?

¿Cuál fue el hecho o situación exacta?

Resulta bastante común la capacidad (Sí, capacidad) que muchos tenemos de responder automáticamente “si” y posteriormente sentirnos mal por haber aceptado.

Normalmente suele ocurrir en entornos donde tenemos un vínculo de unión o confianza, ya sea laboral, familiar o de amistad.

Entonces… ¿Por qué tenemos la capacidad de decir sí y no la capacidad de decir no?

Algunas de las causas principales tienen su origen en el cómo aprendimos a desarrollar nuestras habilidades sociales. Todo aprendizaje pasa por una fase de imitación y refuerzo, por lo que podríamos decir que igual los modelos que seguimos en nuestra infancia nos enseñaron a tener una conducta que actualmente no siempre nos beneficia.

Además hay frases que tenemos interiorizadas desde hace años que actualmente forman parte de nuestras creencias “Hay que ser siempre obediente, servicial, amable, eficiente”, “No hay que ser egoísta ni decepcionar a los demás” “Conserva una buena reputación”. ¿Alguna te resulta familiar?

¡Ey! Aquí no vale un… “Me enseñaron mal, la culpa es de…”. Echar la culpa a otros o al pasado puede ser un gran limitador de tus logros, así que te invito a que cojas las riendas de tu vida. =)

Vayamos hacía lo que sí queremos lograr.

¡Decir no y sentirme bien!

Antes de empezar con la práctica de “decir no” sería interesante que iniciaras con un proceso de autoobservación* de tus pensamientos y sentimientos frente a estas situaciones.

*La autoobservación como facilitador para detectar nuestras conductas habituales.

Ideal sería si pudieras anotar la situación ocurrida junto con: cuándo, con quién, qué ocurrió, qué pensamientos tuviste antes y después, qué sentiste y cuál fue el resultado o consecuencia.

De esta forma, comprenderás con mayor exactitud el área a mejorar y así tomar medidas para dar la respuesta oportuna respetándote y respetando a los demás.

Cierto es que dependiendo de la necesidad o contexto situacional uno tiene que ser más o menos flexible y adaptarse a lo que está sucediendo. ¡Cuidado con pasar de un extremo a otro!

Es posible que te preguntes… Y, ¿Cómo lo hago?

A continuación tienes diferentes pautas que puedes poner en práctica. ¡Espero que te resulten útiles!

  1. Agradecimiento y explicación.

Agradecer la consideración de aquel que te hace una petición y posteriormente comentar tu situación actual para que entienda por qué no puedes aceptar el sí.

Ej: Muchas gracias por pensar en mí, aunque ahora mismo estoy…

  1. Alternativas al no.

Proponer una alternativa que pueda ayudar a la otra persona a resolver su asunto.

Ej: No puedo ayudarte en eso, pero si podría comprometerme en…

  1. Reflexión.

Concederse un tiempo para reflexionar permitirá evaluar las necesidades propias y ajenas y así dar una respuesta acorde a la situación.

Ej: Deja que lo piense, me gustaría tomarme unos minutos antes de responderte.

  1. Cuida tu comunicación no verbal.

La comunicación no verbal es aproximadamente un 90% de nuestra comunicación, por lo que una sonrisa, gestos relajados y un tono de voz suave permitirán una situación más cómoda a quien recibe el “no”.

Y bien… ¿Cómo empezarías a introducir el “no” en tu comunicación? ¡Hazlo a tu modo!

Si siempre decimos “sí” a los demás es posible que nos estemos diciendo no a nosotros mismos.

 

Autora: Anna Achón

 

HappyTool 3: objetivo S.M.A.R.T.

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Sumamos más “Happytools” este miércoles, y hoy lo hacemos con la herramienta S.M.A.R.T. Esta técnica os ayudará a definir y focalizar vuestros objetivos en base a un patrón, para lograr estar cada vez más cerca de tus sueños.

Recordemos que “no hay viento favorable para el que no sabe a dónde va”, así que aquí os dejamos las especificaciones para realizar este ejercicio:

¿Qué es un objetivo S.M.A.R.T.? Es un objetivo definido de la siguiente manera:

S – Específico. Detallar y concretar al máximo los objetivos para identificar aquello que puede ser útil para su consecución.

M – Medible. Definir qué con qué indicadores se va a medir el objetivo, para saber exactamente cuándo se da por alcanzado y cuánto falta exactamente en cada momento para alcanzarlo. Los criterios de medición deben ser factibles.

A – Alcanzable. Se debe ajustar a la realidad de la persona y del entorno, de manera que este sea sostenible. 

R – Realista. El objetivo se debe poder alcanzar y estar orientado a resultados posibles, teniendo en cuenta el punto de partida, los recursos, condiciones internas y externas, etc.).

T – Tiempo. Definir un momento de realización de la acción en un futuro deseable; es decir, marcar una fecha límite.

Ejemplo ERRÓNEO de un posible objetivo S.M.A.R.T:

  • Quiero ir a nadar — Esto no es S.M.A.R.T. pues no es concreto y no reúne las características de ser Específico, Medible, Alcanzable, Realista y medible en el

Ejemplo CORRECTO de un posible objetivo S.M.A.R.T.

  • Quiero ir a nadar, 3 días a la semana, 1 hora al día, en al Club Natación Sabadell.

El anterior sí se ajusta a las características de un objetivo S.M.A.R.T. Por ello, es importante delimitar cada detalle de tu objetivo, para hacerlo viable y para poder trazar un plan de acción que te lleve a su consecución.

¡Saca lo mejor de ti y decide hacia dónde quieres dirigir tu vida!

¡Feliz día!

HappyTool2: Cambio de interpretación

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Seguimos con los “Happytools” de los miércoles de final de mes. La herramienta de hoy, extraída de conocimientos y técnicas de psicología cognitivo-conductual, os ayudará a conseguir vuestros objetivos y a ser un poco más felices cada día.

La HappyTool de este mes se llama “Herramienta de cambio de interpretación”, te ayudará a comprender cómo lo que piensas acaba generando tus acciones y emociones. Lo que sientes, a su vez, modifica las creencias en tu vida y determina tu manera de vivir.

Para realizar este ejercicio:

 

  1. Haz un cuadro con una situación que hayas vivido: “¿qué situación he vivido?”. Entonces, divídelo en dos interpretaciones: interpretación 1 e interpretación 2 de la situación vivida.
  2. Cada casilla de interpretación la sub-divides en 3 apartados: pensamiento (“¿qué pienso?”), emoción (“¿qué siento”) y conducta (“¿qué hago?”).

3. Rellena cada casilla de interpretación. La interpretación 1 es la automática, ahí debes apuntar aquellas reacciones que te salen en una primera instancia en una situación o momento determinado. Acto seguido, rellena la casilla de interpretación 2, con sus correspondientes sub-divisiones, pero esta vez teniendo en cuenta qué es lo que podrías o querrías hacer, y/o cómo desearías actuar en la situación planteada.

4. Contrasta y piensa en cómo quieres estar, dónde quieres vivir, qué quieres sentir y qué quieres hacer con tu vida. De este modo, tomaras conciencia para dirigir tu vida, en lugar de que tu vida te dirija a ti.

Párate a reflexionar y visualiza tu vida. Recuerda que la situación es la misma, pero lo que te digas, lo que pienses y lo que sientas va a depender de ti. ¡Saca lo mejor de ti y decide como quieres vivir esta vida que tenemos oportunidad de vivir!

¡Feliz día!

Link Youtube

El juego interior del tenis

EL JUEGO INTERIOR DEL TENIS, Timothy Gallwey, 2006

Buenos días,

¿Cómo estás? Espero que disfrutaras de la lectura del happybook del mes pasado. Este mes de abril te traigo una de las mayores reflexiones internas en el panorama actual, “El juego interior del tenis”, un libro de Timothy Gallwey que te permitirá averiguar cómo se produce tu diálogo interior; es decir, qué te dices, el cómo te lo dices, el por qué te dices lo que te dices y para qué lo haces. Tomar conciencia de todo ello te ayudará a poder gestionarlo.

Seguramente te haya pasado, por qué nos ha pasado, sino a todos, a la gran mayoría, enfrentarte a situaciones determinadas en la vida en las cuales te analizas, piensas y te hablas para intentar sacar de ti conclusiones y acertar con las decisiones. Muchas veces analizarnos constantemente puede llegar a bloquearnos sin dejar que la parte inconsciente de nuestro cuerpo actúe con todo lo que ella ya sabe y muchas veces bloqueamos por una parte más racional.

Así pues, esta obra de Gallway te permitirá reducir la incertidumbre y el ruido interno para comprender cómo funciona tu mente, tus motivos, tus conductas y comportamientos. Esto te propone hacerlo teniendo en cuenta, tal y como te enseñará el libro, el hecho de saber buscar los fines que quieres lograr con tus actos, los posibles resultados que podrás conseguir, y cómo impacta en la consecución de estos actos y resultados el papel de lo que llama el “Yo nº1” y el “Yo nº2”.

De este modo, el autor señala en su publicación distintos roles de tu “yo” que deberás comprender para entender el global de tu mente y ver cómo están interactuando ambas partes de ti acercándote o alejándote a aquello que, en realidad, quieres conseguir.

  • El yo nº1: la voz crítica y controladora. Te da órdenes continuamente de aquello que debe o no hacer tu “yo nº2”. El número de órdenes que es capaz de lanzarte son tantas que deberás aprender a que no podrás procesarlas todas; pero está bien así, no es necesario poder hacerlo para seguir avanzando.
  • El yo nº2: tu cuerpo. El brazo ejecutor de las acciones a realizar. En este segundo “yo” es probable que localices ciertos miedos e inseguridades causadas por tu “yo nº1”. Por ello, es vital que puedas desbloquear las barreras que el “yo nº1” le crea a tu “yo nº2”, para poder convertir los obstáculos en oportunidades de mejora.

La estructura mental expuesta, te puede crear grandes momentos de reflexión e incluso puede conllevarte, de hecho debe hacerlo, al cambio de tus hábitos cotidianos. De esta manera, y usando paralelismos con el mundo del tenis, el autor pretende hacerte llegar a una mayor capacidad de auto-conocimiento y al éxito deseado.

Recuerda que el éxito sólo lo conocerás a partir de aprender a detectar tus insatisfacciones y desequilibrios internos; dando paso, así, a un diálogo personal contigo mismo sin juicios de por medio.

Crea una atmósfera que te permita visualizarte, concéntrate en tu forma de interactuar y de pensar, confía en ti y da paso al camino hacia tu felicidad.

Disfruta de su lectura y comparte con nosotros tu opinión.

Juntos… ¡sumamos!