¡Erasmus a Florencia y no estuve!


Florencia

2006- 2007 FLORENCIA: Cegado Erasmus el que viví en tan preciosa ciudad.

Cegada por el sufrimiento recorrí la preciosa Toscana y otras regiones italianas. Visité Roma, Bologna, Pisa, Siena, entre otras ciudades, sin saber disfrutar de ellas… bloqueados todos mis sentidos por varios problemas que consiguieron colocarme una benda en los ojos y el corazón en un puño de forma que no supe disfrutar de estar viva, mi sangre quedó congelada y mi mente paralizada en el sufrimiento. Viví en Italia pero no estuve… así que no puedo recordar apenas casi ningún detalle de las ciudades que visité… ¡Segundo pasado, segundo esfumado! Esos momentos no volverán, la oportunidad que tuve de disfrutar todo eso pasó… y parece ser que yo decidí sufrir y perdí mi propia experiencia simplemente porque… ¡todavía no había descubierto que yo tenía el gran poder de decidir qué sentir! Sabía que la culpa de que yo sufriera no eran los problemas de ese momento, no comprendía el por qué de tanto sufrimiento… toda la vida había sido así, siempre había tenido unos problemas u otros que me habían impedido disfrutar, llevaba toda la vida intentándolo… ¡intentando vivir! ¡intentando dejar de sufrir! Busqué salidas en todas las personas y lugares… (por eso mismo decidí irme a vivir incluso a otro país, Italia) pero la solución no estaba en ningún lugar, no estaba en nadie… todavía no sabía que la solución únicamente estaba en mí, sólo la tenía yo.

 ITALIA FELIZ

Una fría mañana de Febrero del 2007 mi hermana pequeña, Mónica, venía a visitarme a Florencia, ¡yo estaba emocionada!. Me desperté y vi 10 llamadas de mi padre (jamás llamaba más de 1 vez), algo había ocurrido… Le llamé nerviosa, preocupada y, efectivamente, me dijo: No esperes a Mónica hoy, ha tenido un accidente. ¡Entré en shock! No podía creerme cuánto había sufrido sin necesidad y cuánto, de repente, mi vida podía cambiar en un instante. Estaba histérica, quería “teletransportarme” al lado de mi hermana YA y me sentía “retenida” en Italia hasta que saliera un vuelo… el tiempo no avanzaba… estaba congelada, no podía parar de llorar, no podía respirar, no encontraba forma alguna de que el aire llegara a mis pulmones… ¡necesitaba hablar con ella! ¡saber que estaba viva! ¡que respiraba! ¡que había esperanza…! Mi mundo se nublaba cada segundo que pasaba, se apagaba, se acababa imaginando que había muerto… Al cabo de varias angustiantes horas consiguieron pasarme con ella, había despertado tras la operación y sólo fue capaz de hacer un susurro: “am..” Eso escuché, dos simples letras, pero era su voz, suficiente, estaba viva, ¡era ella! Volé a Barcelona y me quedé a su lado (sólo volví a Florencia a arreglar unos trámites para que me convalidaran las asignaturas cursadas allí) y así finalizó mi Erasmus, sin despedidas, pero con mi hermana viva, mi pesadilla había terminado.

Mónica y yp

Ahora todos teníamos que cuidar de ella. Le habían operado de urgencias nada más entrar al hospital (tuvo una hemorragia interna que casi acaba con su vida), le quitaron el bazo, le operaron del brazo y perdió la movilidad de éste… los siguientes meses fueron muy duros para ella, apenas podía moverse pero, poco a poco, tras operaciones y mucha rehabilitación fue recuperándose… Llevó todo su proceso de recuperación de una forma increíble, yo la miraba y la admiraba cada día, ella tenía marcas por todas partes y el vientre muy inflado, entre otras secuelas físicas… sin embargo, no estaba en absoluto preocupada por su aspecto, estaba viva y eso era más que suficiente, ella hacía lo que debía hacer cada día para que su cuerpo se recuperara poco a poco, con pocas preocupaciones y muchas acciones. Cada día la observaba, la admiraba y pensaba la de tonterías que tenía yo en la cabeza… Ahora está viva, está sana y está feliz.

 Mónica feliz

Este post lo escribí cuando eras estudiante de odontología y te fuiste a Gante de Erasmus, pequeña… ahora vuelve a ser tu momento, vas abriendo y cerrando etapas de la vida, y hoy empiezas una nueva aventura: ahora estás volando hacia Inglaterra, a Deal (a una hora de Londres) sin billete de vuelta, a crear una nueva vida y trabajar allí de dentista. Disfrutarás de preciosas ciudades, viajarás por todo Europa (y conociéndote, probablemente por todo el mundo), descubrirás a impresionantes personas, seguirás conociendo diferentes culturas… y, sobretodo, seguirás descubriéndote a ti misma en nuevas situaciones.

 gante

Bélgica Feliz

Deal

London

Llevo toda una vida a tu lado enseñándote todo lo que he sabido y ahora soy yo la que debo aprender de ti. Eres sensatez, responsabilidad, dulzura, sabes afrontar los problemas de cara, generosa, sociable, humilde y tienes un corazón enorme. Admiro tu valentía, tu coraje, tu alegría, tu simpatía, tu humor, tu optimismo, tu inteligencia… ¡te admiro a ti!   

Siempre quise protegerte, quizá demasiado, quizá demasiado poco, quizá te ayudé en muchas cosas y en muchas otras la fastidié… Simplemente he hecho lo que he podido, lo que he sabido… he vivido a tu lado y a tu lado siempre me tendrás, pase lo que pase. Eres mi niña, mi gran pequeña, uno de mis principales motivos por los que siento que existo, una razón para vivir. Cada día más mayor, más madura y más tú… gracias por estar cada vez más, por crecer y por quererme siendo yo, gracias por ser tú. ¡Te quiero! ¡Sé feliz! 

 Monica

 

Canciones para ti:

Amaia Montero, “Chiquitita”: http://www.youtube.com/watch?v=z7PgqwldHtQ

Porque las dos sabemos que aunque por edad cronológica yo sea la mayor, a veces tú has sido la “chiquitita” y a veces lo he sido yo. Gracias por estar siempre.

Gloria Trevi, Recuerda que me tienes a míhttp://www.youtube.com/watch?v=uNPknPRN5qQ

Sé que esta canción no es tu estilo pero lleva el sentimentalismo que me caracteriza y refleja muy bien cada una de las letras que quiero decirte y que tú me transmites… 🙂 

Para quién quiera más, posts recomendados para leer después de ¡FUI DE ERASMUS A FLORENCIA Y NO ESTUVE! SEGUNDO PASADO… ¡SEGUNDO ESFUMADO!”:

 – Para que veáis el antes y el después de conocerse uno a sí mismo: “Descubriendo a María”:  http://felizpsicologia.com/?p=174#sthash.dBHnTYcw.dpbs

– Para comprender la relación y fuerza “pensamiento- emoción- conducta” y evitar preocupaciones y sufrimiento antes de hora así como realizar acciones que conllevarán más problemas y preocupaciones que soluciones: “¡Aprendamos a utilizar los verbos! ¡Más rendimiento y más felicidad!” http://felizpsicologia.com/?p=531#sthash.Dxi7y5Zh.dpbs

– Cómo me gusta vivir: “¿Y si el mañana nunca llega…?” http://felizpsicologia.com/?p=217#sthash.fS7tDsEA.dpbs

María Gilabert Hernando

¡Siempre han sido parte de ti!

Gracias a todos esos abuelos, que fueron padres de nuestros padres, que cuidaron y educaron a nuestros educadores, que nos protegieron y cuidaron siempre que pudieron, que nos amaron y nos aman sin condiciones, aunque pensemos y actuemos fuera de sus esquemas, aunque a veces no entiendan nada de lo que hacemos… ellos siempre están allí, son experiencia, son amor, son vida.

Más elegantes, más tradicionales, más espontáneos, más contenidos, sean como sean siempre son y serán nuestras raíces. ¡Me encanta descubrirles, investigar y hablar con ellos, saber cómo vivían, cómo interpretaban, cómo sentían y cómo lo hacen hoy en día!

De todos mis abuelos y los abuelos de mi pareja, os presento a continuación a las 3 que nos quedan vivas. Tened en cuenta que no tienen este carácter que describo “de repente”, son así desde hace muchos años por lo que empieza YA a ser quién quieres ser porque lo que tú eres lo llevarás contigo SIEMPRE. “Siembra un pensamiento y cosecharas un acto, siembra un acto y cosecharas un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino”.

“La Abuelita”, Pilar, 84 años (madre de mi padre)

Culta y sabia, de una educación y elegancia suprema. Estable, segura, prudente, coherente y fuerte como un roble, sensata y jefa. Auque nuestro abuelo (“el Avi”) fue quien creó grandes negocios y recorrió el mundo todos sabemos que ella siempre estuvo a su lado y siempre ha sido y sigue siendo “LA JEFA”. Ha tenido 11 hijos (3 ya en el cielo), ha cuidado siempre que ha podido de sus 22 nietos (1 ya en el cielo), ha publicado 3 libros de cocina y a pesar de haberse quedado viuda hace tan solo 2 años, ahora ha creado “el club de la lectura” con amigas suyas. Pase lo que pase no pierde la ilusión y las ganas de vivir. Ella confirma la frase de… “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”.  A sus 85 años está conectada con su gran familia (estamos en diferentes países y vamos viajando) por Facebook, whatsapp  e incluso tiene un blog. ¡No conozco persona que se adapte más a las tecnologías! Como dice ella, es una mujer de 30 años metida en un cuerpo de 80. Si le escribo un whatsapp diciéndole cómo está y que tenga un día fantástico, me contesta “no dejaré que los dolores que tengo en este cuerpo sean los protagonistas del día, ¡yo haré que este día sea fantástico!”

¡No dejes que tus problemas sean tu protagonista del día, crea, disfruta, ama y aprovecha tu día de vida!

En este post menciono cómo vivía ella la guerra cuando era pequeña. “Gana tu partida, gana tu vida” http://felizpsicologia.com/?p=87

 abuelita feliz

“La abuelita” Pilar, 84 años, (madre de mi madre)

Alegre,  “campechana”, cariñosa, espontánea, humilde, simpática, divertida y generosa. Se quedó viuda con 55 años y siempre ha estado “al pié del cañón” siendo una gran madre y una gran abuela. Cocinaba, cantaba, nos cuidaba y nos educaba en muchas ocasiones. Ella es todo un ejemplo a seguir, ahora tiene Alzheimer hace 10 años y sigue feliz. ¡Sonríe, canta y, hasta hace poco, también bailaba!  Ama a la persona que tiene al lado en cada momento. No sabe quién soy pero sólo estando cerca de ella siento que me quiere porque ella es amor.

¡Aún cuando no podemos decidir qué situaciones vivir, todavía podemos elegir cómo vivirlas!

Os dejo el post en el que os presenté a mi abuelita “¡Desear lo que debes hacer y disfrutarlo!” http://felizpsicologia.com/?p=80#sthash.6m4VDXzS.dpbs

 feliz abuelita mamá

La “Iaia”, Mercè, 78 años (abuela materna de mi pareja) 

Entrañable, amigable, expresiva, espontánea, inquieta, trabajadora, dulce, buena y llena de amor y vida.

Hace apenas 1 mes, tras una peligrosa operación de riesgo, sufrió una enfermedad desconocida con fiebres muy altas la cual le debilitó mucho y por la que tuvo que estar 1 mes ingresada en el hospital realizándose diferentes pruebas médicas realmente muy duras, finalmente no encontraron qué enfermedad era. El hecho es que en este proceso, agotada física y psicológicamente de tanto sufrimiento, me llamó y entre sollozos me dijo: “María, aprovechad la vida vosotros porque yo ya me muero”. Sus palabras me tocaron el corazón así que retrasé todos mis planes ya que la misión más importante para mí ese día se convirtió en ir a comprar una libreta e ir a visitarla para explicarle los “deberes” que le ponía desde ese mismo instante. Sus deberes consisten en que me escriba los 3 objetivos que tiene y las 3 mejores cosas que le suceden cada día en la libreta que le regalé, me comprometí a que cada vez que la veo leemos sus “deberes” juntas ¡Es increíble la de cosas y de vida que tiene, a sus 78 años está más viva que yo a mis 27! Cocina cada día para toda la familia, cose ganchillo, bolillos, frivolité, hace auténticas maravillas manuales (bolsos, imperdibles, pendientes…), cuadros de flores secas, pasea, planta y cuida un huerto en su casa, baila y tiene infinidad de amigos que constantemente le llaman y la visitan, está rodeada de amor y vida. ¡Alucinante!

feliz iaia

TODOS tenemos “talón de Aquiles”, todos tenemos defectos y momentos de debilidad, a diario caemos, lo que importa no son esas debilidades o esas caídas, si no lo que haces con ellas y cómo te levantas, cómo te sobrepones y lo que acabas consiguiendo hacer con tu vida. Mira a Mercè, aunque a veces se llegara a sentir más muerta que viva, ¡resulta estar más viva que muchos que dicen estar vivos!

¿Y tú qué estás haciendo con tu vida? Lo que trabajes en ser hoy (aunque te cueste años conseguirlo) marcará tu mañana y jamás olvides que quién siempre te acompañará el resto de tu vida, eres tú, tu mejor inversión.

“El Avi” (Luis, falleció hace 2 años, a los 84 años de edad)

Os dejo la despedida que le escribí a mi abuelo para que recordéis a todos esos abuelos que ya no están con nosotros físicamente pero que sí estuvieron y siguen estando en nosotros, siempre serán nuestras raíces:

“Nos vemos en el cielo

…generosidad, humildad, bondad, amor, familia, unidad, voluntad, paciencia, sencillez, optimismo, lucha, crecimiento, prudencia, comprensión, saber estar, lealtad, perdón, trabajo, responsabilidad, ambición, superación, entrega, honestidad, inteligencia, alegría, felicidad…

Es sólo un parte de lo que espero haber aprendido de ti.

Gracias por todos estos años, gracias por esa mirada y por esa sonrisa en los que siempre he visto reflejados todos estos valores.

Siempre estaré contigo porque siempre has sido parte de mí.

Nos vemos en el cielo.

Te quiere,

María”

feliz avi y yo

¡Cuida, aprende y disfruta de tus abuelos! ¡Siempre estarán contigo porque siempre han sido parte de ti!

Os dejo esta canción infantil que refleja muy bien la sabiduría que buscamos en nuestros abuelos. Heidi, “abuelito dime tú” http://www.youtube.com/watch?v=ViiM3C6l0jY

María Gilabert Hernando

¡Desear lo que debes hacer y disfrutarlo!

Después de una semana intensa de trabajo, me levanté ayer sábado a las 8 a.m. para ir a visitar a mi abuela. ¡Es genial desear hacer lo que sientes que debes hacer y disfrutar con ello!

A veces el camino no es fácil pero la recompensa que puedes llegar a sentir es increíble. Mi madre y yo estuvimos 4 horas viajando en coche para llegar a la residencia donde mi abuela se encuentra, 4 horas disfrutando con ella y 4 horas más para volver a Barcelona, camino largo pero vale la pena.

Ella es todo un ejemplo a seguir, tiene Alzheimer hace 10 años y sigue feliz. ¡Sonríe, canta y, hasta hace poco, también bailaba! 🙂 Ama a la persona que tiene al lado en cada momento. No sabe quién soy pero sólo estando cerca de ella siento que me quiere porque ella es amor.

¡Aún cuando no podemos decidir qué situaciones vivir, todavía podemos elegir cómo vivirlas! 🙂