Empleados felices, mejores resultados

empleados felices resultados

Solemos asociar la productividad de las personas a su capacidad, su experiencia y sus horas dedicadas. Además, en lo que se refiere a las organizaciones, nos centramos a menudo en la eficiencia de los procesos, descuidando otros aspectos. Cada vez más estudios y empresas en su día a día comprueban que hay otros factores clave. La actitud positiva, el clima laboral, el trabajo en equipo… la felicidad en sentido amplio puede ser determinante para el éxito de un equipo y de una compañía. Descubre por qué los empleados felices hacen que las empresas sean más productivas, según diversos estudios probados en distintos entornos y contextos.

Los trabajadores felices obtienen un mejor desempeño

Según un Informe Global de tendencias de capital humano, realizado por Deloitte, solo el 23% de las empresas cree que sus empleados están alineados con sus objetivos. Esto significa que una gran parte de la población simplemente no está contenta con su trabajo y no está siendo productiva en el trabajo. Esta falta de compromiso en el trabajo tiene un impacto en la felicidad que a su vez reduce la productividad.

El algoritmo de Google para la felicidad en la empresa es un ejemplo a seguir que cada vez más empresas secundan. Espacios abiertos, plantas, bebidas gratis y por supuesto que no falten las actividades para promover el mindfulness, el trabajo en equipo, las habilidades de comunicación y el bienestar en general.

En diversos estudios se ha probado la vinculación entre el rendimiento y la felicidad. En un estudio se ofrecieron vídeos divertidos, bebidas y bocadillos a una serie de personas, y al grupo de control nada. La diferencia entre el primer y el segundo grupo es que el que había tenido incentivos positivos obtuvo un 12% más de productividad en una serie de ejercicios posteriores.

felicidad empresa

La felicidad impulsa la creatividad y promueve el éxito

Una persona feliz y satisfecha es más probable que pueda liberar su potencial al máximo. Cuando las personas están felices, el cerebro funciona mejor y se libera una gran creatividad que facilita la resolución de problemas complejos. Además, la felicidad es contagiosa. Esto significa que cuando un empleado está contento, los demás empleados que lo rodean es más probable que se sientan también felices.

Empleados felices, clientes satisfechos

No importa cuán excelente sea un producto, o cuán brillante sea una idea: si nadie lo compra, el negocio fracasará. Lo interesante es que de acuerdo con un estudio de una compañía farmacéutica, la lealtad de los clientes aumenta cuando los empleados están contentos y comprometidos. Por tanto, el primero que tiene que comprar el producto es el empleado, creer en la empresa y su aportación de valor.

Piensa en cómo te sientes cuando debes reunirse con una persona que no está contenta y que no le gusta su trabajo. Esta actitud hace que la reunión sea tediosa y desagradable. Si el vendedor o el gerente son realmente alegres y agradables, es posible que te motive la reunión. Cuando un cliente desea trabajar con tu empresa, encontrarás que es más probable que compre tus productos o solicite tus servicios.

En conclusión, más felicidad:

  • Disminuye el absentismo laboral
  • Aumenta el rendimiento
  • Reduce la rotación de personal

En consecuencia, reduce costes y aumenta los beneficios.

Este mes lo tenemos lleno de cursos de cursos de gestión emocional, comunicación, mindfulness y hábitos saludables para las empresas. Si quieres más información, puedes enviarnos tus dudas a continuación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *