Motivación en 10 pasos

Motivación en 10 pasos
16 julio, 2015 Maria Gilabert Hernando
Motivación

¿Sigues esperando que la motivación llegue a tu vida para apuntarte al gimnasio, hacer esa carrera, empezar ese proyecto que siempre quisiste hacer o para hacer lo que quiera que sea?

¿Cuántas cosas dejaste de hacer en tu vida porque no estabas suficientemente motivado en ese momento?

En este artículo quiero hablar de motivación, del concepto que popularmente se tiene de ella y de qué es en realidad, con el fin de que se convierta en una herramienta que podemos utilizar y no en algo que nos impide avanzar.

Popularmente la motivación se conoce como esa misteriosa fuerza interna que nos dirige y nos mantiene encaminados hacia un determinado objetivo. Sin embargo el concepto fuerza interna no ayuda mucho a saber exactamente qué factores la componen y qué podemos hacer para trabajarla.

Así que lo primero que debemos hacer definirla en términos algo más concretos.

¿Qué es la motivación?


“La motivación es la capacidad es la capacidad de organizarse en dirección a un objetivo final y anticipar las consecuencias positivas de lograrlo.”

Estar motivado no es algo fácil, sino que por el contrario requiere un esfuerzo y un aprendizaje en el que la persona cumple un papel activo.

Siento decirte que si esperas a que la motivación llegue a ti por inspiración divina para ponerte a hacer determinadas cosas, lo más probable es que no llegue nunca.

Al contrario de lo que muchas veces pensamos la motivación no precede a la acción si no que es posterior a ella.
La motivación no nace. Se hace. 
¿Qué quiero decir con esto? Me refiero a que no tenemos que esperar a estar motivados para hacer cosas sino que por el contrario tenemos que vencer la pereza y hacer cosas aunque no nos apetezca lo más mínimo para posteriormente lograr estar motivados.

Refuerzo inmediato vs Refuerzo a largo plazo

Los refuerzos inmediatos pesan mucho más sobre nuestra conducta que los refuerzos diferidos en el tiempo. Por eso no es difícil perder la motivación a mitad de camino cuando nuestro objetivo no va a tener una recompensa inmediata.

Pongamos el ejemplo de hacer una dieta o dejar de fumar. El refuerzo de estar más delgados y más saludables es un refuerzo diferido que compite con la gratificación inmediata de comer algo rico o fumarse un cigarrillo. Además comerse un bollo o fumarse un cigarro tampoco tienen consecuencias negativas inmediatas. Si cada vez que alguien comiera algo que no debe engordara visiblemente unos gramos nadie comería dulces, o si cada vez que alguien fumara un cigarro viera sus pulmones ennegrecer nadie fumaría.

Debido a esto, una parte principal de la motivación se basa en tener un buen autocontrol. Cuando habló de auto control me refiero a la capacidad de demorar recompensas, si sabemos controlarnos y ser capaces de elegir un refuerzo diferido frente a uno inmediato tenemos ya mucho ganado

Tal y como he dicho anteriormente la motivación no nace se hace. No nacemos motivados ni desmotivados, aprendemos a estarlo.

¿Cómo aprender a estar motivado?

  1. El primer paso para estar motivado es tener claro que quieres y por qué lo quieres. Si te convencen tus propias razones tendrás una disposición más positiva para pasar a la acción.

Si no te convencen tus propias razones, siempre puedes buscar razones que te convenzan. (Por ejemplo: puede que no te convenza estudiar un temario de matemáticas que no te interesa lo más mínimo solo porque a tu profesor le apetezca ponerte un examen, pero seguramente si te convenza estudiar ese examen para aprobar la carrera y poder trabajar de lo que te gusta. Ese examen ha pasado de ser un fin en sí mismo a convertirse en un medio para un fin).

  1. Divide tu objetivo final en pequeños objetivos, concreta los pasos que tienes que dar para lograr cada uno de estos sub-objetivos y concreta cuando y como los vas dar.
    queijo
    De esta manera aunque encuentres problemas en el camino tendrás un mapa definido que te va servir de guía para que no te pierdas. Si tu objetivo es montar una empresa primero tienes que tener un plan de empresa que te indique los pasos a seguir ¿no? Pues por decirlo de alguna manera cualquiera que sea tu objetivo también necesita su propio “plan de empresa”
  2. Prémiate por cada sub-objetivo que logres.No hace falta que te des un premio grande y caro, pero si un pequeño homenaje. Has logrado un su objetivo, estás en el camino correcto para lograr aquello que querías y esto merece ser premiado. Puedes darte un masaje, ir a la peluquería, permitirte un pedazo de tarta de chocolate, comprarte ese juego que tanto te gusta, hacer una escapada, en definitiva cualquier cosa que te apetezca.Te puede parecer una tontería pero premiar los pequeños logros es una de las mejores estrategias para aumentar la motivación y para hacer más probable que esos sub-objetivos se sigan cumpliendo.
  3. Anticipa las consecuencias positivas de lograr tu objetivo final.
    Cierra los ojos e imagínate como te sentirás cuando hayas logrado tu objetivo. Imagina qué ya lo has conseguido, qué has tenido éxito y disfruta de las sensaciones y emociones positivas que te aporta. Hacer esto una o dos veces al día tan solo te robará unos 5 minutos de tu tiempo y te ayudara bastante a que no se esfume tu motivación a mitad de camino.
  4. Se mas fuerte que tu pereza. gatinho preguicosinho

La pereza es el principal enemigo de la motivación, si nos dejamos llevar por ella estamos perdidos. Lograr objetivos cuesta trabajo, y para qué negarlo, trabajar de pereza. Así que cuando detectes el monstruo de la pereza intentando boicotear tus objetivos declarante más fuerte que él y ponte manos a la obra.

  1. Convierte la consecución de tus objetivos en hábitos diarios.Si quieres adelgazar no se trata de que te pegues una paliza de 2 horas diarias en el gimnasio y a la semana acabes harto y no vuelvas más sino que incorpores progresivamente una rutina de ejercicio diario. Puedes empezar con 10 minutos al día (si no has hecho ejercicio en tu vida) e ir aumentándolo progresivamente.Si quieres aprobar una oposición tampoco te recomiendo estudiar 12 horas al día durante el último mes, si no establecer un hábito de estudio de 4 horas diarias durante tres meses (o los que sean necesarios).
  2. No te marques demasiados objetivos a la vez.Es complicado que dejes de fumar, pierdas peso, te prepares una maratón y trabajes en tu proyecto de empresa a la vez. Si lo logras pasarías a la categoría de súper héroe, pero lo más probable es que si intentas hacer esto a los dos días te colapses y abandones todos los objetivos. Así que es mejor marcarse objetivos es de uno en uno, y a medida que los vayas logrando o vayas automatizando hábitos encaminados a lograrlos, vayas estableciendo más objetivos.
  3. Márcate objetivos realistas a la altura de tus posibilidades
    jhh

    Me refiero a que querer ser futbolista a los 35 o plantearse como objetivo ser la persona más rica del mundo es bastante complicado de lograr y seguramente tu motivación no dure mucho tiempo en pie.
  4. Entiende los problemas como parte del camino.Escribe una lista con todas las dificultades que creas que existe la posibilidad de que te encuentres y si aparecen salúdalas con un “ya te esperaba” y piensa una solución. Hay objetivos mucho más fáciles de lograr que otros, pero lo más común es que durante el camino siempre aparezca alguna dificultad.Las dificultades y los errores, después de la pereza, es el segundo enemigo más potente de la motivación, por lo qué es importante saber detectarlas y no dejar que ganen la batalla.
  5. Duerme bien y come de manera adecuada.

buda tranquilao

Es más fácil mantenernos motivados si nos encontramos bien físicamente. Por lo cual dormir entre 6 y 9 horas al día y una alimentación adecuada también son factores importantes.

Y por ultimo y lo más importante, ¡Aplica todas estas pautas! Deja de procrastinar y no dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Es posible aprender a estar motivado, pero si simplemente lees todas estas pautas y no las aplicas siento decirte que no va a cambiar nada.

El mejor momento para empezar a hacer aquello que realmente quieres es el momento presente así que. ¿A qué estas esperando?

Esperó que te haya gustado el artículo y que te ayude a aumentar tu motivación y a lograr tus objetivos. Te animo a visitar mi blog www.psicorumbo.com y a suscribirte desde este enlace www.psicorumbo.com/suscribete si quieres conseguir un audio de relajación guiada y el eBook “10 pequeñas pautas para generar un gran cambio en tu vida”.

 

 

María Gilabert Hernando

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas que las utilizemos. Más información aquí.