¡Desear lo que debes hacer y disfrutarlo!

Después de una semana intensa de trabajo, me levanté ayer sábado a las 8 a.m. para ir a visitar a mi abuela. ¡Es genial desear hacer lo que sientes que debes hacer y disfrutar con ello!

A veces el camino no es fácil pero la recompensa que puedes llegar a sentir es increíble. Mi madre y yo estuvimos 4 horas viajando en coche para llegar a la residencia donde mi abuela se encuentra, 4 horas disfrutando con ella y 4 horas más para volver a Barcelona, camino largo pero vale la pena.

Ella es todo un ejemplo a seguir, tiene Alzheimer hace 10 años y sigue feliz. ¡Sonríe, canta y, hasta hace poco, también bailaba! 🙂 Ama a la persona que tiene al lado en cada momento. No sabe quién soy pero sólo estando cerca de ella siento que me quiere porque ella es amor.

¡Aún cuando no podemos decidir qué situaciones vivir, todavía podemos elegir cómo vivirlas! 🙂

24 comentarios en «¡Desear lo que debes hacer y disfrutarlo!»

    • Gracias por tu comentario, Wachowsky. En mi opinión, siempre está bien y ayuda ser positivo, pues quieras o no hay muchas cosas que simplemente… suceden, por lo que siempre es mejor ver “el lado bueno de las cosas”! 🙂 Un saludo!

  1. Claro que sí, los abuelos se merecen nuestras visitas y mucho más.
    Mi último abuelo hace justo hoy un año cumplió 91 años… y unos días después nos dejó.
    Yo también guardo recuerdos muy bonitos de mis visitas los domingos por la mañana durante sus últimos meses, los cuales los pasó en Barcelona muy a su pesar, porque a él le hubiera gustado seguir en el pueblo, pero así pude visitarle más a menudo.

    Sigue escribiendo !!!

    Un abrazo,

    A

  2. Marta Martita dice:

    me encanta despertarme y ver tus posts, o recordarlos antes d ir a dormir… siempre hay momento, y siempre son constructivos.

    Muchas gracias Maria guapa!! y que pases un día tan maravilloso como tuuu

  3. Ha sido un placer visitar tu espacio. Me encanta conocer a personas tan “biofilas” , y con tantísimas ganas de vivir y de contagiarlas.Gracias también por dejar tu huella en mi espacio, es un honor.
    Mucho ánimo María, siendo asi , lo bueno aparecera en tu puerta cada dia , estoy segura. Un besote gordote!!!!

    • Muchas gracias por tu comentario. ¡Me alegra mucho saber que te ha gustado y que te consigue contagiar mis ganas de vivir! 🙂 Tu blog también tiene un objetivo muy positivo, ya que como bien dices… “No es más feliz quién más tiene sino quién menos necesita” 🙂 ¡Un saludo!

  4. Mi recuerdo es más feliz porque no tuve que visitarlos en una residencia. Si tengo esa experiencia con la hermana de mi madre, también con Althzeimer. Duro sentir que en parte nos han olvidado, pero con amor, algún momento recuperamos. La visita, el amor lo perciben, aunque sangremos por dentro y merece la pena, claro que merece la pena.
    Gracias por tu post, muy bello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *