Personas con todo y personas que disfrutan de todo

Hay cosas que te pueden hacer muy feliz y cuestan poco dinero o nada… quizá ya las conozcas o quizá no las hayas descubierto todavía pero… ¡todavía estás a tiempo! Si rompemos esquemas y prejuicios, si olvidamos lo que ya nos hayan dicho anteriormente y empezamos a indagar y descubrir por nuestra propia cuenta, guiándonos por nuestras propias ilusiones, pasiones, dejándonos llevar por nuestros propios intereses, observando nuestra atención, nuestras emociones, nuestros instintos… podrás empezar a descubrir hermosos “mundos” que quizá antes no conocías.

Os explico un ejemplo de algo que a mí me ha sucedido:

Hace dos meses empecé a descubrir el hermoso mundo de la DANZA DEL VIENTRE. Dominar la técnica de cualquier baile requiere disciplina, atención, observación, repetición, entrenamiento… y además de dominar la técnica luego has de saber ponerle arte, pasión, creatividad, estilo, etc. Sin embargo, a pesar de saber que requiere todo esto, ya soy feliz aprendiendo, soy feliz cada vez que pienso que tengo clase de baile, cada vez que me imagino bailando y cada vez que bailo… cada vez que sueño con sus ropas, sus colores, sus melodías, su fluir… Soy feliz cuando me esfuerzo y veo que consigo hacer un pequeño avance… cuando no me sale algo y en vez de abandonar consigo superarme y volver a intentarlo… y consigo retomarlo y continuar… y así sigo soñando y sigo bailando… Anteriormente, en el entorno en el que he crecido, no sólo no conocía a gente que bailara esta danza sino que apenas había oído hablar de ella y ahora estoy encantada de haberme sabido mover e indagar hasta haber descubierto este “nuevo mundo” para mí, de haber sabido abrir los ojos y aprovechar las oportunidades que se me han presentado hasta dar con él ya que para mí este mundo es… ¡bueno, sano, bello y me hace feliz, alegre, sentir, fluir…!  ¡Te animo a descubrir un mundo que te haga soñar, que te haga disfrutar, que te haga feliz!

Con la danza del vientre descubro cada día la aceptación que debería tener el cuerpo de toda mujer y puedo decir… ¡qué bello es el cuerpo de todas! ¡Qué sensual! ¡Es increíble! ¡Cada movimiento, cada parte de nosotras es preciosa, nada sobra y nada falta, es genial tal y como es, cada una, especial toda ella! ¡Cuánto debemos amarnos y qué poco nos amamos algunas veces! ¡Cuánto ayuda esta danza a ver lo hermosas que somos y el cuidado y amor que merecemos!

Vas sacando esa magia que llevas dentro, poco a poco vas descubriéndola, vas expresándola, vas mostrándola al danzar… esa melodía que sólo tu cuerpo sabe cómo suena y que tiembla al transmitir al mundo lo que siente… Esas ganas de danzar a todas horas, estés donde estés… esa energía que fluye por tus venas… Sólo estás tú y tu cuerpo… no hace falta nadie ni nada más. ¡Disfrutas de ti, disfrutas del universo, disfrutas de la danza!

No habrá crisis ni persona que me impida bailar y sentir, nada ni nadie me quitará los colores, el brillo que le doy al cielo al sentir la melodía de la música, el ritmo, el vibrar, la luz de mi sonrisa, la ilusión por seguir caminando, seguir aprendiendo y seguir creciendo… aunque sea difícil, aunque a veces tenga ganas de tirar la toalla… ¡continuo! ¡y me encanta! Y sigo disfrutando mientras camino y sigo danzando…  ¡Descubre esa magia que tienes dentro, tan única y especial, pues la conozcas o no todavía… existe!

¡Viva la danza! ¡Viva la música! ¡Viva las sensaciones! ¡Viva las emociones!

Imagen

Os dejo un link donde podréis leer información sobre beneficios psíquicos, emocionales y físicos de danza del vientre, para quién le interese:

http://www.jimenagonzalez.com.ar/beneficios_danza_vientre.html

También os dejo la web de mi profesora de danza del vientre (Gitza Estrada, increíble bailarina) donde podréis ver preciosos espectáculos! ¡Gracias Gitza por introducirme en este precioso mundo y enseñarme, y también agradezco a Laura Fernández- Rajal su paciencia! (Un video mío quizá tarde varios años en subirlo ya que acabo de empezar pero poco a poco iré aprendiendo. La danza es como la vida misma, nunca es tarde para empezar. Se empieza desde el principio y con paciencia, esfuerzo y constancia se va avanzando y mientras tanto… ¡se va disfrutando!) 🙂

www.gitzadance.com

María Gilabert Hernando