7 hábitos para la felicidad según la Ciencia

¿Alguna vez sientes que siempre está luchando por algo, como acabar un proyecto, que llegue tal o cual evento… sin acabar de disfrutar en el momento en que llega? A menudo nos centramos en mantener la felicidad orientados hacia objetivos. Pensamos que lograremos la alegría después de completar algo, en lugar de encontrarla en el viaje en sí. Esta mentalidad no suele ser exitosa en situaciones de la vida real, según Emma Seppala, profesora e investigadora de la Universidad de Stanford. 

7 hábitos para la felicidad según la Ciencia

Sigue leyendo para conocer las siete formas respaldadas por la ciencia de Seppala para redescubrir la alegría y crecer aún más exitosamente.

1. Vive en cada momento

No te estreses pensando en las cosas que tienes que hacer más adelante. Simplemente concéntrate en lo que estás haciendo en cada momento: trabajar, pasear, ducharte, conversar…  Esto ayuda a ser más efectivos y también a abordar con más inteligencia, serenidad y felicidad los problemas, conflictos y dificultades.

2. Practica la resiliencia

Los momentos más espantosos no son cuando estamos abrumados o estresados, sino cuando estamos mal y no conseguimos recuperarnos de ese estado. Enseña a tu cerebro a recuperarse lo más rápido posible de situaciones extenuantes.

3. Trátate bien

¿Cómo tratas a tus amigos, compañeros de trabajo, conciudadanos? También tú tienes que tratarte bien a ti mismo. La forma en que tratamos a nuestros propios cuerpos refleja cómo queremos que otros nos vean. En cuanto a nuestros propios fracasos o defectos, podemos aplicar compasión en lugar de ira, y es más probable que nos recuperemos antes de los problemas.

4. Administra tu energía

Somos capaces de gestionar el dinero y el tiempo, pero a veces olvidamos que nuestra energía también necesita ser administrada. No nos preocupemos tanto por cosas que finalmente no importarán a largo plazo. En su lugar, mejor mantener los pensamientos solo para las cosas más importantes. Perder nuestra energía mental en personas o pensamientos sin importancia o incluso dañinos para nuestro bienestar no vale la pena. Después faltan energías para nuestras metas y sueños, en pro de nuestra felicidad.

5. Sal a la aventura fuera de tu zona de confort

Jugar con seguridad es más fácil, pero no es la mejor manera de crecer. Se supone que nuestro cerebro debe desarrollar nuevas habilidades, así es como uno aprende a adaptarse y como evoluciona. No hay forma de aprender si no se desaprende, si no se prueban cosas nuevas. Fuera de la zona de confort hay evolución, crecimiento y felicidad.

6. No hagas nada

Hay veces en que es positivo no hacer nada en concreto, no estar siempre obsesionados por avanzar. Nada en exceso es bueno, por eso vale la pena saber descansar, desconectar, disfrutar de pequeños placeres cotidianos, aprender a entretenerse, dejar la mente en blanco, meditar…

7. Muestra empatía hacia los demás

Validar las opiniones y sentimientos de los demás te permite establecer conexiones valiosas. No subestimes el poder de la empatía ni de la simpatía. Permite generar lazos de confianza entre personas y también en el ámbito profesional. Como resultado, repercute en la felicidad personal, en la satisfacción y en el sentimiento de pertenencia.

¿Quieres ser más feliz? Escribe qué te gustaría conseguir y te enviaremos información.

HappyTool 7: gestión de emociones

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Aquí os dejamos el “Happytool” este miércoles. La herramienta de hoy sirve para trabajar la identificación y gestión de tus emociones.  Muchas veces sentimos muchas cosas, pero como no sabemos cómo gestionarlo sufrimos en riesgo de salir perjudicados.

El primer paso para gestionar tus emociones es tomar conciencia de la emoción y, para ello es importante identificar una situación concreta (qué sucedía, cuándo, dónde, con quién estaba…) e identificar estos 3 niveles para tomar conciencia:

  • Pensamiento: ¿Qué estoy pensando cuando me siento así? ¿Qué me estoy diciendo? ¿Qué palabras utilizo?
  • Emoción: qué sientes con todos los pensamientos que estás teniendo.
  • Fisiología: ¿Dónde sientes esa emoción? ¿en qué parte del cuerpo? Si tu mente no pensara, ¿Cómo sabría tu cuerpo que estás sintiendo esa emoción?

Una vez logrado todo lo anterior, asocia un forma, un color y tacto a la emoción. Emplea los 5 sentidos para definir tu emoción.

Para terminar, piensa en una frase que sirva de anclaje para detectar la emoción. Es decir, cada vez que sientas la emoción descrita en tu cuerpo, el hecho de pensar en la frase te ayudará a gestionar tu estado emocional para así gestionar tú la emoción en vez de que te lleve ella por inercia. Pregúntate para qué aparece esa emoción y decide si te interesa tenerla, subirle o bajarle la intensidad y dónde colocarla.

Tu cerebro asociará esa frase e imagen a toda la toma de conciencia que han hecho de la emoción, pudiendo gestionarla tú a ella en vez de que te domine la emoción a ti.

¡Saca lo mejor de ti y decide hacia dónde quieres dirigir tu vida!

¡Feliz día!

Link Youtube

El monje que vendió su ferrari

EL MONJE QUE VENDIÓ SU FERRARI, Robin S. Sharma

¿Cuál es el precio a pagar para ser una persona de éxito?

Julián, abogado de gran prestigio, tenía una vida que en términos económicos muchas personas podían envidiar.

Él, enfocado en encontrar un destino exitoso era capaz de trabajar 18 horas dirías con tal de lograr su éxito profesional.

John, su compañero de trabajo, sabía que la vida de Julián no era tan idílica como muchos podrían creer.

Un matrimonio roto, una relación con su padre pérdida y una insatisfacción diaria por las cosas que hacía.

¿A qué aspectos de su vida estaba renunciando?

Con 53 años, un infarto le hizo cambiar el modo de ver su vida y decidió vender todas sus pertenencias e iniciar un viaje a India.

En 3 años y con la ayuda de sabios del lugar aprendió a construir una vida más plena, decidiendo como resultado, compartir sus conocimientos con todo aquel que lo necesitara.

¿Cuáles serían las lecciones de Julián?

El bienestar depende de aquellos pensamientos que pongamos en nuestra mente, no de las circunstancias externas.

Apreciar cada una de las cosas que uno ya posee más que las cosas que se desean poseer.

Disfrutar de cada paso hacía el objetivo que una se plantea.

Equilibrar el esfuerzo profesional con la vida personal, cuidando la salud y el entorno familiar.

Permitirse pausas y marcar un ritmo que se pueda sostener a lo largo del tiempo.

Con estas lecciones y entre otras, se acerca al pensamiento de disfrutar el presente con mayor intensidad y comprender la necesidad de adaptarse a los sucesos del día a día.

A su vez, aprender a priorizar y aprovechar el tiempo diario en aquellos aspectos que mayor satisfacción nos da y eliminar las actividades que dedicamos tiempo y no nos aportan bienestar.

Finalmente da mención a la importancia de dedicar tu tiempo a facilitar la vida a los demás y reflexionar sobre cuál es el legado que queremos dejar en vida a la sociedad.

 

 Autora: Anna Achón

HappyTool 6: técnica de visualización

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Aquí os dejamos la “Happytool” del mes. La herramienta de hoy se basa la  visualización. Las cosas se construyen dos veces, primero en la mente y después en la realidad material; por ello es esencial poder imaginar nuestros objetivos en nuestra mente de igual manera que su representación en el mundo real.

Ejemplo arquitecto:

Todo arquitecto, antes de construir una casa, debe imaginarla en su mente, dibujarla posteriormente, y finalmente construirla en base a las estructuras definidas sobre papel.

¿Cómo visualizar?

Es esencial representar en tu mente aquello que quieres conseguir utilizando los 5 sentidos:

  • Vista.
  • Olfato.
  • Oído.
  • Tacto.
  • Gusto.

Los objetivos debes vivenciarlos e imaginártelos desde todas las perspectivas sensoriales, es decir, en lo referente al objetivo preguntarte: ¿qué veo?, ¿qué huelo?, ¿qué oigo?, ¿qué siento? y ¿a qué sabe?.

Recuerda que lo que crees creas, así que atención con tu atención. ¡Saca lo mejor de ti y decide hacia dónde quieres dirigir tu vida!

¡Feliz día!

Link Youtube

El hombre en busca de sentido, felicidad en situaciones extremas

EL HOMBRE EN BUSCA DE SENTIDO, Viktor Frankl

¿Cómo fue la vida de un prisionero en un campo de concentración nazi? Victor Frankl nos invita a descubrir su propia experiencia sobre la cruel realidad con la que los soldados trataban a los prisioneros y a su vez como afectaba a su mente cada vivencia que tenían. Un claro ejemplo de cómo la felicidad trasciende a las circunstancias concretas.

Nada más llegar al campo y expropiadas hasta de su propia identidad, se les identificaba con un número y dependiendo de su condición físico-psíquica se les asignaba un destino final más o menos próximo.

Con una alimentación a base de pan y sopa y sumándole la sumisión de trabajar duramente. En el caso de mostrar agotamiento se verían castigados a la cámara de gas donde serían sacrificados.

Con estas condiciones, ¿Cómo recuperar la esperanza a la libertad o principalmente mantenerse en vida?

Victor Frankl y su introspección hace mención a diferentes reflexiones sobre la condición humana.

Una de ellas, decía así como “Al hombre se le puede arrebatar todo, excepto la elección de la actitud personal frente las circunstancias de su propio camino.”

Con ello, nos da a entender que aun viviendo con unas condiciones humanas pésimas, la actitud de paciencia y serenidad permite ver luz y esperanza a situaciones dramáticas.

Afirma que no se pueden cambiar las situaciones externas pero por lo contrario si podemos cambiar la forma en como nosotros afrontamos dichas situaciones.

Con la búsqueda del sentido de salir de allí y poder reescribir su manuscrito y a su vez reencontrarse con su más allegados, nos demuestra que todo aquel que tiene un sentido para seguir hacía adelante puede ser capaz de soportar casi cualquier golpe por muy duro que sea.

Finalmente, el hecho de valorar todo aquello que tenemos incluso cuando sentimos que no tenemos nada hace que no seamos esclavos de las circunstancias sino que cojamos protagonismo y le demos esperanza a la vida que vivimos, porque la vida siempre esperará algo de nosotros. La felicidad, en última instancia, va más allá de lo que nos pase, y podemos empezar a valorar más cada día y cada circunstancia que tenemos, dándole sentido.

 

Autora: Anna Achón

HappyTool 5: La técnica de la silla

¡Buenos días!

¿Cómo estás? Aquí os dejamos el “Happytool” este miércoles de septiembre. La herramienta de hoy te servirá para identificar y modificar el comportamiento y las creencias, tanto las quete limitan como las que te benefician para lograr tus objetivos.

La técnica que te presentamos se realiza cogiendo una hoja en blanco, y dividiendo esta hoja en dos partes:

  • A la izquierda: las creencias negativas que te limitan, aquellas que dificultan que consigas tus objetivos (creencias limitantes).
  • A la derecha: las creencias positivas que te benefician, aquello que creerlo te ayuda a conseguir tus objetivos (creencias potenciadoras).

Para cada creencia deberás buscar tres evidencias que la avalen. Piensa en una, dos o tres ocasiones que hayas vivido de forma concreta (indicando día, hora, con quién estabas, dónde estabas, qué estabas haciendo, qué pensabas…) que sea una de estas 3 evidencias (que tú mismo te hayas dicho esa creencia en tu diálogo interno, que alguien te lo haya dicho o un hecho que demuestre que esa creencia es real).

Una vez hecho lo anterior, tanto para la creencia limitante como para la creencia potenciadora, párate unos minutos y piensa sobre qué quieres en la vida: ¿limitarte para conseguir una cosas o beneficiarte para conseguir tus metas? Ambas creencias pueden ser reales, en los dos casos has buscado evidencias que avalan tu creencia. De ti dependerá dónde quieras focalizarte y lo que quieras creer. Tanto si crees que puedes como si crees que no, tendrás razón.

Aquí te dejamos un ejemplo:

Recuerda dónde pones tu atención creas tu vida. ¡Saca lo mejor de ti y decide hacia dónde quieres dirigir tu vida!

¡Feliz día!

Link Youtube