Bomberos y felicidad (Jordi Vendrell)

Entrevista sobre felicidad a Jordi Vendrell, del cuerpo de bomberos de la Generalitat de Catalunya, especialista en incendios forestales, licenciado en Geografía, formador del Instituto de Seguridad Pública de Catalunya y ha dado varias ponencias en cursos y Masters sobre la relación entre metereología, incendios y territorio.

 

 

Jordipsicologiafeliz

En la entrevista, Jordi nos explica que la felicidad son pequeños momentos, es ahora, mucha más gente de la que ella cree es feliz aunque no lo sepa. Es importantísimo definir tus objetivos, al tener claro tu objetivo, qué es lo que te gusta, entonces dedicarás todas tus fuerzas a él y lo conseguirás.

A veces creemos que “las mejores experiencias” se dan sólo cuando obtenemos un buen resultado, por lo que si le preguntamos a un bombero esperamos que nos diga que su mejor experiencia fue cuando salvó a alguien. En muchas ocasiones pasamos por alto que lo mejor sucede cada día, la vida y la felicidad está en los pequeños momentos y está sucediendo ahora. Jordi me ha sorprendido al comentar que sus mejores experiencias se pueden dar incluso cada día, recorriendo el país de arriba a abajo, de derecha a izquierda, de sur a norte… tan solo la experiencia de estar recorriendo el país para entender qué está pasando en él le produce felicidad.

También nos contará lo importante que es en su profesión la calma, extraerse de la situación, tomar conciencia de dónde estás y cuáles son los factores que están influyendo sin dejarte llevar por el pánico. ¡Respirar en medio del entorno de estrés! Y os aconsejo que lo apliquéis a la mayoría de situaciones estresantes que os toque vivir… ¡si no permitís que el miedo que provoca la situación concreta os bloquee, actuaréis sacando vuestro potencial y los resultados siempre serán mucho mejores!

Nos cuenta que un tipo concreto de incendios o de una forma determinada tiene un impacto muy negativo, pero no todos los incendios son malos o no el fuego como tal es malo. Permitirme hacer una comparación con el dolor y el sufrimiento… el dolor en sí no es malo, pues muchas veces de él aprendemos, cronificar ese dolor y convertirlo en sufrimiento constante es lo malo… así que aprendamos a poner cada cosa en su lugar y no tomemos la parte por el todo ni el todo por la parte.

No olvides desarrollar tus cualidades sociales que te permitirán realizar un buen trabajo en equipo, ¡acepta el error del compañero y sigue confiando! Y para llevar a cabo cualquier proyecto… Cree en tu proyecto, ten ganas de tirarlo hacia adelante y júntate con gente que tenga las mismas ganas que tú. ¡La unión hace la fuerza!

LA FELICIDAD:

La felicidad para mí son aquellos pequeños momentos, como por ejemplo AHORA mismo, Yo siento felicidad en las pequeñas cosas, en momentos concretos de situaciones, como ahora por ejemplo, estar conduciendo, estar trabajando, pequeñas sensaciones que te hacen dar cuenta de que eres feliz, la felicidad debe ser sentirte realizado con lo que haces. Aunque creo que mucha más gente de la que ella cree es feliz aunque no lo sepan

SUS INICIOS COMO BOMBERO:

“Decidí dedicarme a la GRAF hace más de 7 años a raíz de que siempre me ha encantado los montes y el bosque, el deporte, los temas de acción. Me surgió la oportunidad de entrar en contacto con este grupo de bomberos y me abrió las puertas a empezar a entender y estudiar profundamente qué relación hay entre el hombre, el paisaje y los incendios forestales y cuando vi eso, que fue cuando estaba estudiando Geografía, decidí dedicarme a estudiar y a entrenar para conseguir entrar en este grupo. Cuando tienes muy claro el objetivo, te dedicas con todas tus fuerzas.”

psicologiafelizincendio

¿QUÉ ES SER BOMBERO?

“Características de un bombero: la más importante es calma, saber extraerse de la situación tensa que muchas veces hay, lo importante es no caer en la trampa del “efecto túnel”, de centrarse en una sola cosa, sino tomar conciencia de dónde estás y cuales son los factores que están influyendo en ese incendio. Saber respirar en medio de ese entorno de estrés y obviamente, aunque cada uno tiene sus habilidades concretas, es esencial tener unas cualidades sociales que te permitan formar un equipo de trabajo cohesionado.
“Para ser bombero es esencial tener claro que, independientemente de reputaciones sociales, sueldos, horarios… ese trabajo te va a gustar más que nada en el mundo, si no es imposible hacer este tipo de trabajo. Identificar “yo quiero hacer esto, es un trabajo muy completo y muy gratificante y es lo que realmente quiero hacer”.
“Pasos que hay que hacer para ser bombero: buscar información, sacarse carnets (de camión, trailer, autocar, etc.), entrenar y estudiar. Pero lo primero, tener identificado el objetivo: tener claro que eso es lo que te gusta.”
“Para mí ser bombero, trabajar en incendios forestales, me ha abierto la visión a entender y tratar directamente con el paisaje, las relaciones que hay entre el hombre, los paisajes y los incendios. Para ser bombero también te tiene que gustar el trabajo en equipo, compartir con mucha gente parte de tu tiempo, parte de tus buenas vivencias y saber compartir errores.”

bombpsicologiafeliz

VALORES:
“Compañerismo, el trabajo en equipo, el esfuerzo, el darlo todo por un trabajo que te gusta.”

EXPERIENCIAS:
“Para mí, las mejores experiencias se pueden dar incluso cada día, recorrer el país de arriba a abajo, de derecha a izquierda, de sur a norte… tan solo la experiencia de estar recorriendo el país para entender qué está pasando en él me produce felicidad, estar entendiendo qué está pasando a nivel de meteorología, cómo está la vegetación, antes del incendio, para ver si se va a dar. Luego está el incendio forestal, que también es muy gratificante.”
Una experiencia negativa: “Todos los incendios tienen historias y anécdotas. El incendio de horta de Sant Joan, donde unos compañeros murieron, dejó una huella profunda, esa experiencia te queda como algo agridulce, porque has acabado con el trabajo pero has perdido demasiado. Estar trabajando ahí el día antes, después que los compañeros vayan en tu lugar, volver tú al día siguiente para continuar con el trabajo y que tus compañeros ya no estén es una experiencia durísima. Todos los incendios tienen su componente de riesgo, lo sabes, que por más formación y tecnología que haya. Sabemos que el accidente es posible, como en todos los trabajos, tienes que aceptar cosas buenas y cosas malas.

OBSTÁCULOS:
Después del accidente de Horta, volver a recuperar la confianza en uno mismo y la confianza general en el equipo para volver a realizar el trabajo que estábamos haciendo. Asumir que fue un accidente, que estábamos haciendo un buen trabajo, que aunque es cierto que sí que había cosas que mejorar, fue un accidente y puede volver a ocurrir.
Nos encontramos también con miedo psicológico, cada uno tiene sus fantasmas. Volver después del accidente de Horta sin dormir, 48 horas seguidas trabajando, fue un día de los que recuerdo que sentía miedo o una inseguridad, creo que infundada porque en ese momento donde estábamos ya no estaba el peligro real pero sí que sentía un miedo psicológico. El miedo físico es tan real que es más fácil de superar que el psicológico. Y la baza para superar cualquier tipo de miedo, al menos en este tipo de trabajo, es el equipo, los compañeros. Puedes superarlo tú solo, pero es complicado. Tú solo puedes tirar de tus recursos, de tus conocimientos, de tu experiencia, pero también tiras y mucho de los compañeros, te tienes que apoyar de su experiencia, en la suma de todos. Trabajar uno solo es perder, tienes que trabajar en equipo.

TRABAJO EN EQUIPO:
Es vital aceptar el error del compañero. En el momento en que tú y yo somos un equipo, tú cometes un error, acepto el error como parte del equipo y sigo confiando en ti, donde hay cierto riesgo, eso es un equipo. Todos cometemos errores en algún momento. Aunque después de cometer el error, evidentemente, tiene que venir el por qué y sacar conclusiones positivas. Pero aceptar el error y seguir confiando es básico.

equipopsicologiafeliz

CREENCIAS SOBRE EL PAISAJE, LOS INCENDIOS Y EL FUEGO:
Bebemos de unas fuentes de información determinadas, durante un tiempo se ha transmitido un tipo de mensaje muy concreto pero para mí, no podemos extraer en ningún momento al hombre del paisaje que nos rodea. Es decir, el paisaje que tanto intentamos proteger, conservar y preservar con leyes como con parques naturales, nacionales, prohibir ciertas actividades en el monte… que se tienen que regular es cierto pero lo que no tenemos que perder de vista es que estamos en el paisaje mediterráneo (en otras zonas del planeta es diferente) y es fruto de la acción del hombre de miles de años, por lo tanto en el momento en que intentamos preservar como una foto inmutable ese paisaje que en este momento del tiempo lo identificamos como nos gusta y para conservarlo lo que hacemos es sacar de ese paisaje toda acción antrópica del hombre, lo que estamos haciendo justamente es sacar una de las acciones que han llevado a que ese paisaje sea como es ahora mismo, y los incendios son parte de estos inputs, a parte del hombre, hay muchos incendios de origen natural son parte de estos inputs. En el pasado, a parte del hombre, hay incendios de origen natural, por rayos, tenemos que pensar que en el pasado cuando no había bomberos como ahora, la vegetación seguía estando aquí, por lo tanto la vegetación ardía, los paisajes ardían y no había bomberos para apagarlos, por lo tanto había incendios y sin embargo sigue habiendo bosques y han ardido siempre los bosques por lo tanto debemos preguntarnos realmente ¿Cuál es el papel de los incendios en el paisaje? ¿son tan destructivos y tan malos como realmente se ha vendido? Si que es cierto que tienen un impacto negativo, un tipo concreto de incendios o de una forma determinada tiene un impacto muy negativo, pero no todos los incendios son malos o no el fuego como tal es malo.

¿Cómo debe actuar una persona ante una situación de emergencia hasta que llegan los bomberos en un incendio forestal? Esperar a que nos digan las autoridades qué debemos hacer, si debemos abandonar la casa o no, en general la peor opción si no tenemos orden diferente (a no ser que la casa sea de madera o de material inflamable) es abandonar la casa, se asume mucho más riesgo huyendo por las calles o por caminos que quedándote en casa… siempre huyes a zonas desconocidas o de falta de visibilidad y con estrés, se ha demostrado numéricamente. La mayoría de muertes de gente civil en incendios forestales es huyendo de casa, el 90 % o más de esa gente que ha fallecido huyendo, su casa ha quedado sin arder. Evidentemente, si hay orden de evacuación: ¡EVACUAR!

psicologiafelizbomberos

LA FUNDACIÓN PAU COSTA:
Se fundó hará 3 años con 60 fundadores de varios países, del ámbito de los incendios forestales (de la investigación académica, del área operativa bomberos, etc.) con el objetivo de crear una plataforma para compartir conocimiento. Mover gente de un país a otro en temas de formación, compartir conocimiento existente en España, Estados Unidos, Francia… sobre incendios forestales, tanto conocimiento académico como operativo. Compartir conocimiento en muchas zonas del planeta y hacerlo accesible a muchas otras zonas. Un problema que tenemos nosotros ahora, pueden tenerlo los Griegos, por ejemplo, dentro de unos años y puede serviles lo que aprendemos nosotros ahora y viceversa. Compartir conocimiento a nivel general. También compartir con países subdesarrollados, con dificultades económicas, que no puedan seguir todo el camino que hemos seguido aquí en cuanto a investigación, facilitarle el conocimiento al que hemos llegado en esta área de incendios forestales.

 fundaciónpsicologiafeliz

María Gilabert Hernando

11 actitudes que te alejan de la felicidad

SERFELIZ

En los años que estudié psicología en Sevilla aprendí mucho sobre qué es la felicidad, que nos lleva a ella o que es el bienestar para el ser humano. Si quieres conocer psicólogos de Sevilla haz clic aquí. Se suele hablar de aspectos como la forma de percibir la realidad, cómo reaccionamos ante ella, que es bueno mostrar solidaridad hacia los demás o que las cosas materiales no dan la felicidad. Sin embargo, las personas tendemos a caer en comportamientos que nos alejan de ella. ¿Y si además de buscar la felicidad tratamos de evitar lo que nos aleja de ella?

En este artículo hablaré de formas de comportarnos que nos alejan de la felicidad:

1-    Ser celoso/a

Hay personas que son celosas sin motivo y cuyos celos llegan a tal grado que llega a destruir sus relaciones personales. Los celos suelen ser característicos de personas con baja autoestima que necesitan la atención de los demás.

2-    Querer siempre cosas materiales

Suele ocurrir que las personas más felices son las que aportan más a los demás en vez de a sí mismos. Al contrario, las personas que buscan cosas materiales, creen que serán felices al conseguirlas, pero al hacerlo, no encuentran ninguna satisfacción, lo que les lleva a la búsqueda de más cosas materiales y a un ciclo interminable de infelicidad.

3-    Rencor

El rencor es un sentimiento negativo y como tal no puede aportar nada bueno a tu vida. Si alguien te hace daño alguna vez, trata de olvidarlo.

4-    Culpa

La culpa es uno de los sentimientos que más conduce a la depresión. El problema es que nos han socializado de manera que debemos sentir culpa si hacemos “algo malo”. Sin embargo, es algo que no sirve de nada. Si cometes un error, aprende del mismo y proponte no volver a cometerlo.

5-    Dependencia

Ser dependiente no solo es negativo para conseguir tus objetivos, sino que guía a la infelicidad. La felicidad no llega desde otra persona, tienes que construirla tú mismo. Cuando seas independiente, si puedes compartir tu felicidad con otra persona o que sea parte de ella, pero no que ella sea el motivo.

6-    Miedo

Como dijo Waldo Emerson, “El miedo puede derrotar a más personas que cualquier otra cosa en el mundo”. El miedo es natural y de hecho nos ayuda a sobrevivir, pero solo cuando es racional. El miedo irracional (como hablar al chico/a que te gusta) puede provenir de muchos lugares y solo lo superarás enfrentándote a el.

7-    Egoísmo

Ayudar a los demás nos hace felices, está comprobado. Si solo buscas tu propio beneficio te alejarás de la felicidad a grandes pasos. Examina áreas de tu vida en la que puedas ser egoísta.

8-    Establecer expectativas demasiado altas

A veces caemos en el error de esperar demasiado de otras personas. Creemos que alguien nos lo debe todo y lo esperamos. El problema es que cuando nos encontramos con la realidad y vemos que no se cumplen esas expectativas, el ánimo decae. Por tanto, piensa sobre las expectativas que tienes sobre los demás y establece unas correctas y justas.

9-    Vivir en el pasado

Si piensas demasiado en el pasado es porque tu presente no te gusta. Quizás tengas que ponerte nuevos objetivos o desafíos y cambiar la rutina. Vive el presente, porque en caso contrario llegará el día en que nunca lo hayas disfrutado y ya no puedas volver atrás.

10- Usar drogas o alcohol para alterar el estado de ánimo

Las drogas, incluido el alcohol, solo crean estados de ánimo pasajeros artificiales. Cuando ese estado termina, se da un choque con la realidad que es aún peor. Para volver al estado artificial, se vuelve a consumir y se entra en la dependencia.

11- Pesimismo

El pesimismo solo es una perspectiva de la vida, diferente al optimismo. Sin embargo, esta última te ayudará a sentirte mejor y conseguir mejores resultados. La solución es hacerte consciente de tus pensamientos y cambiarlos.

 

¿Algunas ideas que sí te acercan a la felicidad?

– Hacer deporte libera endorfinas, las hormonas del bienestar.

– Está demostrado que tener una mascota mejora el humor. Eso sí, si decides tenerla, cuídala bien y no la dejes mucho tiempo sola.

– Practica técnicas de relajación y mindfullnes.

– Apúntate a una ONG: además de ayudar a otros, te hará más feliz.

Autor: Alberto Rubín Martín.

Sígueme en https://www.facebook.com/lifeders

¿Qué actitudes más crees que te alejan de la felicidad? ¿Cuáles crees que te acercan?

¡Comparte con nosotros! 

¡El camino hacia el éxito!

El camino hacia el éxito…

Un sábado cualquiera por la tarde, voy a visitar a mi hermano y me cuenta que se va a Siurana (Tarragona) a escalar y a dormir en un refugio, ¡preciosas montañas y espectaculares vistas!

Tarragona

Me daban miedo las alturas pero al ver las fotos que me enseñó me atraía tanto la idea que le pregunté si yo sería capaz de hacer escalada. Él me miró de arriba a abajo y contesto: “a ver, prueba a levantar tu propio peso con tus brazos en este palo” (señaló una barandilla que tenía en su habitación). Evidentemente, apenas pude elevarme del suelo más de 1 cm de altura durante un tiempo de 0,5 segundos.  Quedó claro que yo no podía hacer escalada todavía pero él sí (enseguida saltó y me mostró cómo sí que podía levantar su propio peso con sus brazos). Si en vez de estar agarrada a un palo en una habitación hubiera estado sujeta a una montaña en un precipicio… ¡hubiera caído al vacío y hubiera muerto! Me prometió que me llevaría al rocódromo para que poco a poco perdiera miedo a las alturas y fuera cogiendo fuerza.

siurana2

Un rato después quedé con unos amigos y, casualmente, me comentaron que al día siguiente iban a realizar una *Vía Ferrata a la Mussara (Tarragona). Me animé, me dejé convencer por el momento, por la emoción, por las fotos y videos que me enseñaron… en ese instante en el que tomé la decisión me sentí tan arropada y emocionada que ni siquiera olía el miedo así que confirmé mi asistencia para que uno de nuestros amigos me preparara y prestara todo el material necesario. Pero… ¡zas! Llegó la noche y volví a encontrarme conmigo misma. Me fui a dormir dudando en si debía ir o no debía ir… ¡me daba pánico! ¡era un mundo totalmente desconocido para mí! En medio de la oscura noche me desperté agitada, sudada, asustada… ¡había muerto! ¡había caído al vacío! ¡mi gancho se había deslizado y mi cuerpo se había desprendido! ¡UFFF! ¡María se había estampado desde una altura de 40 metros! ¡La sensación había sido horrible e interminable! ¡Vaya pesadilla!

pesadilla

Tras despertar supe que todo había sido un sueño pero, aún así, no conseguía quitarme esa terrible sensación del cuerpo… ¡la sensación de mi propia muerte! ¡la había podido sentir mientras soñaba, y aún despierta no podía dejar de recordarla! Al despertarme dije: “¡NO VOY!” Tras algunos razonables enfados, vino un amigo y me dijo: “¡tú vas a ir! ¡Los miedos se afrontan de cara! ¡Sabes que esta terrible sensación te dura sólo un rato, luego disfrutarás!” Finalmente acepté, pero les dije que les seguiría desde abajo. Para no perder la famosa tradición de llevar un “coche escoba” yo había inventado para mí la posición de “la peregrina escoba”, mi plan era recorrer la montaña caminando desde abajo.

Al bajar del coche, nos colocamos todos el material y fuimos a ver la altura… ¡buf! ¡Qué vértigo! ¡Vaya mareo! ¡Casi me desmayo! No podía ni siquiera mirar abajo, mis piernas no paraban de temblar, me parecía una broma que, por muchas grapas y presas que hubiera, alguien pudiera trepar por esas montañas…

Fui siguiendo a mi grupo de amigos, bajaba la montaña caminando sin saber a dónde iba, sólo refunfuñaba y decía que no pensaba hacerlo, me detenía, quería llorar, quería gritar, quería irme pero ellos, tras alguna mirada compasiva de alguno y mucha ignorancia del resto, sólo caminaban  hacia delante. Finalmente llegamos al inicio de la vía ferrata, ¡ya no había vuelta atrás, no sabía cuál era el camino para volver! Así que sólo me quedó tirar hacia delante, con ganas de querer quitarme de encima la pesadilla cuanto antes decidí ir la primera así que empecé a subir por la montaña y, 5 minutos después, tuve que hacer peripecias para avanzar porque había una chica “quieta”, atascada en el camino, había decidido volver porque tenía pánico así que dije que aproveché la ocasión y dije que yo también quería volver, pero mi grupo fue algo menos comprensivo conmigo y… ¡no me hizo ni caso!

via4

Sólo me dejaban tirar hacia delante, sin pensar, sin sufrir, sin temblar… ¡firme y segura hacia delante! Así que, sin más opción, acabé concentrándome en poner primero un pie y después el otro, pasé de quejarme y refunfuñar a concentrarme en cómo avanzar, a fijar mi atención en las presas, en las cadenas y, a la que me puse, ¡zas! María empezó a escalar cual gato trepando tejados… ¡alucinaba! ¡mi grupo todavía alucinaba más! No podían creer el “show” que había montado y ver que luego les adelantaba a todos. Una vez más quedó demostrado que… ¡todas mis limitaciones estaban en mi cabeza!

Via1

El gato trepando tejados… ¡era yo! ¡irreconocible! No había miedo, ni siquiera había tiempo para pensar, sólo actuaba, sólo avanzaba. Mi atención estaba focalizada en buscar un huequecito en esa pared para colocar la punta de mi pie y no caer por el precipicio, para mí se trataba de sobrevivir. Un pie, otro pie y pasar el gancho al siguiente punto seguro… así una y otra vez buscando en cada situación cuál era el punto idóneo de apoyo. No había más historia, ¿sabéis qué? ¡Disfruté del camino como nunca hubiera imaginado! Cuando dejé de pensar, dejé de temer y cuando empecé a actuar y a avanzar… ¡empecé a disfrutar!

Via2

Cuando estaba llegando a la meta y podía ver el sitio desde donde antes había mirado la pendiente y había temblado, grité: ¡no puedo creer que sea yo la que esté ahora aquí! ¡jamás hubiera dicho que podría llegar hasta aquí! ¡y aún menos podría haber imaginado que al estar aquí estaría tan tranquila y tan feliz! Mi perspectiva había cambiado totalmente, mis sensaciones, mi punto de vista, el prisma desde donde podía ver y sentir la vida, rozar el aire, apartar el miedo… Aunque desde fuera todo pareciera igual nada lo era, yo había cambiado… ¡todo había cambiado!

¿Escalas conmigo? ¡Disfruta del camino y alucinarás con las inimaginables montañas que verás que eres capaz de escalar!

via3

 

Reflexión:

El miedo que tú sientes es una emoción que todo ser humano siente, a unos nos lo provoca unas cosas y a otros otras. Averigua qué te provoca a ti esa emoción (miedo), racionalízalo hasta que sepas diferenciar el hecho que te provoca la emoción de la propia emoción. Afronta al miedo de cara y lo pondrás en su lugar, podrás realizar lo que tú quieras sin problema y… ¡feliz!

Miedo

Siempre hay algo, por muy sutil e invisible que sea que “despierta” al miedo. Por ejemplo, en el caso descrito la escalada que hizo mi hermano no era lo mismo que la vía ferrata que yo realicé, pero habían semejanzas y mi cerebro trasladó todos los miedos de una situación a otra como si fueran idénticas y yo fuera a morir (aún no siéndolo ni habiendo apenas peligro en la situación real). A veces vivimos situaciones parecidas, y algo nos “enciende”, nos hace recordar, asociar y revivir experiencias… asociamos conceptos, olores, imágenes, emociones erróneamente y eso nos activa el MIEDO. Ese odioso miedo que tanto nos paraliza, ese miedo que no nos deja ser nosotros mismos, ese que nos pone el freno de mano sin necesidad alguna… ¡detéctalo y frénalo a tiempo! ¡No le dejes que se apodere de ti! ¡tú eres más fuerte que él!

A veces nos preocupamos por cosas que no han sucedido, sólo han sucedido en nuestra cabeza pero quedan grabadas las sensaciones con fuego en nuestro cuerpo. Ser consciente de ello te ayuda a avanzar, a ver que es sólo una sensación tuya y no es la realidad. En vez de preocuparte… ¡ocúpate!

No te compares, márcate tus pequeñas metas que puedas conseguir y céntrate en conseguir cada una de ellas. El éxito es la suma de pequeños esfuerzos, repetidos día tras día. Desglosa el gran problema que no sabes ni por dónde abordar en pequeñitos problemas que vas a ir afrontando uno a uno, cuando no te hayas dado ni cuenta ya habrás escalado esa gran montaña que te parecía imposible, estarás en la cima y lo mejor de todo es que… ¡habrás disfrutado del camino!

Si me van a echar, si voy a encontrar trabajo, si serviré para esto, si este chico me dejará, si le pasará algo a esa persona que tanto quiero… imaginando todo ello revivimos situaciones que hemos vivido, emociones terribles que hemos sentido alguna vez, y ahí nos quedamos, sufriendo y bloqueados, paralizados.

¡Detéctalo y actúa! Si tú quieres, ¡puedes vencer al miedo!

via5

POST RECOMENDADO: Recuerda que hay momentos para todo así que identifica cuando hay que pensar, cuándo hay que actuar, cuándo recordar… APRENDAMOS A UTILIZAR LOS VERBOS: http://felizpsicologia.com/?p=531#sthash.etlNfLQe.dpbs

*Vía Ferrata: itinerario tanto vertical como horizontal equipado con diverso material: clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas, que permiten llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada.

María Gilabert Hernando