El día de mi muerte

El día de mi muerte
18 marzo, 2015 Maria Gilabert Hernando

Cuando yo no esté… ¡estaré!

Quiero que recordéis mi sonrisa, mi profunda mirada, mis carcajadas, el valor de mis abrazos, mis caricias, mi ilusión, mi motivación, superación, soporte, sensibilidad, compasión, comprensión, capacidad de creación… quiero que me recordéis a mí, el valor que fui en vida, esa vida que me regalaron sin pedirla y aprendí a agradecer cada día. Quiero que queden los proyectos que construyo día a día, que continúen, que sigan vivos cuando yo no esté. La energía no tiene inicio ni final, se transforma. Cuando yo no esté, seré esa energía transformada que brillará en mis proyectos, seré luz, seré brillo, seré la luz de tu camino. Cuando yo no esté… mirarás las estrellas y sabrás que estoy y que he estado siempre. Cuando yo no esté, sentirás que fui un instrumento del universo, una herramienta de él, simplemente me dejé llevar, me dejé guiar por él, fui energía que pasó en un momento de la historia y se transformó en otro tipo de energía, cada vez mejor, cada vez mayor. Pasa el tiempo para nosotros y el universo sigue ahí, con la energía sin crearse ni destruirse, simplemente, transformándose. Ella está, siempre.

Para que cuando yo no esté me recuerdes y sientas como quiero, tengo que vivir, pensar, sentir, decidir y actuar HOY. VIVIR hoy, ahora. Hoy estás vivo, si mañana no estoy… estaré en esa luz porque HOY me dejaré la piel para que esa energía construya un mañana sin mí.

¿por qué temer a la muerte si es parte natural de la existencia? ¡Acéptalo y aprovecha tu vida!

IMG_20130814_163352

María Gilabert Hernando

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Acepto

Esta web utiliza cookies para mejorar la experiencia de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas que las utilizemos. Más información aquí.