Te necesito… ahora

Amor, no vengas para irte.

18487_1558729854378324_7453090635518353263_n

Te necesito…. No ayer ni mañana sino ahora. Antes no te necesitaba y después no te necesitaré. Ayer no había necesidad suficiente y mañana no  habrá excusa que valga para no estar aquí conmigo, es hoy y ahora cuando te necesito tanto como el aire para respirar. No importa si lo entiendes o no, no hay explicación que valga ni razón que explique, simplemente… es.

Aina rodaje

Te necesito y no estás, te conozco y sé que te arrepentirás, pues la culpa te acompañará eternamente. Culpa por ser como eres, tan mediocre y poco desarrollado, a veces tan inhumano e insensible, y siempre tan cobarde, incapaz de mirar la verdad y enfrentarla de cara, incapaz de llamar las cosas por su nombre y decirlas mirándome a los ojos.

1424281_10202378611016427_1620876037_n

Mi alma se esfumó en el último suspiro que me robaste y hoy me encuentro aquí sola, sin ella, sin mí y sin ti. Necesito que sustentes mi mano y sientas mi corazón hecho pedazos, necesito que me des una razón para reconstruir lo que era irrompible y destrozaste sin piedad, necesito un motivo para vivir y una ilusión para despertar, para volver a confiar y a soñar.

Aina grito

Apagaste mi vida y contaminaste mis sueños, te apoderaste de la poca ingenuidad que me quedaba y ya no sueño mi vida ni vivo mi sueño sino que sólo quiero soñar para no despertar. No entiendo mi vida sin ti porque tú me robaste la ilusión y ahora, desnuda y sin escudos, me siento débil e indefensa. Me arrancaste el alma arañando mi esencia con la más fantasiosa máscara. Ingenua de mí, creí que eras real, creí que existías y así caí en tus redes, en las redes de tus mentiras que hasta tú mismo creíste. Prometiste el cielo y me lo diste a probar de manera que ahora sin él ya no sé estar.

¿Y ahora que es la vida? ¿Qué será? Una búsqueda ansiada de ese cielo que me diste a probar…

10689988_1544611065823338_3400972518948442570_n

María Gilabert Hernando