¿Eres amor?

 

Abuelita, aún sin saber quién soy ya que hace 11 años que sufres alzheimer, me has vuelto a mostrar una vez más que no es tan importante quién crea ser como quién realmente soy. No es tan importante de dónde vengo sino dónde estoy, qué hago, qué siento y qué transmito ahora. 

Sólo tú, tan auténtica, divertida, única y especial, sabes mostrar el valor de cada segundo, sabes hacerme apreciar cada instante de vida. No necesito que sepas quién soy, sólo estando cerca de ti siento que me amas porque  tú eres amor.

“Chiquitita sabes muy bien que las penas vienen y van y desaparecen, otra vez vas a bailar y serás feliz como flores que florecen”

María Gilabert Hernando