Todos los días pasan cosas buenas

Esta mañana, camino al trabajo, me he cruzado con dos niñas de unos 4 años que iban hacia el colegio, una de ellas lloraba y la otra le secaba las lágrimas mientras le abrazaba y le decía: ¡No te preocupes, todo irá bien! 🙂

¡Qué tierno observar como desde bien pequeñitos aprendemos a apoyarnos los unos a los otros! Aunque no todos los días sean buenos, todos los días sí que pasan cosas buenas así que…

¡Mantén los ojos bien abiertos y disfruta! 🙂

María Gilabert Hernando

10 comentarios en «Todos los días pasan cosas buenas»

  1. sonrisaanibe dice:

    Me recuerda a un día que me encontré con dos hermanitas y una de ellas, la más pequeña también lloraba (pobrecita, lloraba mucho), y la mayor que no tendría más de 3 años le dijo: “No te pleocupes no pana nada” (no te preocupes no pasa nada). Iba con un amigo, hoy en día es mi pareja, y siempre que nos pasa algo triste, o algo que nos produce dolor, ya sea uno o el otro decimos: “No te pleocupes no pana nada” y entonces reímos….

    • psicologiafeliz dice:

      Qué buena anécdota! y qué buen “anclaje” que tenéis! es una idea genial recordar ese momento tan tierno y agradable cada vez que estés tristes! 🙂 Un saludo, sonrisaanbie! 🙂 Gracias por tu comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.