¿Dónde está el amor?

He descubierto que mi esencia siempre está conmigo, me caigo y me levanto tantas veces como deseo arriesgar, como deseo vivir, crecer y sentir.  He descubierto que tengo el poder de levantarme cada día y construir aquello que sueño, sueño mi vida y vivo mi sueño mientras camino en la dirección elegida. He aprendido que las emociones son pasajeras, que ellas no soy yo, que después de la tormenta siempre llega la calma y que ahí estoy yo, tras la tormenta, junto a la calma, serena y llena de paz, pura luz, pura vida, pura María.

533624_10153043275140302_1064679287_n-1

He aprendido a no esconderme en tus ilusiones ni a cegarme con tus palabras, a no responsabilizarte de mi ceguera sino a abrir los ojos y coger las riendas de mi vida, yo decido qué creer y qué sentir, porque soy yo el valor de mi vida, no tú, el valor está en mí, no en ti. El amor no está fuera sino que lo llevo conmigo y puedo amar tantas veces como quiera y tantos momentos como existan. He aprendido que yo seré quién quiera ser, que ahí arriba hay alguien que me ama y me cuida y que ese alguien no está sólo allá arriba, sino que está en mí, está en ti y está en todas partes, pues es amor, y el amor está en la mirada de quién sabe verlo, quién sabe creer en lo increíble y ver lo invisible, sentir la magia de vivir, el don de existir y apreciar cada caricia que le regala este maravilloso mundo.

11050869_10155407588675302_1505899825209743586_n

He aprendido que la marea existe, que hay olas que surfear, que a veces subes y a veces bajas, que lo único constante en esta vida es el cambio y que junto a su constante inconstancia crezco, y al crecer siento, siento que tengo sentido, que mi vida sin sentido se resentiría y que ese sentido que tiene mi vida es el que yo siento, el que yo quiero, el que yo elijo, el que yo construyo.

14

He aprendido a construirme y reconstruirme, tantas veces como sea necesario, tantas veces como quiera. He aprendido que la aprobación de los demás está de más, pues si yo me apruebo no hay prueba que deban validar. Que es mejor estar sola que mal acompañada y que la soledad no es lo mismo que la solitud, pues puedo estar sola rodeada de gente si no sé estar en mí, en cambio con la solitud por muy sola que parezca estar nunca sentiré soledad, pues estaré siempre conmigo.

216668_10151313852916021_1269177608_n

He aprendido a no culpar a los demás de mis emociones negativas, de mi rabia o mi dolor, sino a responsabilizarme, a ser consecuente y a tomar medidas, a saber cuando y cuanto arriesgo, a aprender de los errores, a abrir los ojos y enfrentar el miedo de frente, pues cuando le doy la cara se desvanece como si un hielo se evaporara al darle la luz del sol. He aprendido que la paciencia es la madre de la ciencia, pues todo llega, todo pasa y todo cambia, y lo único que existe es este momento, el pasado y el futuro sólo están en mi mente. A creer en mí y que, tanto si creo que puedo como si creo que no puedo, tendré razón, pues yo construyo mi realidad.

1234048_10153148437175302_417653583_n - copia

Sé que la creatividad es potencialidad y puedo crear y creer en lo que yo quiera.

He aprendido a estar sin ti porque he aprendido a estar conmigo, así que sí, ya no te necesito… si estamos juntos no será porque nos necesitemos sino porque nos queremos y juntos… ¡sumemos!

11150943_10153222043224158_7522091593300435330_n

 

¡Constrúyete y reconstrúyete!

A veces tienes la vida hecha, parece “controlada”, una sensación de calma y felicidad te invade y luego… ¡pum! Sin saber por qué, todo cambia, todo se transforma. Te pasas años construyendo tu futuro, defines tus objetivos, luchas, los persigues con perseverancia y de repente… ¡zas! Viene una oleada que desmorona todo, te inestabiliza, te desestructura la vida por la que estabas luchando, la vida que estabas construyendo, ¡te sientes perdido! Las cosas cambian, a veces por ti y muchas otras veces por factores no controlables. “Todo llega, todo pasa y todo cambia”.

Trabajas durante años para esa empresa que, de repente y sin previo aviso, te despide.

Cuidas a tu familia y velas por una unión que tras un hecho no deseado (como la muerte de un hijo o una separación) desestructura a toda la familia.

Trabajas años para conseguir una promoción laboral y, cuando crees que deberían dártela, no se cumplen tus expectativas.

Entrenas durante años muy duro para una competición deportiva y… Pam! te falta medio segundo para poder clasificarte en ese campeonato con el que tanto sueñas.

Te esfuerzas y dedicas todo tu empeño en conseguir a esa/e chica/o y resulta que no es un amor correspondido.

Dedicas todo tu tiempo a conseguir ese cliente y… pum! Finalmente decide contratar a tu competencia directa.

A veces nos empeñamos en tener a una persona en concreto, en tener un puesto de trabajo concreto, a ganar un premio concreto… Si no lo consigues por causas externas a ti, déjalo ir, no te encabezones con ello. No te enganches a personas ni te aferres a cosas materiales, no te ancles en sucesos, no te estanques en metas. Esas personas, cosas, sucesos, metas… provocan emociones y son esas emociones las que están en tu mano gestionar, las que puedes controlar. ¡Tú decides tu actitud! La capacidad de adaptación al cambio es crucial, sobretodo en esta época en la que nos ha tocado vivir, que todo cambia a una velocidad incontrolable. Hoy eres el último y mañana quizá seas el primero. Hoy la vida te araña y quizá mañana te acaricie.

cambioo

Muchas veces creemos que por ser buenas personas merecemos todo, pero resulta que la vida no es matemática. Probablemente te llegarán muchas más cosas buenas si actúas bien, pero actuar bien no es garantía de que siempre te vaya a ir todo bien. No esperes siempre bondad y justicia, porque la vida no siempre es justa aunque nos gustaría que lo fuera ¿Qué hacer entonces? Trata de entender sólo hasta donde puedas para aprender, pero no más allá… no trates de entenderlo todo, hay muchas cosas que como humanos no podemos comprender, no te culpes, aprende a aceptar y dejar pasar, es el universo quién habla, y a veces no entendemos su lenguaje, queremos todo YA y queremos sólo aquello que somos capaces de ver o imaginar, pero él nos dice “espera, algo mejor está por llegar, abre el corazón y déjate llevar”.

Aunque suceden  cosas que te parezcan injustas y te derrumben… levántate y reconstrúyete. Siéntete, eres vida, escúchate y deja que el universo te muestre todo aquello que necesitas.

Intenta ser fiel a los 4 acuerdos (sé impecable con tus palabras, no te tomes nada personalmente, no hagas suposiciones y haz siempre lo máximo que puedas, ni más ni menos) y el universo cada día te regalará maravillas, ¡pon tu atención en esas maravillas y agradéceselo!

Es normal sentir emociones negativas tras verse no cumplidas tus expectativas, pero eso es temporal, no te estanques ahí. En el sendero de la vida, a veces cruzas un bosque oscuro, pero al final siempre hay una luz que ilumina tu camino. No tengas prisa en encontrar la luz, simplemente camina hacia delante y llegará. Como dice Martin Luther King, “Si no puedes volar, corre, si no puedes correr, camina, Si no puedes caminar, gatea. Pero hagas lo que hagas, siempre sigue hacia delante”.

Naipes

Castillos de Naipes en el aire creados por expectativas y realidades vividas, sueños incumplidos por cartas que se caen en el aire, tortazos que te hacen sacar escudos, escudos que crees que te protegen de las emociones negativas pero lo único que te hacen es impedir vivir. No pierdas nunca esa capacidad innata que tienes de construir y reconstruirte, una y otra vez, tantas veces como sea necesario mientras estés vivo. El universo te ofrece infinitas posibilidades, no te aferres a las que te hacen daño, abraza aquellas que te acarician con felicidad y te arrancan sonrisas! No te enganches al pasado, no levantes un muro de defensa por si alguien te vuelve a atacar, por si algo te vuelve a dañar, no creas que ese muro va a protegerte de la vida, pues la vida se cuela por cualquier suspiro. La vida no es controlable por mucho que quieras controlarla y con ese muro sólo dejarás de vivir geniales experiencias. Simplemente, aprende a gestionar tus emociones, fluye, siente, disfruta… ¡vive! Cambia el miedo por aprendizaje y prudencia, cambia el bloqueo por gestión y el rendimiento por reconstrucción.

abrir brazos

¡Abre los brazos al universo! ¡Despierta y mantén los ojos bien abiertos al mundo! Hay infinidad de cosas increíbles esperándote! Quizá todavía no puedes verlas, y si no dejas de mirar atrás, no las podrás ver jamás. Sólo tienes que… vivir, fluir y dejar que ocurra. ¡El universo es mucho más sabio que todos nosotros juntos! Tiene grandes sorpresas guardadas para todos, y sólo tú puedes permitir que ocurran.

¡Hemos nacido para ser felices, no permitas que factores externos obstruyan ese derecho que tienes como ser humano! ¡No llores porque se acabó, sonríe porque sucedió y abre los brazos a nuevas experiencias! ¡A vivir!

¡Sueña cada día, levántate y camina hacia delante! 

“Y sí, seguiremos!
Si dicen perdido yo digo buscando,
Si dicen no llegas, de puntillas alcanzamos,
Si dicen caíste yo digo me levanto
Si dicen dormido es mejor soñando”

 

María Gilabert Hernando

¿La felicidad tiene edad? (Lourdes Ruiz Gordo)

Las edades de la felicidad

Sí,  para mí la felicidad tiene edades, y a cada una le corresponde una visión particular de la misma.

Así, cuando somos pequeños, no somos conscientes de que somos felices, jugamos, reímos, cantamos, bailamos… en definitiva estamos felices sin saberlo y sin pretenderlo,  esto último  a mi entender es lo que define la felicidad en la niñez.

Después, cuando crecemos, creemos saber dónde poder encontrar la felicidad, entonces algunos más felices que otros, inician su camino en busca de ella, y es aquí principalmente, a partir de la pubertad o adolescencia, cuando nos empezamos a desviar y a confundir.

Palabras como: seguridad,  status, éxito,  necesidades,  objetivos, satisfacción, afectos en lugar de amor…  empiezan a aparecer y a utilizarse como sinónimos y sustitutos de la felicidad.

Ya de adultos, algunos vivirán en ese “engaño feliz” y otros con el miedo permanente a perderlo.

Pero… afortunadamente no todo es ni tiene porque ser así, y en nuestras manos está el cambiarlo. 

¿Cómo lo hacemos?

Aprendiendo  y compartiendo con los demás lo que cada etapa de la vida nos brinda.

¡Que curioso! y sobre todo…, ¡que gratificante sería para todos si alguien nos enseñara a reconocer y a disfrutar la felicidad desde el comienzo, desde el principio!

Por ejemplo… 

Con la sabiduría y nivel de conciencia que tienen los mayores sobre lo que es y lo que no es la felicidad, conciencia adquirida por la experiencia.

Con la responsabilidad, madurez y prudencia del adulto que ya conoce las miles de trampas y  tentaciones del camino hacia ésta.

Con la capacidad del joven de trasmitirnos su persistencia, su valentía y en muchos casos arrojo para perseguirla  y conseguirla.

Y  por último con la ingenuidad, capacidad de asombro y disfrute con los cinco sentidos que el niño nos ofrece.

Por eso todos y cada uno de nosotros somos necesarios, nos complementamos y completamos.

Anda con los ojos bien abiertos y busca la felicidad en cada una de las experiencias que te rodean, y recuerda, “estás en edad”. 

AUTORA DEL ARTÍCULO:

 LourdesRuizfeliz

Lourdes Ruiz Gordo

 Psicóloga en Granada

 Perfil de Google +

Nuevo año… ¡Lo que quieras!

¡Le doy la bienvenida al año 2014 con los brazos bien abiertos esperando y deseando lo mejor para tod@s!

Le pido a este nuevo año recordar siempre aquello que no es visible, que tampoco se compra ni se vende, pero que sí produce un gran impacto en nuestras vidas:

–          Responsabilidad

–          Sensibilidad

–          Paz

–          Atención al detalle

–          Coherencia

–          Serenidad

–          Humildad

–          Esperanza

–          Capacidad de trabajo

–          Capacidad de apreciar la belleza

–          Generosidad

–          Alegría

–          Positivismo

–          Voluntad

–          Agradecimiento

–          Amor

–          Ganas de crecer y mejorar

–          Capacidad de perdonarme a mí misma y perdonar a los demás

–          Emoción

–          Profesionalidad

–         Capacidad de disfrutar

–          Capacidad para pedir perdón

–          Escucha

–          Empatía

–          Capacidad de levantarme tras cada caída

–          Pasión por todo lo que hago

–          Inquietud

–          Respeto

–          Equilibrio, en el punto medio está la virtud

–          Intriga por lo desconocido

–          Paciencia

–          Educación

–          Capacidad de sorprenderme

–          Motivación

–          Ética

 

Deseo que comprendas que por muchos medios de comunicación que tengamos… ¡nada sustituye tu mirada!

 ojos1

Deseo que encuentres dentro de ti todo lo que buscas fuera, deseo que entiendas que eres tú quién tiene el poder, que cojas las riendas de tu vida, que decidas y construyas tu camino día a día. Deseo que por mucha superficialidad que nos rodee no olvides que lo más importante son las personas. Deseo que por mucho ruido que haya en el mundo  no pierdas el norte de quién eres y a dónde quieres ir.

¡TE DESEO MUCHO ÉXITO Y FELICIDAD!

2014

Esta lista es sólo un ejemplo, crea tu propia lista de lo que quieres en tu vida, quién quieres ser, qué quieres sentir, qué quieres hacer y… ¡a vivir!

Gloria Estefan, Abriendo Puertas:

 

María Gilabert Hernando

¡Que encuentre siempre esa fuente!

¡Felices fiestas a tod@s! Deseo que las paséis rodeados de vuestros seres queridos y, sobretodo, de vosotros mismos, de vuestra identidad, de quienes habéis decidido ser. Si tú quieres, ¡puedes!

Envío un abrazo enorme hacia el cielo para todos aquellos que han dejado huella en nuestras vidas. ¡Siempre estarán contigo porque ya forman parte de ti!

Deseo que cada día, cada hora y cada instante encontréis esa fuerza para levantaros,  para vivir y para avanzar a pesar de los golpes duros que a veces recibimos a lo largo de la vida, esa fuerza para seguir siendo vosotros mismos, para encontraros aún una vez perdidos. ¡Identifica tu fuente de energía! ¡Descubre aquello donde “recargar las pilas”! El sol, el mar, la montaña, un ser querido, un animal, un deporte… Habrá momentos en los que sentirás que te comes el mundo y otros en los que todo te parecerá cíclico e igual, ¡incluso desesperante! Te dará la sensación de no avanzar, que todo es “como siempre”, pero… ¡FALSO! ¡Si tú quieres, avanzas! ¡Nuestros cerebros nos engañan haciéndonos creer que es así para que tiremos la toalla porque ellos están cómodos en “lo de siempre”! ¡no te dejes engañar! Recuérdale quién manda, muéstrale a tu cerebro quién eres y vencerás!

Tú has avanzado, si te has dado cuenta de algo de lo que antes no eras consciente, si has creado un momento nuevo, una nueva sensación… ¡volverás a vivirlo! Sólo has de ser persistente para que cada vez sean más esos momentos buenos (los que decides crear) y menos esos que surgen por “inercia” (en los que estás acostumbrado a vivir).

feliz energia

Decide. Cambia. Siente. Vive. Disfruta. Salta. Grita. Baila. Canta. Sonríe. Llora. Perdona. Averigua quién eres. Enamórate. Quiérete. Hazte un buen regalo. Entrega. Recibe. Di lo que piensas. Rompe un hábito. Construye otro. Muestra tu felicidad. Equivócate. Crece. Respira profundamente. Mímate. Date un buen baño. Camina lentamente. Observa. Aprende. Cultiva el amor y saborea sus frutos. Aprende a dar significado a las cosas y elije a qué cosas le das significado.

 NO IMPORTA DE DÓNDE VIENES SINO A DÓNDE VAS…

¡VEN CONMIGO! 

navidad

El lenguaje emocional para mí representa el árbol ya que todos lo hablamos, seamos de donde seamos y vayamos a donde vayamos, esperando que el 2014 sea un gran año para el lenguaje universal (¡el lenguaje emocional!) os deseo a tod@s…

¡FELIZ NAVIDAD Y PRÓSPERO 2014!

Para este 2014… “sólo le pido a Dios que el amor no me sea indiferente, que la reseca muerte no me encuentre vacía y sola sin haber hecho lo suficiente ¡Sólo le pido a Dios, que lo injusto no me sea indiferente…!”

Sólo le pido a Dios, Ana Belén y Victor Manuel: 

 

 

María Gilabert Hernando