¿Impactan las Redes Sociales en la identidad?

Aquí puedes escuchar el podcast de “¿Cómo impacta el uso de las redes sociales en nuestra identidad?” sólo pulsando play:

¿Quién eres tú? ¿Qué te define? ¿Eres tus estudios? ¿Eres tu trabajo? ¿Eres tus valores? ¿Eres tu Twitter? ¿Eres tu coche? ¿Eres tu afición?

A todos nos define algo, no podemos estar despiertos sin eso que nos identifica. Ese “algo” es, en parte, invisible e indescriptible, es nuestra identidad, somos nosotros y estamos compuestos por varios factores: genética, personalidad, conjunto de experiencias vividas, interpretaciones de estas, aprendizajes, decisiones, emociones, acciones, etc. Son muchas cosas las que te definen, pero el cóctel que se acaba creando al mezclar todas las variables mencionadas eres tú, único y exclusivo.  A  pesar de que nos definan todos los factores mencionados, nuestro cerebro acostumbra a asociar nuestra identidad con marcas, con estilos de vida, con valores, profesiones, deportes, aficiones e incluso hábitos (por ejemplo, el uso de las redes sociales).

tu feliz

Veamos cómo relacionamos las redes sociales con nuestra identidad:

Cuando estás acostumbrado a sentirte de una manera (triste, alegre, enfadado…) tu cerebro busca inconscientemente en tu exterior estímulos que te provoquen esa emoción, esa sensación con la que estás acostumbrado a vivir ya que crees integrarla como parte de ti y ésta es una de las adicciones más difíciles de desengancharnos: la adicción emocional. (Ejemplifico esto en el artículo a pie de página)

Las redes sociales han conseguido coger un papel importante en el “cóctel” de todos. Son un ingrediente que marcan el sabor de muchos cócteles, pues han provocado incluso que muchos creamos que sólo ellas nos definen. Llegamos a valorar a las personas (incluso a valorarnos a nosotros mismos) por el número de “me gusta” de Facebook o Instagram, el número de whatsapps que recibimos, de seguidores de Twitter, etc. Cuando, en realidad, esos números de “me gustas” o seguidores son algo totalmente volátil, falso y engañan a nuestro cerebro haciéndole creer que son indicadores de nuestra identidad. Volátil porque cualquiera puede poner “me gusta” a ti como al de al lado, hoy sí, mañana no, con o sin motivo alguno. Falso porque un “me gusta” no significa que tú le gustes sino que pueden darle al “me gusta” por millones de motivos ya que apretar al botón es gratuito, fácil, rápido y además entretiene al receptor: puede ser que les guste el color del cielo de la foto, el modelo de tus pantalones, la marca de tu coche, tu peinado, también puede que le gustes tú como persona, pero puede incluso que por costumbre pulse en el botón “me gusta” a todo lo que ve y para él simplemente sea como decir “recibido”. La intención del receptor al dar feedback estandarizado, al seguirte o poner un “me gusta” en la información que publicas, no tenemos ni idea cuál es pero la interpretación que nosotros realizamos casi siempre es atribuirnos ese “me gusta”, como si fueramos nosotros los que gustamos. Nos otorgamos ese reconocimiento, igual que muchos valoramos y posicionamos al resto de personas por ese reconocimiento que tienen en sus redes sociales. ¡Cuidado con las interpretaciones que haces del feedback que recibes o que dejas de recibir! Hay muchas personas que, erróneamente, se sienten poco queridas por tener pocos “me gusta” o pocos whatsapp o “poco” de algo… (algo que genera una red social que no es la realidad y el “poco” o “mucho” es relativo a lo que estés acostumbrado recibir y ver que reciben los de tu entorno). Quizá, las personas que más te quieran, te apoyen y siempre estén cuando las necesites ni tengan perfil en las redes sociales y no por ello dejan de existir, ni te quieren menos, ni tiene menos importancia su apoyo. En las redes sociales parece primar la cantidad de relaciones a la calidad de éstas, gran error ya que la validez y fiabilidad de la información es baja. Nos encanta juzgar al resto (muchas veces por falta de capacidad de juzgarnos a nosotros mismos) y a través de este sistema podemos generar juicios sobre los demás fácilmente, dejamos volar a nuestra imaginación y emitimos el juicio que queramos, a partir de la información filtrada que nos quieren mostrar. Hay personas que no utilizan las redes sociales por falta de tiempo, por pereza o incluso por miedo a no gustar y para ello, prefieren no exponerse a la opinión ajena y así no arriesgar. ¡Acéptate y enoamórate de ti mismo en todas tus versiones y al resto le gustarás tanto en la realidad física como virtual!

 redes infeliz

El hábito conductual que éstas generan todos lo vemos, infinidad de personas estamos enganchados una gran parte del tiempo a los Smart-phones, tablets, etc. Pero no nos resulta tan visible ni evidente el hábito emocional (generando incluso adicción) que nos provocan al engancharnos tan fácil y rápidamente. Al principio, tener reconocimiento de los demás es divertido y nos da un “subidón”, pero cuando te acostumbras a este “subidón”, a esta emoción, ya no sabes vivir sin él y si un día (o un rato) no lo tienes, lo buscas constantemente, crees necesitarlo pues si no lo tienes sientes que te falta algo, quizá no sabes el qué ni por qué pero estás intranquilo. Toma conciencia y racionalizarlo, tú sigues siendo la misma persona y las personas que te rodean siguen queriéndote igual que antes de que publicaras “x” información pero has caído en la trampa adictiva de las redes sociales. Engañamos a nuestro cerebro buscando a través de las redes esa aprobación que todo ser humano necesita pudiendo adquirir de forma instantánea un efecto placebo de autoestima, por lo que repetimos una y otra vez la misma conducta. Es muy fácil engañar al cerebro ¡ándate con cuidado! ¡Que no nos engañen, que nos digan la verdad decimos muchos, ¿no? ¡Empecemos por no engañarnos nosotros mismos!

 leon feliz

Las redes sociales son un gran elemento y avance si se saben utilizar para lo que fueron creadas, como un medio para un fin: comunicar, difundir un mensaje a gran número de personas, segmentar, dirigirte a tu target, interaccionar, mantener el contacto con amigos o familiares que tenemos lejos físicamente, crear redes de networking y así conocer y negociar con nuevos proveedores y clientes, incluso pueden servir para posicionar una marca pero no existen para valorar tu identidad y es en el error que nuestro cerebro ha caído. Las redes sociales se están convirtiendo (si no lo han hecho ya) en el fin en vez de ser el medio para el cual se crearon.

 familia feliz redes

La adicción al teléfono móvil que provoca un miedo irracional a salir de casa sin éste ya se diagnostica como trastorno, Nomofobia, y las redes sociales tienen un papel muy importante dentro de este trastorno ya que crean una gran adicción por las siguientes razones, entre otras:

–          Proyectan lo positivo, como si la vida fuera idílica, no plasman la realidad tal cual es ya que las personas filtran la información que publican para transmitir la imagen que les interesa

–          Recibes feedback inmediato lo cual te produce gratificación al momento y reconocimiento personal que todo ser humano quiere (efecto placebo de autoestima)

–          Los dispositivos te obecen (el móvil, ordenador, etc.). (Efecto placebo de control)

–          Te hacen sentirte activo, te hace sentir vivo

Estudios realizados por el CEETA (Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad)  revelan que casi el 53% de los usuarios de teléfonos móviles tienden a sentir ansiedad cuando “pierden su teléfono móvil, se les agota la batería, el saldo, o no tienen cobertura en la red”. Salir a la calle sin móvil puede crear inestabilidad, agresividad y dificultades de concentración (síntomas típicos de los trastornos de ansiedad). Suele estar acompañada de síntomas tales como malestar general, hipervigilancia, inquietud, temor a estar desconectado o aislado. Sentir que el teléfono o las conversaciones mantenidas generan tranquilidad, comprobación constante de la recepción de mensajes, mails y visitas a las aplicaciones de redes sociales, consulta permanente de noticias, preocupación desmedida por lo que pudiera suceder si la persona no está conectada, crisis de pánico, agorafobia… son algunas de las conductas y emociones que provoca la adicción a internet.

 coca redes infeliz

En los centros de desintoxicación, además de estar ingresadas personas adictas a diferentes sustancias (cocaína, heroína, etc.), hace un tiempo que también empiezan a ingresar personas adictas a la tecnología, a internet, a las redes sociales, etc.

En este vídeo informan de algunas de las consecuencias que pueden generar la adicción a las redes sociales y proponen algunas soluciones:

Para finalizar os dejo el vídeo de Lizzie, una encantadora mujer que, a pesar de sufrir una enfermedad, no permite que ésta le defina sino que le definan los valores que ha  ha decido seguir y ser: superación, motivación, decisión, crecimiento, bondad, persistencia, trabajo, responsabilidad, capacidad de perdón, trabajo, etc.

http://www.upsocl.com/inspiracion/la-llamaron-la-mujer-mas-fea-del-mundo-su-reflexion-sobre-eso-es-asombrosa/

Como has visto, no sólo no debes dejar que las redes sociales te definan sino que si además sufres una enfermedad (física o psicológica) o tienes unas circunstancias determinadas que puedan parecer insuperables ten claro que… ¡sólo tú decides qué te define, quién eres y qué quieres hacer con tu vida!

¡Yo quiero que me definan mis valores!

¿Y a ti? ¿Qué te define?

Adicionalmente, aquí os facilito el link del artículo en el que se ejemplifica la “adicción emocional”:

¿Quieres ser feliz? Si quieres… ¡puedes!

María Gilabert Hernando

¡De moda lo que te acomoda!

La moda es divertida, son tendencias, colores, formas, estilos, es elección, diversión, belleza, diversidad, entretenimiento, provoca emociones  y muchas cosas más… ¡pero no es enfermedad! En muchas ocasiones la enfermedad la tenemos nosotros, las personas, no la moda. Nuestros cerebros y sus múltiples interpretaciones. Puede que la delgadez (por suerte cada vez menos) esté de moda pero la moda no es delgadez. La moda no es mala en sí misma, todo es relativo y depende del orden de valores y de la importancia y significado que le otorgues a cada cosa.  Es cierto que la delgadez de las modelos hace daño a muchas chicas. No obstante, hay chicas delgadas que están muy sanas. Por ejemplo, si eres de constitución delgada y así estás sana, no hay problema en que seas modelo. Si tu tendencia no es estar dentro de los “cánones” que la sociedad considera aptos actualmente para desfilar en una pasarela o posar para que te fotografíen (delgadez), no busques ser modelo, hay muchas otras opciones para estar en la moda y que te harán mucho más feliz… ¡descúbrelas! Lo primero es que estés sana y entonces disfrutarás de la moda y de muchísimas otras cosas más que te ofrezca la vida. Sin embargo, si intentas entrar en esos cánones sin hacer ni caso a tu cuerpo y a tu salud, no disfrutarás ni de la moda ni de la mayoría de cosas que vivas ya que estarás cegada en un punto erróneo, dedicarás tu energía y tu vida en vano a algo que no te va a hacer feliz ¡cambiemos el foco de atención y ordenemos nuestros cerebros!

moda

La moda es un mecanismo regulador de elecciones, realizadas en función de criterios subjetivos asociados al gusto colectivo. ¡Pongamos de moda estar sano y feliz en vez de delgado! ¡Pongamos de moda cuidarnos en vez de machacarnos! ¡Empecemos a tener claras las prioridades y los valores en vez de dejarnos llevar y parecer zombies que seguimos sin saber por qué a no se sabe quién mientras no se sabe quién sigue al mundo sabiendo por qué! (explico esta última frase a pie de página)

¿Cómo? Siendo conscientes y actuando.

Primero, entendiendo las conclusiones erróneas de los silogismos que hace muchas veces nuestra mente en relación a este tema. Nuestro pensamiento realiza conexiones erróneas lo cual hace que interpretemos mal sucesos de la realidad y concedamos un significado a algunas cosas que en muchas ocasiones está distorsionado, equivocado e incluso puede llegar a ser patológico. Partimos de conceptos reales, cogemos trocitos de realidad que adaptamos y distorsionamos a nuestra conveniencia para ajustarlos a la defensa de nuestra identidad y muchas veces ni nos damos cuenta de ello. Creemos defender nuestra identidad porque hemos asociado nuestra identidad a ese trocito de realidad (“eso” con lo que nos identificamos en muchas ocasiones es la delgadez en vez de la moda dada la conclusión errónea del silogismo).

Silogismo con conclusión errónea que realiza nuestro cerebro:

Si A está en B y A está en C… ¿B está en C? ¡NO! Nuestra mente muchas veces cree que sí, pero en este caso es FALSO!

Si A está en B: Si sigo la moda (A) tendré “x” estilo, personalidad… (B) (inconscientemente lo asociamos con nuestra identidad)

 y A está en C: La moda (A) tiene como referentes a chicas delgadas (C)

B está en C: Para identificarme con un estilo y sentir una personalidad (B) tengo que ser delgada (C)

Esta conclusión errónea es a la que llega nuestra mente de forma automática e inconsciente de manera que lo interpretamos y aceptamos como verdad pero la realidad no es así, puedes seguir la moda sin estar delgada, sólo una pequeña parte de las personas que mueven la industria de la moda están delgadas (la parte que vemos en el escaparate). La moda no es la delgadez.

Si te gusta la moda sigue un estilo, una o varias marcas,  o crea tu propio estilo e incluso crea tu propia marca pero siendo siempre tú, enterita, con tu cuerpo, tu salud y tu vitalidad. Adorna tu cuerpo como quieras, pero no te lo cargues, ten cuidado con lo que te identificas.

Aquí tenéis un ejemplo gráfico de un silogismo:

Silogismo

Segundo: como es difícil que todos entiendan esto empecemos a actuar, a cambiar los cánones de belleza. ¡Cambiemos delgadez por salud! Quizá lo que explico en este artículo tú lo has entendido pero hay cientos y miles de niñas y niños que no lo entenderán durante años y lo único que verán será esa modelo que les mostremos y su cabeza automáticamente e inconscientemente hará el silogismo comentado llegando a la conclusión errónea, lo cuál puede hacerles caer en una enfermad e incluso acabar con sus vidas.

El principal objetivo de una marca es la venta y, seamos realistas, esto no lo vamos a cambiar. Si el mercado pide chicas delgadas, las modelos serán chicas delgadas. Si contratan una chica delgada sana no hay problema para la chica ni para la empresa, el problema es para quién asocia a la delgadez con la marca y su identidad con ésta (el silogismo con conclusión errónea explicado anteriormente). En ese caso han puesto su atención en un objetivo equivocado. Como esto es común y es difícil hacerle detectar al cerebro algo así lo ideal y que sí podemos empezar a hacer es… ¡empezar a cambiar la moda!

¡chica guapa! = ¡chica sana y feliz! Chica fuerte, que puede hacer deporte, trabajar, disfrutar, reír, bailar, cantar, moverse, energía… ¡vivir!

¡Se acabó que chica guapa sea chica delgada! Un % pequeño de personas serán delgadas por constitución pero un % muy alto serán delgadas a coste de su salud, estarán débiles, con falta de nutrientes, no podrán hacer apenas deporte ni disfrutar de muchas situaciones, disminuirán su rendimiento en el trabajo y en toda actividad que realicen, por no entrar en las enfermedades psicológicas secundarias que suele provocar un TCA como: depresión, ansiedad, etc.

Actualmente nos ha dado por “ahí”, por la delgadez y la piel morena, pero hace muchos años para ser bonita los cánones de belleza marcaban que debías ser de tez blanca y entrada en carnes, por lo tanto la moda cambia, se puede cambiar. Si quieres seguir la moda, sigue el estilo o la marca que tú quieres o marca tu propio estilo pero siempre… ¡en tu cuerpo sano y cuidado! ¡Pongamos de moda la salud! ¡Esto sí que podemos cambiarlo!

¿Me ayudas? No esperes a que la moda cambie, a que otros cambien… ¡Cambia tú, cambia hoy, cambia ahora! Porque uno a uno… ¡somos todos!

¡Juega con la moda pero no  juegues contigo!

Aquí tenéis una foto donde podéis ver cómo las barbies por fin van cambiando… ¿cuánto quieres esperar a que cambie todo si tú te das cuenta ya? Ayuda a esos niños y niñas que quizá no pueden darse cuenta todavía siendo tú hoy el ejemplo de que lo has entendido, siéndolo ahora. Recuerda que uno a uno… somos todos!

 barbie

Os dejo un blog donde buscan el entretenimiento a través  de la moda una forma cercana, práctica y accesible, recuerda… ENTRETENIMIENTO. http://www.balamoda.net/

Recomiendo la lectura del último artículo escrito en Psicología Feliz: IDENTIDADES QUE MATAN… http://felizpsicologia.com/?p=576#sthash.6kUAnySQ.dpbs

Explicación de la frase que menciono:

“dejarnos llevar y parecer zombies (cuando todavía no somos conscientes) que seguimos sin saber por qué (las asociaciones que realiza nuestro cerebro al identificarnos con las empresas actúan a nivel inconsciente) a no se sabe quién (empresas) mientras no se sabe quién (empresas) sigue al mundo sabiendo por qué (éxito y dinero)”

 

 

 

María Gilabert Hernando

¡Siempre han sido parte de ti!

Gracias a todos esos abuelos, que fueron padres de nuestros padres, que cuidaron y educaron a nuestros educadores, que nos protegieron y cuidaron siempre que pudieron, que nos amaron y nos aman sin condiciones, aunque pensemos y actuemos fuera de sus esquemas, aunque a veces no entiendan nada de lo que hacemos… ellos siempre están allí, son experiencia, son amor, son vida.

Más elegantes, más tradicionales, más espontáneos, más contenidos, sean como sean siempre son y serán nuestras raíces. ¡Me encanta descubrirles, investigar y hablar con ellos, saber cómo vivían, cómo interpretaban, cómo sentían y cómo lo hacen hoy en día!

De todos mis abuelos y los abuelos de mi pareja, os presento a continuación a las 3 que nos quedan vivas. Tened en cuenta que no tienen este carácter que describo “de repente”, son así desde hace muchos años por lo que empieza YA a ser quién quieres ser porque lo que tú eres lo llevarás contigo SIEMPRE. “Siembra un pensamiento y cosecharas un acto, siembra un acto y cosecharas un hábito, siembra un hábito y cosecharás un carácter, siembra un carácter y cosecharás un destino”.

“La Abuelita”, Pilar, 84 años (madre de mi padre)

Culta y sabia, de una educación y elegancia suprema. Estable, segura, prudente, coherente y fuerte como un roble, sensata y jefa. Auque nuestro abuelo (“el Avi”) fue quien creó grandes negocios y recorrió el mundo todos sabemos que ella siempre estuvo a su lado y siempre ha sido y sigue siendo “LA JEFA”. Ha tenido 11 hijos (3 ya en el cielo), ha cuidado siempre que ha podido de sus 22 nietos (1 ya en el cielo), ha publicado 3 libros de cocina y a pesar de haberse quedado viuda hace tan solo 2 años, ahora ha creado “el club de la lectura” con amigas suyas. Pase lo que pase no pierde la ilusión y las ganas de vivir. Ella confirma la frase de… “detrás de un gran hombre hay una gran mujer”.  A sus 85 años está conectada con su gran familia (estamos en diferentes países y vamos viajando) por Facebook, whatsapp  e incluso tiene un blog. ¡No conozco persona que se adapte más a las tecnologías! Como dice ella, es una mujer de 30 años metida en un cuerpo de 80. Si le escribo un whatsapp diciéndole cómo está y que tenga un día fantástico, me contesta “no dejaré que los dolores que tengo en este cuerpo sean los protagonistas del día, ¡yo haré que este día sea fantástico!”

¡No dejes que tus problemas sean tu protagonista del día, crea, disfruta, ama y aprovecha tu día de vida!

En este post menciono cómo vivía ella la guerra cuando era pequeña. “Gana tu partida, gana tu vida” http://felizpsicologia.com/?p=87

 abuelita feliz

“La abuelita” Pilar, 84 años, (madre de mi madre)

Alegre,  “campechana”, cariñosa, espontánea, humilde, simpática, divertida y generosa. Se quedó viuda con 55 años y siempre ha estado “al pié del cañón” siendo una gran madre y una gran abuela. Cocinaba, cantaba, nos cuidaba y nos educaba en muchas ocasiones. Ella es todo un ejemplo a seguir, ahora tiene Alzheimer hace 10 años y sigue feliz. ¡Sonríe, canta y, hasta hace poco, también bailaba!  Ama a la persona que tiene al lado en cada momento. No sabe quién soy pero sólo estando cerca de ella siento que me quiere porque ella es amor.

¡Aún cuando no podemos decidir qué situaciones vivir, todavía podemos elegir cómo vivirlas!

Os dejo el post en el que os presenté a mi abuelita “¡Desear lo que debes hacer y disfrutarlo!” http://felizpsicologia.com/?p=80#sthash.6m4VDXzS.dpbs

 feliz abuelita mamá

La “Iaia”, Mercè, 78 años (abuela materna de mi pareja) 

Entrañable, amigable, expresiva, espontánea, inquieta, trabajadora, dulce, buena y llena de amor y vida.

Hace apenas 1 mes, tras una peligrosa operación de riesgo, sufrió una enfermedad desconocida con fiebres muy altas la cual le debilitó mucho y por la que tuvo que estar 1 mes ingresada en el hospital realizándose diferentes pruebas médicas realmente muy duras, finalmente no encontraron qué enfermedad era. El hecho es que en este proceso, agotada física y psicológicamente de tanto sufrimiento, me llamó y entre sollozos me dijo: “María, aprovechad la vida vosotros porque yo ya me muero”. Sus palabras me tocaron el corazón así que retrasé todos mis planes ya que la misión más importante para mí ese día se convirtió en ir a comprar una libreta e ir a visitarla para explicarle los “deberes” que le ponía desde ese mismo instante. Sus deberes consisten en que me escriba los 3 objetivos que tiene y las 3 mejores cosas que le suceden cada día en la libreta que le regalé, me comprometí a que cada vez que la veo leemos sus “deberes” juntas ¡Es increíble la de cosas y de vida que tiene, a sus 78 años está más viva que yo a mis 27! Cocina cada día para toda la familia, cose ganchillo, bolillos, frivolité, hace auténticas maravillas manuales (bolsos, imperdibles, pendientes…), cuadros de flores secas, pasea, planta y cuida un huerto en su casa, baila y tiene infinidad de amigos que constantemente le llaman y la visitan, está rodeada de amor y vida. ¡Alucinante!

feliz iaia

TODOS tenemos “talón de Aquiles”, todos tenemos defectos y momentos de debilidad, a diario caemos, lo que importa no son esas debilidades o esas caídas, si no lo que haces con ellas y cómo te levantas, cómo te sobrepones y lo que acabas consiguiendo hacer con tu vida. Mira a Mercè, aunque a veces se llegara a sentir más muerta que viva, ¡resulta estar más viva que muchos que dicen estar vivos!

¿Y tú qué estás haciendo con tu vida? Lo que trabajes en ser hoy (aunque te cueste años conseguirlo) marcará tu mañana y jamás olvides que quién siempre te acompañará el resto de tu vida, eres tú, tu mejor inversión.

“El Avi” (Luis, falleció hace 2 años, a los 84 años de edad)

Os dejo la despedida que le escribí a mi abuelo para que recordéis a todos esos abuelos que ya no están con nosotros físicamente pero que sí estuvieron y siguen estando en nosotros, siempre serán nuestras raíces:

“Nos vemos en el cielo

…generosidad, humildad, bondad, amor, familia, unidad, voluntad, paciencia, sencillez, optimismo, lucha, crecimiento, prudencia, comprensión, saber estar, lealtad, perdón, trabajo, responsabilidad, ambición, superación, entrega, honestidad, inteligencia, alegría, felicidad…

Es sólo un parte de lo que espero haber aprendido de ti.

Gracias por todos estos años, gracias por esa mirada y por esa sonrisa en los que siempre he visto reflejados todos estos valores.

Siempre estaré contigo porque siempre has sido parte de mí.

Nos vemos en el cielo.

Te quiere,

María”

feliz avi y yo

¡Cuida, aprende y disfruta de tus abuelos! ¡Siempre estarán contigo porque siempre han sido parte de ti!

Os dejo esta canción infantil que refleja muy bien la sabiduría que buscamos en nuestros abuelos. Heidi, “abuelito dime tú” http://www.youtube.com/watch?v=ViiM3C6l0jY

María Gilabert Hernando

Descubriendo a María Gilabert Hernando

Soy de Barcelona y nací en el 1985.

No me voy a describir ya que me gustaría que me fuerais conociendo vosotros mismos poco a poco, a la vez que yo misma sigo creciendo, disfrutando y descubriéndome, cada día un poquito más, junto a ti y junto a mí, en este universo en el que estamos.

Y sí, confieso que aún descubriendo mi identidad no todo acaba aquí, a veces sigo cayéndome y levantándome, sigo decidiendo y sigo equivocándome, sigo aprendiendo y sigo rectificando y os animo a hacer lo mismo, a ir descubriendo vuestra identidad y a seguir caminando mientras disfrutáis, decidís, aprendéis y crecéis… ¡pues la felicidad es el camino!

Os dejo una canción y os explico el significado que tiene para mí:

Cuando escucho la canción me la imagino sin que haya dos personas, sólo estoy yo y me hablo a mí misma, soy yo antes y yo ahora. Yo en el pasado, conociéndome menos, y yo ahora conociéndome más y construyendo mi identidad. El pasado y el presente, un antes y un después. Antes perdida, sintiendo un profundo vacío, una gran tristeza, desilusión, rabia, dolor, apatía, el corazón desgarrado, buscando esa mano a la que agarrarme, sintiendo una inmensa soledad… No importa mi pasado, no voy a explicarlo, cada uno tiene el suyo, no importa cómo de grave fue, cuándo, si lo peor de mi vida fue mi infancia o mi adolescencia, cuánto duraron mis “desgracias”, si fueron traumáticas o no, no importa si empecé a construir mi identidad con 3 años, con 13 o con 23… El objetivo de Psicología Feliz no es hablar ni de mi pasado ni del de nadie, sino mostrar que sea cuál sea vuestro pasado o vuestra situación actual, se puede superar, que todos tenéis una nueva oportunidad y la responsabilidad de crear vuestras propias vidas, desde hoy, desde ahora.

“Apareces tú y me das la mano
y sin mirarme te acercas a mi lado
y despacito me dices susurrando que escuche tu voz”

Ese “tú” que aparece y me da la mano yo lo interpreto como el presente, soy yo misma, es mi identidad, es mi ahora, es la oportunidad de seguir descubriéndome y de vivir cada día, en vez de sobrevivir. Por fin aparezco yo sin la necesidad de la aprobación de nadie, empiezo a sentir mi propia presencia, ya no siento ese intenso vacío, no hay prisas, no tengo que llegar a ninguna parte, porque por fin me he dado cuenta de que el único lugar al que tenía que llegar tan apresuradamente era a mí misma y ya siento que estoy aquí, que estoy conmigo… y aquí sigo, junto a mí, creciendo cada día.

Antes podía creer que quería ayudar a la gente, pero si yo no estaba conmigo, poco podía hacer por nadie. Además, podía tener mil manos cerca que me quisieran ayudar y ninguna servirme ya que era yo misma la primera que debía sacar la mano para agarrar alguna y salir adelante. Si no tenía mi propia mano no podía apreciar ni coger la de nadie ni entregar la mía, ahora que la tengo… ¡es increíble la de manos que veo que he tenido siempre alrededor y es alucinante como cada vez aparecen más y más a las que puedo ayudar y de las que puedo  aprender! ¡Esa mano, esa identidad y esa tranquilidad, te ayudará a mirar allá donde ya miraste y ver aquello que no viste!  Y que tu prioridad sea estar bien  contigo mismo no es egoísmo si no que es inteligencia, es estrategia y es inversión, pues una vez estés bien contigo, lo que podrás ayudar a los demás se irá multiplicando exponencialmente.

En este nuevo apartado para el que voy a crear la categoría de DESCUBRIENDO A MARÍA…os quiero mostrar mi vida actual, la “mano” que apareció y me “cogió” (esa mano a la que me refiero es esa identidad que he ido y sigo construyendo día a día), mi presente feliz, toda la gente que me rodea, y toda la felicidad que tengo tantísimas ganas de compartir.

Y en la categoría que llamaré CRECIENDO es donde quiero seguir compartiendo todo lo que me ha ayudado y me sigue ayudando a llegar a tener la vida que actualmente tengo para que cada uno coja lo que le vaya a servir a sí mismo para crecer, mejorar y ser felices. Como ya os he dicho anteriormente, no sigo ninguna corriente psicológica concreta, sino que me alimento un poco de todas, además de coaching y otros conocimientos así como experiencias propias y ajenas (de diferentes entornos y países, de personas conocidas y anónimas) por lo que os pediría que rompierais esquemas, eliminarais prejuicios y aprovecharais todo lo que os sirviera a vosotros mismos.

A lo largo de vuestra vida habréis escuchado y leído, y seguiréis haciéndolo, varios métodos y formas para ser felices… hay muchas maneras que nos habrán servido a muchas personas y queremos compartir con todos. Muchos psicólogos, coaches y muchas otras personas podremos intentar facilitar la vida a los demás, podemos facilitar los cambios con varios métodos y herramientas, pero vas a ser TU el responsable de TU VIDA y de TUS CAMBIOS, no lo olvides. Y lo que a unos les sirve a otros no y viceversa, pero si a ti no te sirve algo en concreto, no desesperes y sigue buscándote, pues acabarás encontrándote y crecerás ¡en algún lugar está tu manera!

¡Nadie morirá por ti y nadie vivirá por ti así que coge ya mismo las riendas de tu vida! ¡Os animo a todos a que os cojáis la mano (vuestra identidad) y a que sigáis soñando y creciendo, cada día, cada momento!

¡Un saludo y muchas gracias a todos por vuestro apoyo!

P.D. No quiero alargarme más, pero para los psicólogos o personas con conocimientos más avanzados o interés en el área, al referirme pasado/ presente en la canción, utilizando términos técnicos podría ser también inconsciente/ consciente, por eso van juntas de la mano… porque en la vida, si conocemos nuestra mente, nos resultaría de gran ayuda aprender a convivir con ambos  ya que no podemos “eliminar” nuestro pasado pero sí podemos aprender a gestionarlo, a hacer consciente nuestro inconsciente, viviendo en el presente, hacia delante, avanzando y tomando decisiones.

María Gilabert Hernando

¡Bienvenido a Psicología Feliz!

PODCAST BIENVENIDO A PSICOLOGIA FELIZ:

¡Descúbrete! ¡Construye tu identidad! ¡Crece, mejora y disfruta cada día!

 

Aunque a veces tengas la sensación de que todo es cíclico, de que todo es igual, o la sensación de que a la que avanzas, retrocedes… ten claro que hoy es un día nuevo, hoy tienes una oportunidad para vivir como quieras, hoy no es ayer ni es mañana. Hoy es AHORA.

Se acabó el llenar el vacío con obsesiones, con ruido, con gente, con mil estímulos diferentes… Se acabó el sentir la necesidad constante de aprobación, la necesidad constante de sentirte querido/a, de sentir que siempre hay alguien a tu alrededor, de comprobar constantemente que no te van a abandonar, de sentir que existes… Se acabó seguir los patrones calcados que te han enseñado, se acabó imitar los hábitos que has adquirido desde niño/a, el repetir inconscientemente lo que siempre has vivido y sentido, se acabó el imitar lo que hacía papá, lo que hacía mamá o lo que hacía “el vecino”… tú no eres ellos, eres TU. No eres copia de nadie y es lo que quiero ayudarte a descubrir, poco a poco, A TI.

No hay culpables, no importa si te rodeas de ese “ruido” porque tus padres eran muy estrictos, porque te sobreprotegían, porque sufriste abusos de pequeño/a, porque no te pusieron límites, porque creciste sin padre o madre, porque tus profesores no te comprendían, porque tus compañeros del colegio se burlaban de ti, porque no tenías dinero… ¡No importa! Ahora ya no eres ese niño/a, ahora eres adulto y eres TÚ quien decide. Tú tienes las riendas de tu vida y puedes decidir hacia dónde dirigirla, tienes el timón de tu barco y puedes liderarlo, tienes ELECCIÓN. Di adiós a la culpa y da la bienvenida a la RESPONSABILIDAD. ¡No te preocupes, OCUPATE! ¡No importa tu pasado, ahora tienes la responsabilidad de crear tu presente, aprovecha esta oportunidad! Toma tus elecciones, decide qué quieres hacer con tu vida, hacia dónde quieres ir, cómo quieres actuar… decide qué aprendizajes te quedas y cuáles quieres desaprender de todo lo vivido y de todo lo que te ha aportado y te sigue aportando la vida. Descubre quién eres y, después, descubre quién quieres ser para poder caminar en la dirección elegida. Y debes saber que, elijas lo que elijas, siempre habrá gente a la que le encantará tu elección y gente que no te apoye o que te critique, pero elijas lo que elijas… camina en esa dirección, en la de TU elección, y si ves que te equivocas, perdónate, eres humano, aprende, rectifica y vuelve a elegir lo que consideres mejor.

Poco a poco, a medida que vayas descubriéndote, irás tenido la posibilidad de vivir momentos de “estar” y de no necesitar ansiosamente que nadie te quiera ni te apruebe, sólo SER, ESTAR y DISFRUTAR de lo que tengas en frente, sin analizar, sin juzgar, sólo amando a quién tengas delante y apreciando todo lo que tengas oportunidad de vivir en cada momento, en cada instante, sea cual sea la situación.

¡El universo quiere hacerte feliz, nadie tiene la culpa si ahora no eres feliz… sólo tú tienes la responsabilidad, no te autodestruyas…!

Cuando el miedo se apodere de ti, supéralo, ¡supérate! No importa si antes no lo has conseguido, cada día tu única misión es… ¡ser la mejor versión de ti mismo! No lo dudes, lánzate, hoy y ahora es tu momento. Deja el pasado atrás y permite al futuro que llegue por sí sólo, no lo anticipes ¡vive HOY, vive AHORA!

¡Existe una vida mejor y… tú también puedes tenerla!

¡Encuéntrate! 🙂

María Gilabert Hernando

Facebook